Me dirijo a usted para darle las gracias. Gracias en nombre de muchas parejas. Gracias en nombre de las compañías cinematográficas. Gracias a usted muchos aficionados están tan descontentos con la marcha de su equipo que prefieren invertir los 90 minutos que dura un encuentro de fútbol en otras cosas. Y es que el fútbol que practica el equipo aburre a las piedras. Con una de las mejores plantillas de la historia del club (y la más cara) el equipo debería jugar mucho mejor. Vivimos de la genialidad de Messi, de las paradas de Ter Stegen, del sueño de lo que puede llegar a ser De Jong….. y de las salidas de tono de Piqué. A esto se resume el equipo.

Pero aunque usted, señor Valverde, es uno de los responsables de esta situación no todo el mérito es suyo. Usted solo es responsable de no saber sacarle todo el rendimiento a una magnífica plantilla. También es responsable de no confiar en la cantera más allá de la necesidad que le llevó a apostar por Carles Pérez y de la muy acertada apuesta por Ansu Fati. Gran parte de la responsabilidad es de Josep Maria Bartomeu. El presidente es el culpable de no ver la mala imagen del equipo. De mantenerle en el cargo pese a las debacles de Roma Liverpool. La última liga no la ganamos por ser los mejores sino por ser los menos peores. Nuestros rivales casi nos invitaron a ganar esa liga. Tenemos un equipo que es apático en su juego. Esperando los destellos de un Messi cada vez más exprimido. Quiero un equipo que me ilusione verle jugar, que me levante de mi butaca lleno de emoción y que sea reconocible y me haga sentir orgulloso hasta en la derrota. Pero como todo esto no sucede invierto los 90 minutos en devorar series, ir al cine…….. y cualquier otra cosa que me aporte más que desespero delante del televisor viendo a mi equipo.

Por todo eso gracias. Gracias por hacerme aburrir el deporte que hasta hace poco era una de mis pasiones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + 6 =