McLaren presenta su nueva joya en su camino hacia la reconquista

Los de Wooking realizan una presentación que invitan a la esperanza sin renunciar a la cultura del esfuerzo fundamentada en la paciencia

@McLarenF1
0 90

McLaren ha puesto en escena su nuevo MCL35. Su estética plasma metafóricamente la línea que ha experimentado su predecesor, el MCL34, en términos de rendimiento. El pronunciado color papaya junto a pequeñas nociones de azul continuarán marcando la nueva era que se deseada escribir en Wooking.

El objetivo no es otro que seguir acercándose a la pelea por las posiciones de podio manteniendo los pies en la tierra. Zak Brown es plenamente consciente de que los hinchas de la escudería han colmado su paciencia tras haber escuchado una gran cantidad de falsas promesas.

Recalcó durante el invierno que la lucha hasta el título puede quedar aplazada hasta la temporada 2023. A pesar de los grandes progresos experimentados durante la anterior campaña y teniendo un cambio de normativa en el horizonte de cara a 2021 con Mercedes, su cantidad y calidad de trabajo no se ha visto disminuida durante los últimos meses.

@McLarenF1

Brown se ha mostrado muy orgulloso por el trabajo del equipo y espera tener una temporada:

“Hoy es un día para esta muy orgulloso de todo el equipo. El año pasado logramos lo que teníamos propuesto, ser el cuarto mejor equipo de la parrilla. Nuestro ritmo satisfactorio en la pista y nuestra energía renovada nos permitió hacer una temporada realmente competitiva. Disfrutamos de nuevo de lo que es correr. Ahora seguimos muy centrados y lo que tenemos que hacer es seguir dándolo todo para seguir mejorando”.

Según uno de los ingenieros españoles de McLaren, Iván Roldán, en su cuenta oficial de Twitter, el esfuerzo realizado está fuera de toda duda.

“Como siempre digo, puede que te guste o no, pero este coche ha sido fabricado con una enorme cantidad de trabajo, sangre, sudor y lágrimas. Todos y cada uno de nosotros ha dejado su alma en él. Y esto es solo el comienzo del viaje”

Podemos presenciar pronunciados cambios en la configuración del monoplaza. El alerón delantero del coche es más minimalista que su predecesor. Además,  de sus competidores, contará con dos aletines laterales. Por otra parte, la parte trasera queda más estrecha. Sus pontones son más rectangulares y finos, proporcionándoles una zona de brandegoards que le otorguen mayor carga aerodinámica.

Sus pilotos han seguido minuciosamente la elaboración de su nueva lanza de combate. Carlos Sainz ha estrenado nuevo casco como metáfora o preludio de una temporada en la que promete seguir recortando la distancia con Mercedes, Red Bull o Ferrari.  Los test de Barcelona son la primera prueba de fuego, ya que ha marcado la esperanza y la crónica de una muerte anunciada durante las temporadas anteriores.

“En McLaren hemos pulsado el botón de reinicio tras ver la bandera a cuadros en Abu Dhabi y hemos trabajado muy duro para intentar mejorar cada detalle de nuestro coche. El salto sólido que dimos la temporada pasada fue una gran motivación.

“No nos podemos permitir quedarnos parados en 2020 si queremos reducir el hueco con los de delante. La ambición es empujarme y empujar al equipo para que dé otro paso hacia delante esta temporada.

@McLarenF1

Por otra parte, Lando Norris ha recalcado su atracción hacia la imperante belleza del nuevo McLaren. El británico ha declarado sus deseos para su segunda temporada en la Fórmula 1. Sus sonrisas inocentes equipadas con su ambición sana han recalado en el paddock.

Tener un compañero con la juventud y la experiencia de Carlos Sainz le ha marcado para conocer la filosofía de trabajo de equipo exigida por la escudería anglosajona. Ver su foto de perfil cuando el madrileño consiguió un podio en el que le dejó pasar para no entorpecer su remontada demuestran su total legalidad.

Sin embargo, se encuentra en un deporte en el que la supervivencia queda condicionada sensiblemente a derrocar a su compañero de equipo sin renunciar a intereses colectivos. Por lo tanto, la tarea es arduamente complicada.

Al igual que Giovinazzi, la madurez acaba conquistando su carácter divertido con pronunciados toques de inocencia durante su primer año de trayectoria. El propio Lando ha confesado que ostenta más madurez en su persona.

“Aprendí muchas cosas en 2019, sobre todo al trabajar con Carlos. Hemos trabajado en muchas cosas que me han sido de gran ayuda. Con un año de experiencia, ya me siento con más confianza”, ha asegurado Norris, que habla de ponerse metas realistas este año.

Para este 2020, Norris no se marca objetivos, pero asegura que se  muere de ganas de sentarse en el coche

“No nos hemos establecido objetivos que no podamos ser capaces de cumplir. Será complicado mantener ese cuarto lugar que logramos en 2019, pero tengo ganas de saber en qué posición estamos en comparación a nuestros rivales. Quiero probar el coche y competir de nuevo ya.

Sienta muy bien arrancar tu segunda temporada en Fórmula 1 de esta manera. Me gustó la temporada 2019, pero lo bueno es que ahora tengo más confianza en mí mismo y estoy más tranquilo. Me he preparado a conciencia para este año”.

La semana que viene arrancarán los preparativos para la 57º temporada para un equipo demasiado sediento de victoria hasta el punto de que una tercera plaza obtenida de forma rocambolesca en el pasado Gran Premio de Brasil ha sido celebrado como si de un título mundial se tratase.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

4 × uno =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar