Lluvia de goles españoles en el Górnik Zabrze-Wisła Cracovia

El madrileño Jesús Jiménez con un doblete y el delantero vasco Igor Angulo con un tanto de penalti marcaron tres de los cuatro goles del Górnik Zabrze mientras que Víctor Moya, 'Chuca', marcó uno de los dos del Wisła Cracovia que con esta derrota sigue colista

Jesús Jiménez celebra su segundo gol al Wisła / Foto: Ekstraklasa.tv
0 16

Seis goles se vieron en el Estadio Ernest Pohl de Zabrze entre el Górnik y el Wisła Cracovia y cuatro de ellos con futbolistas españoles como autores en una noche mágica. Un doblete de Jesús Jiménez y otro de penalti de Igor Angulo contribuyeron al triunfo del Górnik por 4-2 ante un Wisła que llegó a ir 1-2 arriba gracias al gol del alicantino Víctor Moya ‘Chuca’ en un choque que presentaba a los dos equipos más laureados de Polonia pero con enormes urgencias. El Górnik acumulaba la friolera de once partidos sin ganar, es decir, más de tres meses sin sumar tres puntos de una tacada en la Ekstraklasa y el Wisła con nueve derrotas consecutivas, la peor racha de su dilatada historia.

A pesar del pésimo momento que vivían, los cracovianos cuajaron un buen partido, fueron mejores en muchos tramo del duelo, solo se diluyeron al final con una defensa que hizo aguas. Un partido que tuvo de todo y desde el principio, a los 127 segundos Brożek adelantaba a los de Cracovia, era su gol número 149 en su partido 372 en la Ekstraklasa en la que debutó allá por abril del año 2001. El delantero de 36 años, que jugara en la temporada 2012/13 en el Recreativo de Huelva, anotó su octavo tanto liguero, no marcaba desde septiembre, algo que su equipo ha echado en falta. Las últimas lesiones le han jugado una mala pasada incluso sigue jugando con algún dolor en su gemelo.

Chuca, a la derecha, celebra su gol con Basha / Ekstraklasa.tv

El Wisła controló el partido con la ventaja, no sufría atrás y el alicantino Chuca estaba enchufado arriba; el nuevo técnico Artur Skowronek dispone al ex del Villarreal CF como mediapunta y su rendimiento es mayor que en el extremo. Ya se vio en el partido anterior ante el Lechia Gdańsk, quizás el mejor para él desde su llegada a Polonia el pasado verano. Lástima que los resultados no estén acompañando a Chuca que pudo marcar en el 35′ el 0-2 pero su remate dentro del área lo repelió un defensa. Ahora, el futbolista de apenas 22 años tiene más presencia cerca de la meta rival.

Al descanso no había noticias del Górnik que provisionalmente sumaba su partido número doce sin vencer con lo que Marcin Brosz movió el banco y metió al serbio Bainović y en el 52′ a Wolsztyński por un defensor como Janža, un cambio este último muy ambicioso y que le salió bien al técnico ya que el propio Wolsztyński ponía el empate en el 57′ tras un tiro a la media vuelta. A partir de ahí, la defensa del Wisła, lenta en la jugada del gol, empezó a tener la sensación de que volvía a ser vulnerable como los partidos anteriores.

Pero no se contaba con Chuca, que en su mejor versión es un jugador muy peligroso e incisivo; apenas un minuto y medio después del 1-1, el de Jacarilla recibió un balón de Brożek en la media luna del área del Górnik, no se lo pensó y su disparo raso se colaba en la portería del eslovaco Chudy. Era su segundo gol en la Ekstraklasa, el primero fue precisamente ante el Górnik en el choque de la primera vuelta, un partido que supuso su debut en Polonia entrando en los últimos minutos y anotando el gol de la victoria en el tiempo de descuento. Además, el alicantino rompía una racha de 11 goles consecutivos de jugadores polacos en el Wisła.

Igor Angulo tras anotar el 3-2 para su equipo / gornikzabrze.pl

Parecía que la historia se volvía a repetir, el Wisła ganaría al Górnik con gol de Chuca pero la defensa cracoviana se desplomó cuando mayor concentración se requería, es decir, en el tramo decisivo. Los de Cracovia se tiraron atrás fruto de la necesidad tras nada menos que nueve derrotas seguidas y el equipo de Marcin Brosz lo notó y se fue arriba con descaro. Wolsztyński en el 71′ remataba de cabeza pero Buchalik con una parada meritoria salvaba a los suyos. Es cuando empezaron a carburar los dos españoles del Górnik, Igor Angulo y Jesús Jiménez que hicieron daño cuando su equipo más lo necesitaba.

En el 74′, en una jugada muy elaborada, Angulo recogía el balón en el extremo izquierdo, encaró al defensa y se sacó un centro a media altura que remataba en plancha de cabeza Jesús Jiménez. Era el 2-2 en un gol marca de la casa firmado por la sociedad conformada por el vasco y el madrileño. El viento soplaba a favor del Górnik, lo sabían los de Brosz que sin miedo a arriesgar atrás buscaron un tercer tanto que casi anotaba Igor Angulo pero su excelente remate pegó en la madera. El Wisła temblaba, Angulo tuvo otra que despejó casi bajo palos la zaga cracoviana a nueve minutos del final.

Se mascaba la tragedia para el equipo de ‘La Estrella Blanca ‘y la catástrofe se consumó en el 82′, penalti del albanés Basha sobre Kopacz. El árbitro no lo señaló en primera instancia pero le dijeron desde la sala del VAR que lo viera en la pantalla, así fue y Bartosz Frankowski se fue al punto de penalti. Cinco minutos entre la jugada del penalti y su ejecución, ahí no fallaba el capitán Igor Angulo que logró desde los 11 metros lo que había merecido antes. Era el séptimo gol esta temporada en la Ekstraklasa para el vizcaíno.

Ya con el Wisła roto anímicamente el Górnik hizo sangre y Jesús Jiménez lograba el cuarto. El ex del CF Talavera entró desde atrás con potencia definiendo a la perfección y firmando su sexto gol en Liga y su primer doblete desde que llegó a Polonia la pasada temporada, actuación estelar del de Leganés. Tras el 4-2 anotado por él Marcin Brosz, técnico del Górnik, corrió de alegría por todo el campo al más estilo Mourinho, muchas emociones afloraron tras una racha de once encuentros sin ganar.

El nuevo míster del Wisła, Artur Skowronek, ha perdido los tres partidos que ha dirigido desde su llegada al banco tras sustituir a Maciej Stolarski que dejó la racha en siete derrotas seguidas. Con Skowronek el juego ha mejorado pero los resultados no llegan paralelo a las actuaciones de Chuca que como enganche está mejor pero sin saborear el triunfo con lo que el Wisła sigue como farolillo rojo de la Ekstraklasa.

FICHA TÉCNICA:

Ekstrastats

Górnik Zabrze: Chudý – Sekulić, Wiśniewski, Bochniewic, Janža – Matras (76’ Matuszek), Zapolnik (52’ Wolsztyński), Kopacz, Ściślak (46’ Bainović), Jesús Jiménez – Igor Angulo

Wisła Kraków: Buchalik – Burliga, Janicki, Klemenz, Sadlok – Basha – Błaszczykowski (73’ Jean Carlos da Silva), Pawłowski (80’ Zdybowicz), Víctor Moya Chuca, Mak – Brożek (59’ Boguski).

Goles: 0-1 (4′) Brożek; 1-1 (56′) Wolsztyński; 1-2 (58′) Chuca; 2-2 (75′) Jesús Jiménez; 3-2 (87′) Igor Angulo, de penalti; 4-2 (90+1′) Jesús Jiménez.

Árbitro: Bartosz Frankowski (Torun). Amonestó a los locales Kopacz, Sekulić y Matuszek así como a los visitantes Chuca, Mak, y Klemenz.

Incidencias: Partido correspondiente a la 18ª jornada de la Ekstraklasa disputado en el Estadio Ernest Pohl de Zabrze ante 9.612 espectadores. -1º de temperatura.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

once + 6 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar