Empate y gracias para el españolizado ŁKS Łódź

El bosnio del Pogoń Szczecin, Kožulj, perdonó al colista de la Ekstraklasa al errar un penalti en el descuento en un choque en el que no salieron bien parados Pirulo, sin minutos, y Samu Corral, sustituido en el descanso, mejor un incisivo Antonio Domínguez y Carlos Moros que cumplió en defensa

Antonio Domínguez uja con Kowalczyk / Łódzki Klub Sportowy Oficial
0 12

El ŁKS Łódź sigue desangrándose en el fondo de la clasificación de la Ekstraklasa. A falta de que acabe toda la jornada 23, se sitúa a siete puntos de la salvación. La llegada de tres futbolistas españoles ha mejorado en algunas facetas del equipo aunque la sombra de Dani Ramírez, ahora en el Lech Poznań, parece alargada. Samu Corral, Carlos Moros y Antonio Domínguez aterrizaron en el mercando invernal para rescatar a un moribundo ŁKS Łódź. Desde la llegada de ellos derrota admisible en Varsovia ante el líder Legia 3-1 y luego sendos empates caseros 0-0 ante Wisła Płock y hoy ante el Pogoń Szczecin.

Solo dos puntos, cosechados tras cuatro derrotas seguidas, aunque sensaciones ligeramente positivas. Sin embargo, el equipo necesita sumar de tres en tres y ante el cuadro de Szczecin el ŁKS Łódź tuvo que conformarse con uno que sabe agridulce visto el final. Pirulo fue, de los cuatro españoles de ‘Los Caballeros de la Primavera’ el que salió peor parado. Kazimierz Moskal dejó en el banco al gaditano que no tuvo minutos y metió de titular a Adam Ratajczyk, un juvenil de apenas 17 años. Era su primera titularidad.

A Samu Corral tampoco le fueron bien las cosas. El granadino fue el damnificado por Moskal que lo sustituyó al descanso por el otro ariete fichado en el mercado invernal, Wróbel, que llegó procedente de la Segunda polaca. Una supuesta solución ofensiva que no fue tal finalmente. El ex del Jastrzębie fallaba casi a puerta vacía en el minuto 62. Fue su única aportación.

Samu Corral persigue al austriaco Zech / Pogoń Szczecin Oficial

Carlos Moros, por otro lado, rayó a buen nivel. Dos partidos seguidos sin encajar en buena parte gracias al valenciano que se está entendiendo muy bien con el experimentado Dąbrowski en el eje de la zaga. El ŁKS Łódź, todavía el equipo más goleado del campeonato, tiene sus mayores cotas de optimismo en la zona defensiva y Moros está contribuyendo a ello superlativamente. Bien al corte, contundente por arriba y fajándose bien con los delanteros en todo momento.

Mientras, Antonio Domínguez estuvo activo. Lo intentó de muchas maneras. Encaró y buscó constantemente el uno contra uno tratando de abrir espacios para probar una de sus mejores armas, el remate desde fuera del área con la zurda. En el primer tiempo, en torno al 37′, ejecutó con elegancia un golpe franco directo que se marchó alto. Los compañeros buscan al onubense, que en cada acción denota calidad. En el 59′ de nuevo desde fuera del área probó al meta croata Stipica que salvó al Pogoń con una ‘palomita’. Domínguez, ante la acumulación de jugadores en el área siempre estaba inteligente para buscar el remate lejano.

Cierto es que el equipo de Szczecin no era una ‘perita en dulce’, todo lo contrario, una victoria en Łódź le ponía en la cabeza de la Ekstraklasa empatado con Legia Varsovia y Cracovia. Vistas sus prestaciones esta temporada, decepcionó pero supo resistir y esperar su momento. La marcha a la MLS estadounidense del delantero Adam Buksa se nota. El austriaco Stec metió el miedo en el cuerpo con un tiro cruzado en la recta final a un ŁKS Łódź al que se le acababa la gasolina. Grzesik respondió en el 82′ para los locales hasta que llegó la jugada clave del choque.

Antonio Domínguez buscando un pase ante el Pogoń Szczecin / Artur Kraszewski

Corría el tiempo de descuento. Zancadilla del esloveno Vidmajer sobre Kožulj dentro del área. El propio jugador bosnio fue el encargado de lanzar la pena máxima. Resbaló el balcánico lo que hizo que la pelota se le fuera alta. Y lo caprichoso que es el fútbol, en la última jugada del duelo, tras un saque de esquina botado con maestría por Antonio Domínguez, que vio cartulina amarilla en el 13′, el esférico pegaba en un jugador del Pogoń y el meta Stipica salvaba sobre la misma línea de gol. Final de infarto y punto insuficiente para el cuadro de Łódź al que se le agota el crédito. Siete choques oficiales lleva sin ganar. Su próxima visita a Gdynia para medirse al Arka, actual penúltimo clasificado, será una auténtica final.

FICHA TÉCNICA:

Ekstrastats

ŁKS Łódź: Malarz – Grzesik, Carlos Moros, Dąbrowski, Vidmajer – Trąbka, Antonio Domínguez, Srnic, Wolski (72′ Ricardo ‘Guima’), Ratajczyk (82′ Sajdak) – Samu Corral (46′ Wróbel).

Pogoń Szczecin: Stipica – Stec, Triantafyllopoulos, Zech, Nunes – Spiridonović (79′ Kozulj), Dąbrowski, Podstawski, Kowalczyk, Cibicki (78′ Benyamina) – Manias (Listkowski 70’).

Árbitro: Bartosz Frankowski (Toruń). Amonestó a los locales Grzesik, Antonio Domínguez y Dąbrowski así como al visitante Triantafyllopoulos.

Incidencias: Partido que abría la 23ª jornada de la Ekstraklasa disputado en el Estadio Miejski de Łódź ante 5.150 espectadores. Unos 3º de temperatura.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

15 + 14 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar