Falacias sobre el Barça y Quique Setién

Desmontando manipulaciones mediáticas sobre la actual situación del equipo blaugrana

0 18

El F.C. Barcelona ha comenzado el año de la forma más catastrófica posible. Empataron a 2 en el derbi catalán ante el Espanyol de un recién estrenado Abelardo. Días más tarde perdió su primer título oficial de 2020 al haber caído en la semifinal de la Supercopa de España por 3-2 contra el Atlético de Madrid.

Aquella circunstancia fue la gota que colmó el vaso para una directiva que no paró de dar palos de ciego hasta escoger a Quique Setién. Es bien sabido que el cántabro tiende a aplicar la línea cruyffista en sus equipos.

Sin embargo, no toda la afición está por la labor de aplicar una idea que promovió los mejores años del conjunto blaugrana. Relucen tópicos falsos como “mil toques”, la posesión por tenerla, no se tira a puerta o lo importante es ganar.

Tal y cómo dijo Quique en una entrevista que concedió a Marca allá por mayo del año pasado, “la victoria debe ser la consecuencia de hacer las cosas bien”. Para colmo, la gente está de acuerdo, pero considera que con Valverde se estaba yendo en la dirección correcta.

@QSetien

Dicho argumento resulta totalmente falaz si nos fijamos en la puntuación cosechada durante la primera vuelta. Solamente ha logrado sumar 40 puntos, es decir, a día de hoy marcharía en tercera posición si compitiera en la Premier League.

Por otro lado, existen voces que clamaban un cambio de rumbo, pero que desconocen el significado de la palabra paciencia. Cabe destacar que el técnico cántabro aumentó la carga de trabajo para la plantilla mientras que disfrutaban de una gran cantidad de días libres con Ernesto Valverde.

Todos recordaremos las quejas de Piqué por entrenar en Ibiza cuando el estadio era una piscina. Aquella medida resulta estrictamente necesaria si se desea cambiar de estilo puesto que Setién opta por un esquema 4-5-2.

Resulta científicamente imposible cambiar en 11 días la intensidad, la concentración y la humildad de unos jugadores viciados que para colmo, ven el planteamiento como escéptico. Cuando se caía hace un año en Granada, Piqué pedía unión y no hacerse daño cuando se cayó a principio de temporada.

Pero nadie defendió a Quique ni hay personas que pidan lo que es lógico, es decir, paciencia hasta que las ideas cuajen. Mientras que en Inglaterra se dieron años a Klopp hasta que el Liverpool se convirtió en un equipo temible, la junta directiva culé se asemeja a las directrices de Florentino Pérez.

Hace años se permitió la salida de José Antonio Camacho del Real Madrid porque las estrellas se creían dioses y amos del vestuario. Además, sin ir más lejos, Solari fue despedido cuando los resultados no acompañaron. Solamente llevaba meses al cargo del club e impuso la meritocracia. Incluso colocó la báscula para controlar el peso de los jugadores.

La Historia ayuda a conocer los errores del pasado para lograr la excelencia en el futuro. Por tanto, toca desbancar argumentos que se convierten en verdad por su constante repetición. Es imposible dar la vuelta a la tortilla en días y toca profundizar sobre si los jugadores están dispuestos a ofrecer la profesionalidad exigida.

 

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

19 − cuatro =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar