Siempre atractivo el derbi de la ‘Trojmiasto’ (TriCity) como se denomina en Polonia a las tres ciudades a orillas del Mar Báltico que forman un triángulo: Gdańsk, Sopot y Gdynia. Tres localidades de las más turísticas del país, sobre todo en verano, de las cuales hoy Gdynia ha sido testigo del duelo de rivalidad entre el Arka Gdynia y el Lechia Gdańsk. Buen ambiente en las gradas del GOSiR el que ha podido vivir el Nando García. El valenciano fue titular en la Ekstraklasa por primera vez desde su fichaje en septiembre por los auriazules, un buen síntoma teniendo en cuenta que el Arka estrenaba entrenador, el serbio Aleksandar Rogić que parece que va a contar que el ex canterano del Valencia CF como pieza importante en el extremo derecho.

El Lechia partía como favorito en el derbi, a pesar de su última derrota ante el Zagłębie Lubin, solo dos derrotas en once partidos llevaba en Liga frente a un Arka en zona de descenso que no contó con sus otros dos españoles del plantel, el navarro Santi Samanes lesionado, aún sin debutar en choque oficial, y el gallego Samu Araújo. Empezaron mejor los locales en el primer tramo del duelo, en el mismo el protagonista fue el meta Kuciak, ex del Legia y de 34 años, que evitó que los de Gdynia se adelantaran, Nalepa fue el que más peligro llevó con sus dos lanzamientos, el primero de ellos nació tras un centro de Nando García, activo en el ataque auriazul. Excelente un portero eslovaco motivado ya que con el de hoy sumó su partido 223º en la Ekstraklasa siendo el quinto extranjero de la historia con más partidos en la máxima categoría del fútbol polaco.

El empuje inicial de los pupilos de Aleksandar Rogić fue amainando y a partir de la media hora fue el Lechia Gdańsk el que llevó más peligro, un error en la salida de balón Busuladzić le puso el balón en bandeja al veterano portugués Flavio Paixao, un futbolista que no perdona dentro del área pero se topó con un portero de gran nivel en la Ekstraklasa, Pavels Steinbors, que salvó el 0-1. El guardavallas letón, capitán del Arka además, sumaba hoy 93 partidos seguidos jugando los 90 minutos en lo que es la serie más larga de la historia de la competición. Precisamente su primer partido en la Liga polaca fue ante el Lechia Gdańsk cuando vestía los colores del Górnik Zabrze. Al descanso se llegaba con el 0-0 pero lo mejor estaba por llegar.

Los jugadores del Arka tras el 2-2 / Piotr Matusewicz – Pressfocus – Newspix

El festival de porteros, ambos de un enorme nivel, dejó paso a los goles en el segundo tiempo, fue el Lechia quien estuvo letal de cara a puerta ya que en el 51′ y el 53′ anotó dos goles casi seguidos. El primero de Flavio Paixao tras un centro del eslovaco Haraslin y el segundo de nuevo con Haraslin, jugador por el que se interesó el RCD Mallorca este verano, como jugador clave, una cabalgada suya le metía en el área combinaba con Sobiech y el ex del Hannover 96 y Darmstadt de Alemania ponía el 0-2.

El Arka quedó tocado, en el 63′ un testarazo de Flavio Paixao lo salvaba Steinbors, el choque parecía que se conducía plácido hacia el triunfo de los de Gdańsk, vigentes campeones de Copa y Supercopa polacas. Sin fútbol, los locales debían buscar algún golpe de suerte o jugada a balón parado, ahí el fútbol no entiende de diferencias y fue así como llegó el primer gol local, falta botada desde la izquierda por Nalepa y nadie tocaba ese esférico que se metía en la portería blanquiverde.

El gol animó al equipo de Nando García que cambió de banda y se puso en la izquierda tras la entrada en el campo del brasileño Marcus da Silva y Deja. Como en cualquier derbi, con 1-2 y el partido en el alambre, la polémica no faltó, en el 77′ se le anuló el gol del empate al Arka por empujón en el área chica de Skhirtladze al meta Kuciak, bastante clara por otra parte ya que el arquero era desestabilizado por el georgiano en la pugna por el balón. Aún así, el colegiado varsoviano Kwiatkowski tiró del VAR y corroboró la invalidez del tanto.

La bengalas aparecían con fuerza en las gradas del coqueto Estadio GOSiR que albergó partidos del último Mundial sub 20 disputado en Polonia a comienzos del verano. El humo formaba parte del ambiente en un choque que se tornaba emocionante al final. El colegiado agregaba nueve minutos al tiempo reglamentario, sobre todo por el parón del gol anulado. Ya no estaba Nando García sobre el tapete sustituido por Siemaszko en el 86′.

La locura llegó en el 99′, con el tiempo prácticamente vencido, en la última jugada de la contienda, el central congoleño Maghoma colgaba al área, en una pugna el balón quedaba muerto en la frontal del área y oportuno estaba el holandés Marko Vejinović que con un enorme zurriagazo a la escuadra lograba un empate agónico, el GOSiR se venía abajo. Ahí no acabó la emoción ya que el árbitro no decretó aún el final, consultó con el VAR alguna irregularidad en la jugada de la igualada con lo que todos quedaron en vilo, al final dio validez al gol y el empate final se consumaba. En medio de la emoción, el serbio Udovicić era expulsado en el 101′ y en el 103′ incluso el Arka tuvo una opción final pero Kuciak blocaba el balón tras un centro colgado al área.

Con casta, el Arka sacó un punto, no le sirve para salir del descenso ni para ganar por primera vez en su historia en la Ekstraklasa al Lechia que de los catorce partidos entre ambos ganó diez y empató cuatro, pero da sensaciones de que el equipo puede salir a flote en momentos difíciles. Los de Gdańsk quedan en la sexta plaza a cuatro puntos de la cabeza y aún aspiran a todo a pesar de que hoy se le escaparon dos puntos sobre la bocina.

FICHA TÉCNICA:

Lechia Gdańsk Oficial
Arka Gdynia: Steinbors – Zbozień, Maghoma, Marić, Wawszczyk – Vejinović – Nando García (86′ Siemaszko), Nalepa, Busuladzić (69′ Deja), Jankowski (58′ Marcus da Silva) – Skhirtladze.
Lechia Gdańsk: Kuciak – Fila, Nalepa, Augustyn, Mladenović – Łukasik (86′ Gajos), Kubicki –  Haraslin (66′ Peszko), Flavio Paixao, Udovicić – Sobiech (73′ Makowski).
Goles: 0-1 (51′) Flavio Paixao; 0-2 (53′) Sobiech; 1-2 (75′) Nalepa; 2-2 (90+10′) Vejinović.
Árbitro: Tomasz Kwiatkowski (Varsovia). Amonestó al local Vejinović y a los visitantes Fila, Haraslin, Mladenović y Augustyn, además expulsó al también visitante Udovicić (90+11′).
Incidencias: Derbi de la Tricity de la 12ª jornada de la Ekstraklasa disputado en el Estadio GOSiR de Gdynia ante 13.011 espectadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 2 =