Badía en primer plano con Jorge Félix a su izquierda celebran el triunfo / Piotr Kucza - Newspix

Choque de rivalidad entre los dos equipos que se jugaron la Ekstraklasa de la temporada anterior. Saltaron chispas en aquella última jornada de la 2018/19 que trajo como resultado el primer título liguero en la historia del Piast Gliwice. Aún así, se le había atragantado en los últimos tiempos el cuadro varsoviano que le había ganado cinco de los seis últimos duelos, de hecho, el Legia fue el único equipo que ganó en Gliwice la pasada campaña. Sin embargo, el Piast comprobó que el Legia es un equipo debilitado, la marcha de Carlitos López se está notando y el Legia fue el 22º equipo que no ganó en las 23 últimas visitas que el Piast ha recibido en el Miejski.

Waldemar Fornalik, entrenador del Piast, optó por la titularidad de Gerard Badía que fue el capitán aportando su enorme experiencia e inteligencia dentro del terreno de juego algo clave ante colosos como el Legia. También Jorge Félix, el mejor de los de Gliwice, formó de inicio en la mediapunta y su aportación fue excelsa. Y eso que el Legia salió al choque dominador aunque no hubo muchas ocasiones en el primer tiempo, el lituano Novikovas fue peligroso por la banda derecha del ataque del Legia y fue el que más lo intentó para los suyos mientras que para el Piast la más clara la tuvo Milewski.

El Piast estuvo mejor en el segundo tiempo y la contribución de Badía y Jorge Félix arriba fue ‘in crescendo’. El catalán fue el que generó el gol en el 56′, se la dio al danés Kirkeskov éste combinó con Milewski que se abrió el camino entre la defensa del Legia y envió un balón al área desde la izquierda hasta Parzyszek que no se lo pensó, le pegó de primeras y la pelota cogió una velocidad endiablada que se colaba con potencia en la portería de Majecki.

Jorge Félix pugna un balón con Jędrzejczyk / Piast Gliwice Oficial

El Legia, un equipo grande pero muy endeble psicológicamente, se desmoronó y unos minutos después encajaba el segundo. En una contra, cabalgada de Jorge Félix que hizo un regate espectacular que dejó KO al capitán del Legia Jędrzejczyk, su posterior remate dentro del área pegaba en un defensa le llegó el rechace al madrileño que con una vaselina marca de la casa se la colaba a Majecki. Él se lo guisó y él se lo comió. Sexto gol en Liga y nueve si sumamos los de las competiciones europeas esta campaña para el ex de Atlético y Lleida entre otros demostrando que es el mejor jugador del actual campeón polaco.

Quedaban veinte minutos por jugar, y el serbio Vuković, un entrenador que no está sabiendo navegar una nave de tal importancia social, deportiva y económica como el Legia, iniciaba el carrusel de cambios, metiendo a tres jugadores ofensivos entre ellos a su último fichaje, Wszołek, internacional polaco que a sus 27 años ha vuelto a su país tras su experiencia en Italia e Inglaterra. De ahí al final, el legia solo tuvo un buen cabezazo de Niezgoda que salvó el meta eslovaco Plach sobre la línea.

Al final, KO de los de Varsovia cuyo campeonato está siendo paupérrimo, llevan tres derrotas en los últimos cuatro encuentros situándose noveno en la tabla, ahora mismo estaría fuera de la lucha por el título si acabara la Liga regular. Cierto es que solo está a cuatro puntos del líder en una Ekstraklasa siempre pareja sumando un punto menos que el Piast Gliwice donde Gerard Badía y Jorge Félix con sus goles siguen mandando en el equipo.

FICHA TÉCNICA:

Piast Gliwice Oficial

Piast Gliwice: Plach – Rymaniak, Korun, Malarczyk, Kirkeskov – Sokołowski, Milewski (71′ Steczyk), Hateley, Gerard Badía – Jorge Félix, Parzyszek (63′ Tuszyński).

Legia Warszawa: Majecki – Jędrzejczyk, Lewczuk, Wieteska, Rocha (72′ Karbownik) – Antolić, Martins – Novikovas (70′ Wszołek), Gwilia, Luquinhas – Kante (70′ Niezgoda).

Goles: 1-0 (58′) Parzyszek; 2-0 (69′) Jorge Félix.

Árbitro: Jarosław Przybył (Kluczbork). Amonestó a los locales Kirkeskov y Parzyszek así como a los visitantes Jędrzejczyk y Luis Rocha.

Incidencias: Partido de la 11ª jornada de la Ekstraklasa disputado en el Estadio Miejski de Gliwice ante 6.813 espectadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro + 12 =