Marc Márquez (26 años) ha conseguido en Thailandia el que supone el octavo título mundial de su carrera deportiva y el sexto en la categoría reina. Lo hizo en su primer “match ball” y para hacerlo solo tenía que entrar por delante de Andrea Dovizioso, con una mínima diferencia de dos puntos.

Ocho victorias en la temporada

Si algo ha demostrado Marc Márquez esta temporada, es que ha sido superior a sus rivales. Los números hablan por si solos y sus ocho victorias lo corroboran. Pocas victorias de Marc a última vuelta hemos visto este año, de hecho solo hemos visto una, en Misano con Fabio Quartararo. El resto, han sido o dominando de semáforo a bandera o haciéndose con la cabeza a pocas vueltas de empezar, llegando a sacarle en algunas carreras nueve segundos a su perseguidor.

Llego Tailandia y su primera oportunidad de ganar el octavo título en su carrera. Tenía que quedar por delante de su máximo rival Andrea Dovizioso y así lo hizo desde los primeros compases de la carrera. Una carrera donde Márquez se batió en duelo con Fabio Quartararo hasta los últimos giros. Marc Márquez cruzaba por línea de meta como un campeón indiscutible de la categoría reina que empujaba así la bola número 8 en el billar.

No se ha bajado del podio

Del octavo título de Márquez no solo han tenido culpa las victorias, no se ha bajado del podio desde el cero de Austin, siendo siempre primero o segundo y mostrando una regularidad a la que sus rivales ni siquiera le han podido hacer sombra. A diferencia de otro años cuando el piloto de Cervera ha llegado a un circuito que no era favorable para el o para la Honda, ha sabido salvar los muebles, comprender que no se podía ganar siempre y quedarse segundo.
Algo que habla bastante bien de la madurez que ha adquirido el piloto en los siete años que lleva compitiendo en la categoría reina.

La irregularidad de Dovizioso

En la carrera de apertura del mundial, en Qatar, la victoria de Andrea Dovizioso nos daba esperanzas y nos hacía presagiar que el italiano sería el gran rival de Márquez. Sin embargo, con el paso de las carreras, el piloto del ala dorada se alejaba en la clasificación y Dovi no era capaz de acercarse. Los problemas en su Desmocidi, y sus problemas para clasificar bien, no ayudaban. A pesar de que Andrea es piloto de domingos, clasificar atrás le perjudicaba para luchar por el podio.

¿Quién puede parar a Marc Márquez?

Tiene 26 años, una trayectoria impecable y un futuro demasiado prometedor. Sus números dan miedo 51 victorias y 79 podios y 7 títulos mundiales en 107 carreras disputadas en la categoría reina. De la era moderna, solo Valentino Rossi tiene mejores números. ¿Podrá Fabio Quartararo, Alex Rins o algún piloto de su categoría destronar al actual rey de la corona?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + tres =