El Herbalife Gran Canaria se abre a un 2020 plagado de incógnitas

La entidad claretiana deja atrás un histórico 2019 en el que convivió con su debut en la máxima competición continental y con las dudas deportivas, sociales y económicas derivadas de sus malos resultados deportivos al final del curso pasado y comienzo del actual

Imagen de José de Haro
0 50

A dos jornadas para cerrarse la primera vuelta de la temporada 2019-20, los de Fotis Katsikaris mantienen sus esperanzas de clasificación para la disputa de la Copa del Rey de Málaga, siempre que logren la victoria ante el farolillo rojo, un Betis que les recibirá en San Pablo con Albert Oliver a los mandos, antes de poner el punto y final en casa ante un sorprendente Baskonia al que Dusko Ivanovic no parece haberle encontrado todavía la tecla para sacarle de su mala situación clasificatoria.

Atrás queda un 2019 en el que las goteras en el GC Arena, el desgaste provocado por la Euroliga, el descenso en el número de aficionados que se desplazan para apoyar al equipo, el ridículo de la supuesta financiación por parte de HMK Holding y hasta 4 entrenadores sentados en el banquillo claretiano, hacen que el equipo necesite un cambio de rumbo radical para recuperar la senda perdida la temporada pasada.

Revolución total con el nuevo curso

Berdi Pérez en lo deportivo optaba este verano por hacer una limpieza total en el roster del equipo, poniendo fin a la columna vertebral que les había llevado a conquistar los mayores éxitos deportivos de su historia, rescatando a Fotis Katsikaris de la NBA para entregarle las llaves del nuevo proyecto, si bien con muchas dudas en cuanto al rendimiento del equipo en una temporada en la que por primera vez en mucho tiempo los claretianos no competirían en Europa.

El equipo no termina de carburar en un arranque de curso irregular, en el que jugadores como Stan Okoye o Ioannis Bourousis no están todavía al nivel esperado, en el que la lesión de Omar Cook obligó a Fotis a tener que sacar de la reserva a Niko Radicevic y Fabio Santana, en el que los campeones del Mundo han tenido más problemas de adaptación de los inicialmente esperados, lesión de Rabaseda incluida; en una coctelera de fatalidades que deja a los amarillos tras 15 jornadas en la 10ª plaza con un balance de 8-7, con el average como principal enemigo para lograr la clasificación para la Copa.

Sorprende la poca o casi nula aparición de Oriol Paulí en las rotaciones del equipo, un hombre que terminó siendo clave para Luis Casimiro y que con el griego juega a cuentagotas, a pesar de ser un jugador que imprime carácter y espectacularidad al juego de equipo, sobretodo cuando tiene la confianza de su entrenador.

Los objetivos del equipo

El propio Katsikaris ya ha comenzado a poner la venda antes que la herida quitando importancia a la clasificación para la Copa, recalcando la importancia de clasificarse para los playoffs, siendo consciente de que un segundo año consecutivo sin competir en Europa podría derribar el castillo de naipes en que se está sustentando a día de hoy un Herbalife Gran Canaria que para colmo sufre en silencio el éxito deportivo de su vecino, un Iberostar Tenerife que con menos presupuesto que ellos no solo compite en Europa, sino que además disputará la nueva edición de la Intercontinental ejerciendo de anfitriones y pelea por ser cabeza de serie en la Copa, con una reestructuración mayor incluso que la efectuada por ellos este verano.

Finalización del contrato de Berdi Pérez

Muchas incógnitas a despejar por un Berdi Pérez que concluye su contrato a final de temporada y que necesita que los resultados deportivos le vuelvan a acompañar para cerrar una renovación empañada por la mala trayectoria en este final del camino y que empaña su buena gestión en los años precedentes, en un debate en el que la última palabra, como siempre, la tendrá el balón naranja.

“Papa” caliente la que tiene en su tejado Enrique Moreno y el nuevo consejero del Cabildo de Gran Canaria, Francisco Castellano, en cuanto al futuro deportivo de la entidad claretiana, que deben de sopesar con cautela si pesa más el pasado o el presente a la hora de decidir quien será el arquitecto del nuevo Granca en una nueva década para los amarillos en la que deben de revertir la situación actual para volver al lugar que perdieron el pasado 2019.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

1 × uno =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar