ACB Photo / M. Henríquez

El Herbalife Gran Canaria sigue sin levantar cabeza y este sábado cayó con claridad ante un Joventut de Badalona muy superior desde el salto inicial (68-79).

Los isleños sólo se mostraron superiores durante el segundo cuarto, pero eso únicamente le permitió igualar al descanso porque en el tramo inicial fue muy inferior.

En la segunda parte los visitantes controlaron el ritmo de juego y con una buena defensa acabaron por llevarse la victoria del Gran Canaria Arena para dejar a los locales con dos triunfos y cuatro derrotas tras seis jornadas y, lo más preocupante, con una imagen de equipo muy pobre.

El cuadro catalán salió al parquet del Gran Canaria Arena mucho más centrado que un conjunto local que apenas defendía y que veía como su rival se iba rápidamente en el marcador, 2-9. Apenas se habían jugado tres minutos y aunque Harper y Bourousis encadenaron cinco puntos consecutivos, Fotis Katsikaris tuvo que recurrir al tiempo muerto para parar la ofensiva visitante cuando la diferencia se situó en 7-12.

Pese a ello los verdinegros ampliaron su ventaja hasta los nueve, 7-16, y las mantuvieron -incluso llegaron a los 11 doblando el marcador, 11-22- aprovechando los reiterados errores, tanto en tiro como en pérdidas absurdas de los locales, cerrándose el primer cuarto con un contundente 14-24 para los visitantes.

ACB Photo / M. Henríquez

Con la mejor versión del año de Javi Beirán, el Herbalife empezó el segundo cuarto con un parcial 9-0 -con siete puntos del alero madrileño y dos de Costello- que llevaron a Carles Durán a pedir tiempo muerto cuando todavía no se habían cumplido dos minutos y medio del cuarto y el luminoso marcaba un ajustado 23-24.

Tras el parón, el Herbalife no lograba situarse por delante en el marcador. El choque entraba en una dinámica de intercambios de canastas que mantenían siempre al cuadro de Badalona por delante hasta que apareció en el último minuto la figura de Okoye que con dos triples consecutivos igualó el duelo a 38 para irse al descanso tras devolverle el parcial de 24-14 logrado por los catalanes en los primeros diez minutos.

ACB Photo / M. Henríquez

Nada más empezar el segundo periodo el escolta nigeriano puso por primera vez por delante a los grancanarios con un tiro libre, 39-38, aunque fue un espejismo porque el control del juego y del marcador seguía siendo visitante. Así, los de Durán volvían a ponerse seis arriba tras una canasta del examarillo Omic, 42-48.
Sin una buena dirección en ataque, con reiteradas pérdidas tontas, y con una defensa irregular el Herbalife seguía sufriendo y veía como la distancia seguía creciendo y llegaba otra vez hasta los ocho puntos, 48-56, aunque con un pequeño arreón final de los locales la diferencia se quedaba en cuatro para afrontar los últimos diez minutos, 54-58.

ACB Photo / M. Henríquez

Pero el parcial decisivo tampoco empezaba nada bien para los pupilos de Katsikaris. En ataque se reiteraban los errores absurdos, ya fuera en forma de pérdidas o de tiros cómodos que no entraban, y en defensa eran superados una y otra vez, en especial por un Dimitrijevic que con ocho puntos consecutivos disparaba a los suyos hasta los 11 puntos, 59-70, y obligaba al técnico griego a pedir un tiempo muerto para intentar la reacción de sus pupilos cuando ya se entraba en los últimos seis minutos de juego.

Sin embargo a los amarillos les costaba anotar y el partido se dirigía hacia un doloroso final porque la superioridad en el control de juego, la defensa y la anotación de los visitantes -hasta hoy con un único triunfo este año en Liga Endesa, en la última jornada y de dos en casa frente al Movistar Estudiantes- era absoluta, con ventajas que lograban mantener siempre en torno a los diez puntos.

Con nueve de ventaja, 66-75, y poco más de dos minutos por jugar Carles Durán pidió tiempo muerto para pedir aún más cabeza a los suyos, que cumplieron al máximo sus instrucciones para acabar de asaltar el Gran Canaria Arena con un triunfo holgado y más que justo, 68-79.

ENLACE A LAS ESTADÍSTICAS DEL PARTIDO

CRÓNICA VÍA PACO RUIZ (ACFI PRESS)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis − cuatro =