Fuente: @Baskonia

Emotivos momentos previos al partido se vivieron cuando ambos conjuntos se unieron para apoyar a Jayson Granger, ex jugador de Unicaja, en su recuperación tras la grave lesión sufrida en el primer partido de liga. A partir de entonces, todo resultó ser un monólogo de los locales hasta que la defensa zonal cajista descuadró los planes azulgranas. La pobre anotación lograda en la segunda parte, la mala toma de decisiones de Vildoza y Henry en el último cuarto y, sobre todo, la gran actuación de Adams y Fernández dieron la victoria a los de Luis Casimiro.

Un eléctrico inicio de los hombres de Perasovic, liderados por un Shavon Shields en estado de gracia desde el partido en el Zalgirio Arena donde anotó 19 puntos, llevó el marcador hasta los 14 puntos cuando el luminoso mostró el ecuador del primer periodo, habiendo anotado un parcial de 7-2 de salida. A pesar de la falta de actividad defensiva de los andaluces, el acierto exterior de Carlos Suárez y Josh Adams mantuvo a los suyos a flote, pudiendo responder a los buenos porcentajes de Patricio Garino desde el 6’75. La entrada de Youssoupha Fall obligó a los hombres de Casimiro a centrar sus esfuerzos en parar al gigante en la zona, aunque sin lograr resultados efectivos. Los primeros diez minutos terminaron con el Baskonia destacado en el marcador por 9 puntos (29-20).

La faltas en ataque cometidas por Fall obligaron a Perasovic a dar entrada a Michael Eric, encargado de revolucionar la defensa azulgrana con grandes acciones taponadoras sobre los tiros de los malagueños. Todo ello sumado al acierto de Matt Janning desde la línea de tres puntos, logrando un 3/3 de manera consecutiva, llevaron a los locales a disfrutar de la mayor renta hasta el momento (+14), con todo un periodo de descanso para Tornike Shengelia. Nuevamente, la respuesta de Suárez y Alberto Díaz hicieron que la diferencia no fuera a más. El choque llegó al tiempo de descanso con un +13 para los vitorianos (49-36).

La actividad defensiva, los contraatques, el acierto exterior y las aportaciones de los hombres secundarios (25 puntos de los hombres de banquillo) fueron las grandes claves de la momentánea victoria de Kirolbet Baskonia, mientras que Josh Adams y Carlos Suárez fueron de lo poco reseñable de Unicaja.

La situación se revirtió al comienzo de la segunda mitad gracias a tres buenas acciones defensivas de los visitantes, quienes robando balones y corriendo la cancha con Melvin Ejim redujeron la diferencia a 10 puntos. La defensa zonal impuesta por Luis Casimiro puso en grandes apuros al juego baskonista y facilitó la remontada cajista llegando al 55-52 con 3 minutos restantes. Josh Adams y Carlos Suárez fueron los grandes protagonistas del cuarto en anotación, llevando a los suyos al último cuarto perdiendo por la mínima (60-59) gracias a un triple sobre la bocina del americano.

La aparición de Luca Vildoza, muy discreto en su actuación durante todo el partido, permitió a los locales recuperar un colchón de 6 puntos al comienzo del último periodo. La vuelta del Unicaja a la defensa individual se tradujo en varios despistes en las primeras acciones por parte de los pupilos de Luis Casimiro, pero las imprecisiones se sucedieron en la toma de decisiones del base argentino de Kirolbet Baskonia, factor que redujo la diferencia en el luminoso, una vez más. Por la contra, Adams siguió con su recital de juego ofensivo y siendo claro referente para los suyos. Entrados en los dos últimos minutos de juego, Unicaja se puso a tiro tras una pobre segunda mitad de los alaveses en anotación. Adams volvió a anotar para poner el 75-73 a falta de 40 segundos para el término del partido y, acto seguido, Perria Henry regaló la posesión a los malagueños tras un mal ataque. Tras un tiempo muerto, Josh Adams anotó un triple estratosférico para poner a los suyos por delante en el electrónico por primera vez en el partido a falta de 12 segundos. Los locales buscaron a su jugador franquicia, Tornike Shengelia, para que se jugara la posesión y logró sacar la falta de Suárez, llevándole a la línea de tiros libres y sumando dos puntos para devolver el liderato a los suyos por 77-76. Jaime Fernández asumió la responsabilidad y sacó la falta de Henry, anotó sus dos primeros puntos del choque desde la línea de 4’60 y dio la victoria a los suyos.

Una nueva derrota de Kirolbet Baskonia consumada en los momentos decisivos del partido coloca a los vitorianos con un balance de 1-2. Unicaja por su parte respira aliviado al sumar su primera victoria de la temporada en una de las canchas más difíciles de la competición, colocándose con el mismo balance que los vitorianos. Ambos equipos se centran ahora en sus respectivos compromisos continentales de Euroleague y Eurocup.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 2 =