Cuando el plan es no tener plan

Finalizado el mercado de invierno ha quedado patente que en la toma de decisiones deportivas se cede casi todo el protagonismo a la improvisación

Josep María Bartomeu y Eric Abidal / Foto: MD
0 342

Ha finalizado el temido mercado de invierno y una vez más el Barça ha demostrado que su plan se basa en la improvisación volviendo a quedar en evidencia, y ya van unas cuantas veces, ante el planeta fútbol. Si en verano se enrocaron con el frustrado regreso de Neymar este mercado el nombre de oda ha sido el de Rodrigo Moreno, delantero del Valencia CF.

El club azulgrana ha acudido al mercado con una misión casi imposible, digna del propio Ethan Hunt (Tom Cruise en la famosa saga de películas Mission Impossible). Buscar un delantero contrastado para suplir la baja de Luis Suárez pero sin dinero en la caja para poder cerrar ese fichaje. Una auténtica utopía. El uruguayo lleva dos temporadas con sus molestias en la rodilla y no se la ha buscado sustituto. En el mercado de fichajes de invierno de la pasada temporada se trajo a Boateng. Un jugador de nefasto rendimiento. Es por ese motivo que ahora se fue a por el ‘9’ del Valencia en una operación que se conocía como “no queremos hacer otro “Boateng”.

Como es lógico el club ché se negó a ceder a uno de sus jugadores insignia por una cantidad irrisoria de dinero y con unas condiciones nada ventajosas para su club. Muchos nombres han desfilado por la mesa de la dirección deportiva. Aubameyang, Stuani, Ben Yedder, Werner, Lautaro Martínez, Bakambú…… todos descartados o bien por precio (las arcas están vacías) o por el perfil del jugador. Entre tanto los dos delanteros del filial junto a Carles Pérez han hecho las maletas y han abandonado el club.

Carles Pérez en su presentación con la Roma / MD

Resalta por incoherente de entre todas la salida de Carles Pérez. Jugador formado en la Masía, está acostumbrado a jugar el supuesto “estilo Barça”. Un estilo que quiere recuperar Quique Setién y por el que le han dicho al chaval que mejor se busque equipo porque no sirve para ese estilo. Un jugador que cuando ha tenido oportunidad en el primer equipo no ha rendido a mal nivel y que lleva “mamando” la filosofía culé desde pequeño. El nuevo técnico ha dado la cara ante la prensa y el jugador con un motivo que parece descabellado. Salta a la vista que ha sido una decisión de la directiva para hacer caja con él mientras se ha fichado para la próxima temporada a Trincao. Un gran desconocido para el público en general pero que se han apresurado en comparar con Luis Figo Cristiano Ronaldo, poca cosa.

Y es que esta dirección deportiva va dando tumbos a cada decisión que toma. Eric Abidal y su equipo parecen “monos” al timón de un barco. De un día para otro se destituyó a Valverde sin saber a quién querían para el cargo. Se llamó a Xavi, Koeman, Allegri, ‘Bob’ Martínez…… todos dijeron que no por un motivo u otro para acabar llegando Setién.

El ex técnico del FC Barcelona, Ernesto Valverde / Getty Images

Tal fue la improvisación que ni siquiera tuvieron en cuenta si el nuevo técnico contaba con Aleñá y Todibo ambos cedidos a Betis Schalke respectivamente. El caso del central francés resulta sorprendente. Hace un año fue una apuesta de futuro personal del propio Abidal. Ahora, cuando el equipo parece jugar con tres centrales, esquema que le iría de perlas, se marcha cedido al club alemán con una opción de compra de 25 millones. Económicamente hasta ahí parece una gran jugada financiera pero si se hace efectiva la opción de compra y el Barça le quiere recuperar deberá desembolsar 50 millones. Todo esto teniendo sólo tres centrales en el primer equipo y uno de ellos es Umtiti y sus continuas lesiones. Jugada maestra.

Una vez más parece ser que el plan del Barça es no tener.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

2 × tres =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar