El pasado fin de semana fue uno de los más duros de la temporada para el equipo Ferrari, no solo por el título que se agenció Lewis Hamilton del equipo Mercedes, sino por su decepcionante imagen en cuanto a rendimiento que se vio el domingo en ambos monoplazas rojos.

Sebastian Vettel fue el peor parado de la carrera al romper parte de la suspensión trasera de su coche, pero el más sufridor fue su compañero de equipo, Charles Leclerc, ya que se tuvo que quedar en tierra de nadie durante toda la carrera, sin ritmo para alcanzar el podio si quiera.

Esta deficiencia de rendimiento que se vio en Austin no es la primera vez que la vemos en Ferrari. Recordemos que en Hungría tampoco lo pasaron del todo bien, sufriendo y muy muy lejos de los Mercedes y Red Bull.

Podemos intuir las posibles razones por las que el Ferrari iba tan mal: el asfalto, los neumáticos, la degradación… Sin embargo, la dirección del equipo sigue sin saber, y estamos a miércoles, el por qué de su mal y eso sí que es grave.

@F1

Con estas palabras se refería, Mattia Binotto al respecto:

“Todavía no tenemos una respuesta sobre lo que paso, es tan simple como eso. No tenemos una respuesta”.

Leclerc hablo también sobre los problemas que paso dentro del monoplaza:

“Lo peor es que no tengo ninguna explicación para lo que pasó en el primer stint. Se veía y se apreciaba que iba muy mal, es por ello que tenemos que analizar y entender qué es lo que sucedió. El segundo y tercer stint fue tan desastroso como el primero. Siempre éramos siendo más lentos que los de cabeza en los stins, pero no tanto como en el primero”.

Sebastian Vettel no se quedó callado y habló sobre el problema de ritmo de Ferrari:

“Estaba claro que algo no funcionaba. Obviamente, fuimos muy muy lentos, pero espero que lo que pasó no se repita y sea un problema en las dos últimas carreras. La mentalidad sigue siendo la misma, la de querer ganar”.

No funcionaba nada en el Ferrari, pero para el alemán lo que no funcionó fue la suspensión y tampoco se sabe cuándo se rompió:

“No sabemos si la suspensión se rompió al principio, creemos que sí. Tuve la sensación de que algo pasaba con el coche, así que podemos pensar que fue porque la suspensión estaba rota. Sin embargo, los datos de dónde y cuándo se rompió finalmente, no están claros todavía”.

Ahora resulta que nada funciona en Ferrari. Menos mal que ya se acabo la temporada y no se juegan nada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × tres =