Dusko ya obra milagros en el Buesa Arena

Fuente: @Baskonia
0 8

Dusko Ivanovic  decía en sala de prensa que el mérito de la victoria correspondía a los jugadores, en tres días nadie puede hacer milagros. Sin embargo la vuelta al banquillo del Buesa Arena al frente del Baskonia ha traído consigo una cambio en la imagen del equipo, que si bien era responsabilidad de los jugadores, nadie esperaba un cambio tan radical y que ha sido clave para lograr la victoria por 76-74 frente al FC Barcelona. La noche no empezaba bien para los intereses baskonistas con la baja de última hora de Vildoza, pero gracias a la importante mejora en defensa, un acierto en el triple de casi el 50% y a las actuaciones destacadas de Shengelia, amo y señor del Buesa Arena y un más que discutido Pierriá Henry, el Baskonia conseguía frenar la pésima racha deportiva que atravesaba con una victoria muy importante a nivel anímico.

El partido comenzó con un Baskonia con un plus de energía y concentración elevado tal y como se esperaba en su regreso al Buesa Arena de la mano de Dusko Ivanovic. El técnico tras dos partidos, en los que no quedo nada satisfecho, puso con sus declaraciones a los jugadores en el centro de todas las miradas, y ellos reaccionaron. El balón circulaba buscando la mejor opción para anotar, pero en defensa todos los jugadores se involucraban tanto para defender, robar, rebotear o taponar. Con los cambios no bajaba la intensidad y el resultado de 21-15 solo dejaba una pregunta en el aire, hasta cuando les aguantaría las energías a los baskonistas.

Los baskonistas, empezaron a marcar diferencias en el segundo cuarto con un parcial 7-0, los hombres de Pesic no se encontraban agusto en la cancha, pero quien si que sonreía y disfrutaba sobre el parque era Henry, quien marcó el paso baskonista con una gran defensa y 11 puntos para que su equipo se marchase al descanso con una ventaja esperanzadora de 47-31.

En la reanudación la diferencia se amplió hasta los 20 puntos. Al Barça, no le quedaba otra, tuvo que subir su nivel de intensidad en defensa para iniciar una remontada que les metió en el partido antes del último cuarto con el 65-54 al final del tercer cuarto, al tiempo que la afición baskonista veía los síntomas de rendición conocidos de su equipo.

Los de Pesic, también lo vieron y salieron más enchufados en el último cuarto, apretando en defensa a un Baskonia que empezó a acusar el esfuerzo y la intensidad imprimida en el partido, llegando a ver reducida la diferencia a cinco puntos a 6 minutos para la conclusión, tras un parcial de 3-9. A partir de ahí ambos ataques se corto circuitaron hasta que llegaron a escena los dos mejores jugadores de cada equipo en su duelo particular, Mirotic y Shengelia, encargados de jugarse los balones calientes en este final de partido. El desenlace no podía ser más incierto a 56 segundos del final tras un demoledor parcial del Barcelona de 22-43 desde el minuto 22. Entonces surgió la jugada ganadora de las manos de Shengelia, que encaró el aro como si se fuese a acabar el mundo y machacó delante de Mirotic la canasta del triunfo.

FICHA TÉCNICA

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

4 + ocho =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar