Kirolbet Baskonia abre con buen pie la Euroleague en el Buesa

0 12
  1. Los vitorianos volvían al Buesa Arena para disputar un partido de la Turkish Airlines Euroleague tras tres jornadas jugando lejos de su afición. Las ganas de baloncesto europeo se hicieron palpables en Vitoria desde la previa del partido en la que la afición empezó a dar color a las gradas. Una vez metidos en partido, Tornike Shengelia, Pierria Henry y Youssoupha Fall se pusieron el mono de trabajo para lograr el primer triunfo en casa y nada pudieron hacer Vassilis Spanoulis, Georgios Printezis y compañía, a pesar de que Brandon Paul quiso aguar la fiesta. Los vitorianos se colocan séptimos en la tabla con un balance de 2-2 mientras que los griegos son 14º con una victoria y tres derrotas en su haber.

Aupado por la afición baskonista, quien apoyó al equipo con una gran entrada, la primera posesión cayó en manos de los locales y fue Nick Stauskas quien abrió la lata anotando el primer triple del choque. El Olympiacos bailó a ritmo de Georgios Printezis durante los primeros minutos gracias a los puntos logrados en el poste, en un bonito duelo con Tornike Shengelia, con sus clásicos movimientos, aunque rápidamente se sumó Brandon Paul con sus 2 triples para ser otro de los guías para los griegos. El propio georgiano fue el faro de los azulgranas con sus 8 puntos en los primeros diez minutos de partido. El rebote, destacando el ofensivo con 3 capturas, fue una de las claves, junto con el acierto exterior con 3 triples, de la buena actuación de los vitorianos para irse 23-21 por encima en el luminoso al término del primer cuarto.

El comienzo del segundo cuarto fue claramente de color azulgrana gracias al buen comienzo ofensivo de Patricio Garino, quien sumó 5 puntos, y Youssoupha Fall, con 4 puntos, obligando al coach griego a detener el encuentro para que el parcial no fuera a mayores. No obstante, la reanudación continuó en la misma tónica y el factor Fall se hizo notar tanto en defensa, intimidando a Milutinov, como en ataque, capturando rebotes y sumando bajo el aro. Mindaugas Kuzminskas y Will Cherry devolvieron el ritmo a los suyos y disminuyeron la desventaja por debajo de los 10 puntos, forzando el primer tiempo muerto del partido de Velimir Perasovic. De vuelta a la cancha, Vassilis Spanoulis impuso su ley y anotó su primer triple del choque, a lo que en la siguiente jugada Brandon Paul ses sumó anotando el tercero de su cuenta particular y dejando a Olympiacos a 2 (38-36). La mala gestión de los dos últimos minutos por parte de los alaveses hizo desaparecer la ventaja de hasta 11 puntos de la que gozó, aunque se llegó al tiempo de descanso con buenas sensaciones gracias a un triple de Tornike Shengelia sobre la bocina de cuarto que devolvió un pequeño margen de 5 puntos (41-36) a los suyos.

La labor del georgiano con 11 puntos y la del pivot francés, Youssoupha Fall, en ambos lados de la cancha con sus 8 puntos y 9 rebotes, junto con el acierto de Stauskas y Garino fueron de lo mejor de Kirolbet Baskonia durante la primera mitad. Por otra parte, los incombustibles Printezis y Spanoulis, junto con los puntos de Brandon Paul desde el 6’75 permitieron a los rojiblancos no irse del partido.

Tras el paso por vestuarios, los primeros instantes estuvieron muy disputados con Luca Vildoza muy metido en partido y la dupla Spanoulis-Printezis manteniendo a los suyos. Stauskas volvió a sumar un triple, esta vez con falta personal adicional, poniendo el 49-41 el el electrónico. Tras un tiempo muerto, Shengelia volvió a brillar con 5 puntos consecutivos a los que únicamente Kevin Punter y Augustine Rubit pudieron dar respuesta. Tras una buena canasta de Pierria Henry, el frnacés cometión una falta antideportiva sobre Vassilis Spanoulis, lo que dio los dos últimos puntos del cuarto a Olympiacos para entrar en los últimos diez minutos de partido con una diferencia de 9 puntos en el marcador (58-49).

El último cuarto, a pesar de los múltiples intentos de los griegos para rebajar la diferencia, guiados principalmente por Brandon Paul, fue un paseo militar de los locales. Un excelso Shengelia se fue hasta los 25 puntos, 9 en el cuarto, y delegó las labores de anotación en Henry durante los últimos minutos. El base francés, quien se fue hasta los 12, sumó los dos últimos puntos del partido sobre la bocina de término del mismo para colocar el 82-66 final.

Kirolbet Baskonia llega así con muy buenas sensaciones a la próxima semana de competición, donde nos espera una apasionante doble jornada de Euroleague en las que se enfrentará a Asvel Basket y Bayern Munchen. Olympiacos Pireaus por su parte suma una nueva derrota y, lo que es peor, más sensaciones negativas de no saber a qué jugar. Los griegos disputarán sus partidos contra CSKA Moscow y Maccabi Tel Aviv, por lo que les augura una complicada semana de la que necesitan rascar un triunfo para devolver la confianza a la plantilla.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

1 × 1 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar