Hace tiempo que sabemos las fechas de cada uno de los Grandes Premios de la Fórmula 1 y esas fechas se ponen de acuerdo a una serie de estándares para evitar posibles cancelaciones excepcionales.

Este fin de semana tiene previsto la realización del Gran Premio de Japón en el mítico y maravilloso trazado de Suzuka. Sin embargo, la carrera podría suspenderse debido a una tormenta tropical que se acerca al archipiélago japones con muchísima fuerza.

El tifón con nombre Hagibis está clasificado con fuerza cinco, la máxima fuerza de la escala. Además, según el modelo meteorológico estudiado por Steffen Dietz, antiguo meteorólogo de la categoría reina de las cuatro ruedas, la tormenta tropical no perderá su fuerza como se tenía previsto, poniendo en grave peligro la disputa de todo el Gran Premio.

JAPAN METEOROLOGICAL AGENCY

La Agencia de Meteorología de Japón corrobora esos datos y habla de que Hagibis traerá vientos huracanados y lluvias torrenciales durante el sábado y el domingo, días claves para equipos y pilotos.

Todo esto esta siendo analizado por la FIA, monitorizando cada uno de los movimientos de la tormenta tropical para tomar las acciones oportunas por si es necesario cambiar el programa que se tiene previsto.

El impacto de la llegada de un tifón a Japón está trayendo de cabeza a todo el mundo. Se rumorea de que si no se puede hacer la clasificación el sábado se haga antes de la carrera el domingo, si el tiempo consigue no impedir la carrera el domingo.

Ahora bien, es época de tormentas tropicales durante estas fechas en las orillas del océano Pacifico y, recordando carreras atrás, ya hemos tenido carreras donde la lluvia y el viento han arruinado el trazado de Japón volviéndolo muy peligroso y arriesgando la vida de pilotos.

Dirección de Carrera y la FIA impide a los pilotos muchas veces que realicen salidas y carreras en mojado detrás del safety por seguridad después de la tragedia de Jules Bianchi, pero la FIA no parece estar muy preocupada en cambiar fechas para evitar situaciones climatológicas extremas que tienen un patón concreto en fechas concreta. Recordemos que un Gran Premio dura tres días, pero, ¿y si pasa un accidente el viernes? Nos olvidamos muchas veces que los pilotos se juegan la vida cada vez que salen a la pista, sea una carrera, la clasificación o un entrenamiento.

La FIA debería de tener en cuenta estos patrones climatológicos. A nadie se le ocurre correr en Spa en invierno, pues con Japón y los tifones debería de pasar lo mismo. No queremos que las medidas se tomen tarde y que por el simple hecho de hacer espectáculo pase algo de lo que nos arrepintamos.

A la publicación de la presente las estimaciones son de que lo peor de la tormenta podría ser el día sábado, así que no nos extrañe un cambio de la calificación al domingo, les estaremos informando en su oportunidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 + uno =