El de Cervera venció en la última vuelta a un Fabio Quartararo sensacional

Marc Márquez ha vuelto a tocar, este domingo, el cielo de la gloria con su octava bola de billar. En el Chang International Circuit el piloto de 26 años ha alcanzado el octavo título mundial, algo al alcance de muy pocos pilotos, leyendas del motociclismo.

Cinco pruebas para el final del campeonato

Prevenidos, listos y problemas para Jack Miller desde la salida. Un fallo en la moto obligó al australiano a salir desde el pit lane, rápido, y con el semáforo a punto de apagarse mientras la emoción partía desde la primera curva. De principio a fin, la lucha entre Quartararo y Márquez estaba servida y es que el ritmo en la primera fila era superior a la del resto y con un solo objetivo:ganar . La cabeza de la carrera llevaba ritmo de ‘diablo’, pero la ‘hormiga’, fiel a su estilo y en modo campeón, no dejó de intentarlo hasta el final.

Fue una carrera digna de los mejores pilotos del mundo, de esas que no dejan la emoción de lado, y respiran gas hasta más allá de la línea de meta. Fabio buscaba su primera victoria, tirando desde el principio, con mejor ritmo que en carreras anteriores, y rozando la victoria con la punta de los dedos. Todo ello seguido de un Marc Márquez que no conoce la derrota en Tailandia. 

Ocho veces Marc Márquez, ocho veces campeón / MotoGP.com

El francés dominó toda la carrera, hasta pareció escaparse llegando a ponerse a siete décimas del piloto de Honda. Pero las vueltas rápidas entre uno y otro, y el batir el récord de la pista una vez sí y otra también, hizo que Márquez, en la recta que hay antes de la segunda curva intentase meterle la rueda, sin éxito para él, de momento. A pesar de los intentos, no fue hasta la última vuelta, en la recta de entrada a meta cuando Márquez adelantó a Quartararo y consolidó su posición hasta el final de la prueba en Tailandia, como ya hizo en Misano, como ya hizo con Dovi en esta pista la temporada pasada.

Con lágrimas en los ojos

El ‘diablo’ cruzó la línea entre lágrimas, con la rabia de quien saborea el triunfo y se lo arrebata una apisonadora. Maverick Viñales termino tercero, sumando un nuevo podio en la temporada y cerca de la cabeza pero sin sentenciar. Dovi, el único rival capaz de evitar el alirón de Márquez se mantuvo cuarto durante toda la carrera. Por detrás de ellos acabaron Rins, Morbidelli y Rossi, el último viendo como el de Cervera le pisa los talones en cuanto a títulos se refiere. Pol Espargaró, en un finde sensacional finalizó decimotercero, mientras que su hermano, Aleix se fue al suelo igual que Kalio.

MotoGP.com

En 2016 fue la única vez que Marc Márquez ganó la carrera el mismo día que se proclamó campeón, el resto le fue suficiente con subir al podio. Y así, a falta de cuatro carreras para el final, se suma a Rossi y Mick Dohan como únicos pilotos en alzarse con el título con tantas carreras por delante.

Aunque paso a paso, Marc Márquez se une a la fiesta de las leyendas y ya se codea entre los grandes nombres del motociclismo. Suma ocho títulos y está a uno de igualar a ‘The Doctor’, y quien sabe cuál es el límite de uno de esos pilotos que no se cansa de ganar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − siete =