El cruyffismo no está muerto

Artículo de opinión sobre el estilo que tantos éxitos le ha dado a la Selección Española, al Ajax y a los equipos de Guardiola

@ManCity
0 18

La derrota sorprendente del Manchester City ante el Wolves en el día de hoy ha allanado en mayor medida del camino del Liverpool hacia su primera Premier League en 31 años. Este resultado ha sido la gota que ha colmado el vaso para que parte de la prensa deportiva saque el fango hacia la ideología cruyffista.

Incluso ha habido voces que han clamado a los cuatro vientos la muerte “tiki taka” cómo supuesta representación del fútbol naciente en las carnes de Johan Cruyff. Hechos como la victoria de Francia con un estilo basado en la solidez defensiva, el contragolpe y la efectividad a balón parado.

Además, las cuatro últimas Ligas de Campeones la han vencido equipos que prima el trabajo sin balón al juego atractivo como pueden ser el Real Madrid de Zidane y el Liverpool de Klopp. De echo, el propio éxito del entrenador alemán está saltando las alarmas en el fútbol.

Los reds eran una mera comparsa y cuatro años después ha llegado a su cenit deportivo. Este hecho ha supuesto un mayor florecimiento de rendimiento del Manchester City de Guardiola. Para colmo, otros equipos del ADN de Pep han buscado un fútbol menos atractivo como son el Bayern de Munich o el F.C. Barcelona. 

Por si fuera poco, los fracasos estrepitosos de la selección española durante los tres últimos grandes torneos incitan a argumentos falaces sobre la metodología que ha hecho grande al combinado nacional a inicios de la década del 2010.

Ante este cúmulo de puñaladas al arte balompédico por excelencia, toca realizar un artículo desmontando mentiras que se convierten en verdad por el número de veces que se repite en los medios de comunicación fragmentando el artículo en distintas partes.

¿Qué es el cruyffismo?

El cruyffismo no solamente se basa en atraer al público realizando un espectacular ejercicio de pasos que permite lograr altos niveles de posesión. La obtención de la misma debe basarse mediante actitudes propias y no porque el rival quiera que tú tengas el balón porque le interesa ejecutar un estilo contragolpista.

El mérito real consiste en provocar una presión alta y asfixiante que beneficie el robó de balón y en consecuencia, se facilite la búsqueda de espacios. También es factible encontrar huecos hacia un compañero libre de marca o una mayor probabilidad de tirar a portería si existe un juego de posición totalmente coordinado.

Ojo, no se trata de llegar hasta el área chica en boca de gol, si no de darle dinamismo al ataque forjando ocasiones de múltiples tipos -centros al área, disparos desde lejos o balones en profundidad al delantero centro de turno-.

Para ello, hace falta un altísimo nivel de motivación, concentración e intensidad de los jugadores en el terreno de juego. Ambas características deberían darse si existe un entrenador líder de un determinado proyecto y de un club que tenga clara su identidad.

¿Y quiénes ejecutan esta idea?

Si nos ceñimos al ámbito europeo de clase mundial, podemos mencionar al Manchester City, al Ajax de Ten Hag y a la Selección Española de Fútbol. Es cierto que ambos no están pasando por su mejor momento, pero es necesario aclarar que continúan siendo fieles a su identidad.

Además, han cosechado grandes éxitos en temporadas pasadas. El tercer proyecto deportivo de Pep se ha saldado con dos Premier League igualada tocando los 100 puntos con la punta de los dedos y ha sumado un gran catálogo de copas locales.

Por otra parte, el Ajax venció la Eredvisie de la temporada anterior ante un complicado PSV y llegó hasta las semifinales de la Liga de Campeones. Fueron fieles a su estilo y con un presupuesto bajo a comparación de los grandes clubes españoles, ingleses o italianos, se permitieron el lujo de vapulear al Real Madrid en octavos de final y a la Juventus de Turín en cuartos de final.

@AFCAjax_ESP

Se quedaron a un gol de la ansiada final en el Wanda Metropolitano. El Tottenham fue su verdugo, el mismo rival que apeó al City en cuartos por el pelo de un calvo. Estos resultados nos lleva al siguiente punto.

¿Por qué los cruyffistas no vencen grandes torneos?

No solamente ha vencido la última edición Champions un equipo que practica el fútbol total, si no que Portugal ha levantado la primera Liga de Naciones de la historia, Holanda -dónde se ubica la cuna del cruyffismo- no ha ganado ningún Mundial de Fútbol e Italia tiene cuatro estrellas a pesar de practicar el cerrojazo.

¿Qué razones han llevado a semejante fenómeno? Bueno, nos encontramos ante dos torneos en el que la fortuna se antepone a la regularidad. Al fin y al cabo, todo puede ocurrir durante un encuentro mientras que un equipo tiene la posibilidad de darlo todo en un torneo regular.

Por lo tanto, la falta de acierto o la igualdad puede dar con tus posibilidades al traste. Otra opción es que el mismo equipo renuncie a sus propios principios. El Ajax se echó atrás en la vuelta de la semifinal y el City hizo lo propio en la ida de los cuartos.

Sin ir más lejos, la España de Luis Enrique pasó de propinarle un severo correctivo a Croacia en casa (6-0) a ver cómo las siestas a la hora de trabajar sin balón desencadenaron dos derrotas ante Inglaterra y el propio país balcánico.

Sin embargo, los dos ejemplos más sonoros llegan en manos del Barça y el Bayern de Munich. Las marchas de Luis Enrique y Guardiola respectivamente no han sido cubiertas con la suficiente fiabilidad, ya que han dejado de sumar cantidades desorbitadas de puntos en los Campeonatos Ligeros.

Por otra parte, si nos referimos a equipos que ganan y pasan a la historia, uno siente más placer a recordar títulos del “Pep Team” o el glorioso Ajax de Van Gaal a las Ligas de Campeones rocambolescas ganadas por el Real Madrid. Resulta irrisorio que las Copas se levanten debido a porteros que se caen o cantan en finales o por un único gesto técnico inigualable. Basta ya del resultadismo barato.

Ante este panorama, ¿por qué no está muerto?

Podemos vivir esperanzados durante 2020 puesto que además de los dos ejemplos mencionados anteriormente que no se venden al mejor postor, hemos podido presenciar una cabida de equipos de la Liga Santander que buscan darle otro rumbo al Campeonato.

La Real Sociedad, el Sevilla y el Betis están intentando emular temporadas exitosas de Setién en el propio club verdiblanco o en Las Palmas o de Paco Jémez en el Rayo Vallecano. Los tres clubes cuentan con un staff técnico que apuesta por jugadores con intensidad, hambre de victoria y humildad de verse sometido a un jefe.

Se tarda en ver cuajar su idea puesto que la fantasía, el arte, la intensidad, la disciplina y la concentración deben ir en perfecta armonía. Además, también debe haber un trato minucioso hacia la cantera, pero es un tema que daría para otro artículo.

Mientras tanto, hace falta esperar que el transcurso del 2020 que está por llegar comience a dar cabida a esta ideología de juego que tanto espectáculo y alegrías a dado a un deporte tan maravilloso como es el fútbol

 

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

diez − 8 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar