Nando García en el momento de su expulsión / Ekstraklasa.TV

Mazazo para el Arka Gdynia de Nando García. El futbolista valenciano fue expulsado por roja directa tras una entrada a un rival y su equipo no pudo resistir ante el todopoderoso Legia Varsovia que se acabó llevando el partido en los últimos minutos cuando parecía que el cuadro auriazul podría arañar un punto tras estar una hora de encuentro en inferioridad numérica. Un triunfo que permite al equipo capitalino tomar el liderato de la Ekstraklasa a la espera de lo que haga el lunes el Wisła Płock.

El Legia comenzó imponiendo galones, tuvo las mejores ocasiones, ya en el 7′ casi el hispano guineano José Kanté aavisaba para los capitalinos, durísimo remate en la frontal del área con la zurda y paradón del letón Steinbors, un auténtico seguro de vida en el Arka. Minutos más tarde, de nuevo la tuvo Kanté con un cabezazo que repelió de nuevo Steinbors, en segunda instancia, tras el rechace, se le iba alto el remate a Jędrzejczyk que casi ni se lo esperaba. Sin duda, los de Varsovia estaban cerca del gol.

En el minuto 25, otras vez el Legia tuvo una clarísma, centro del brasileño Luquinhas y casi en el área chica le pegaba Jędrzejczyk, en una nueva incursión del central al ataque, pero nuevamente Steinbors, el mejor de los suyos, estaba providencial. Antes de esa jugada, el colegiado había decretado la ley de la ventaja en la entrada de Nando García sobre André Martins que trataba de distribuir el esférico. Fue una jugada desgraciada para el extremo diestro valenciano que no pareció tener una intencionalidad clara de golpear con los tacos en la pantorrilla del centrocampista portugués. Una jugada extraña, parecía como si Nando buscara el balón sin haberse dado cuenta que éste ya había sido dado por Martins a otro jugador.

Nando García es perseguido por Luis Rocha / Tomasz Duc

Con frialdad, Nando recibía la decisión de Wojciech Myć, una pena teniendo en cuenta que el ex del UD Extremadura había sido titular indiscutible desde la llegada hacía un par de semanas del nuevo entrenador, el serbio Aleksandar Rogić que no contará con el español para el próximo partido frente al Wisła en Cracovia, un choque importante por la zona baja de la clasificación de la Ekstraklasa. Los compañeros de Nando protestaron airadamente al colegiado, incluso más que el propio futbolista nacido en la cantera del Valencia.

Antes de la expulsión ya el Legia había sido mejor así que con superioridad numérica siguió igual, Wszołek casi conecta un centro pasada la media hora y Rocha también tuvo la suya, era casi un milagro que el choque fuera 0-0, si bien es cierto que el Arka reclamó un penalti a Vejinović, hay agarrón sobre el holandés de Luis Rocha pero se ve que el portugués también despeja balón. El VAR lo confirmó, no había penalti.

En la segunda parte, con la lluvia cada más persistente sobre la ciudad báltica, el Legia metió en su terreno al Arka que buscaba mantener el empate y buscar alguna contra. Perdió frescura a la hora de acometer la defensa rival el equipo de Varsovia a pesar de su dictatorial dominio, remates a balón parado o lejanos era lo más peligroso en uno de esos Novikovas remataba al larguero, el propio jugador lituano envió un centro y Kanté se encontró de nuevo con Steinbors.

Los jugadores el Legia celebran el gol del partido / Mateusz Kostrzewa

Cuando el Arka parecía que iba a resistir con su meta a cero un error defensivo dejó un pasillo a Niezgoda que fue bien visto por Luquinhas que combinó con el ariete que cabalgó en diagonal hacia la portería y en el mano a mano con el portero lograba su octavo gol en la Ekstraklasa. Jarro de agua fría para los locales. Con el Arka entregado Martins pudo hacer el 0-2 pero falló solo delante del portero. Cosas del fútbol, con 18 tiros del Legia y 73% de posesión y con el tiempo casi cumplido Jankowski pudo empatar con un cabezazo de manera agónica pero la pelota se fue fuera por poco.

El cuadro de Gdynia murió en la orilla y se queda como farolillo rojo con 10 puntos y con el mal sabor de boca de la expulsión de Nando García. Sus otros dos compañeros españoles no jugaron, Samu Araújo se quedó en el banquillo sin minutos y Santi Samanes sigue lesionado, ninguno de ellos ha debutado en Liga aún, el gallego sí lo hizo en Copa. Y el Legia, sin hacer ruido, ya se ha encaramado en lo más alto tras lograr su tercera victoria consecutiva, los de Varsovia amenazan ahora con imprimir un duro ritmo a sus contrincantes, habrá que ver si goza de esa regularidad de la que tanto adoleció años anteriores.

FICHA TÉCNICA:

Arka Gdynia: Steinbors – Zbozień, Maghoma, Marciniak, Wawszczyk – Danch – Nando García, Vejinović, Nalepa (80′ da Silva), Jankowski  – Skhirtladze (72′ Siemaszko)
Legia: Majecki – Jędrzejczyk, Lewczuk (68′ Vesović), Wieteska, Rocha – Martins, Antolić – Wszołek (60′ Niezgoda), Luquinhas, Novikovas – Kante (80′ Gvilia).
Goles: 0-1 (81′) Niezgoda.
Árbitro: Wojciech Myć (Lublin). Amonestó a los locales Zbozień y Nando García que recibió una tarjeta roja directa siendo expulsado en el 29′, además amonestó a los visitantes Wszołek y Kanté.
Incidencias: Partido correspondiente a la 14ª jornada de la Ekstraklasa disputado en el Estadio GOSiR de Gdynia ante 7.416 espectadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + diez =