Airam Cabrera: “Polonia y la Ekstraklasa me cambiaron la vida”

El actual delantero de la UD Extremadura, que anotó 30 goles en 55 partidos en la Ekstraklasa, recuerda su etapa en el fútbol polaco en una entrevista en el medio Przegląd Sportowy repasando además cómo está viviendo el confinamiento en España y su posible regreso a Polonia

Airam era un ídolo en el Cracovia, en la imagen posa junto a una imagen suya / Foto: José Lagrada Guzmán
0 56

A nadie se le escapa que el canario Airam Cabrera dejó huella en Polonia. El actual delantero de la UD Extremadura pasó como un ciclón en sus dos etapas en Polonia, 30 goles y 4 asistencias en 55 partidos entre el Korona Kielce (2015/16) y el Cracovia (2018/19). Unos números envidiables y su cercanía le han convertido en un jugador muy querido no solo allá donde estuvo sino entre todo el mundo futbolístico polaco. Por esa razón, fue entrevistado por el medio de Polonia Przegląd Sportowy de la mano del periodista Jakub Krecidlo.

El ariete de Puerto de la Cruz se encuentra en Cádiz donde vive con su pareja y, como todos los futbolistas, vive recluido en casa ante la epidemia del coronavirus que asola a todo el planeta: “El club (UD Extremadura) me permitió quedarme en mi casa en Cádiz. Aquí estoy más tranquilo. Hay pocas infecciones en Andalucía, muchas menos que en Madrid. Si viviera en allí, me volvería loco. Estoy en un piso más alejado del centro de la ciudad, situado en un barrio más tranquilo. Me da sensación de paz”, declaró.

A Airam le preocupa mucho la situación que vive España asolada por las infecciones del contagioso virus que trae en jaque al país y con miles de muertes que contar. Él está “bien” aunque admite que la situación es “terrible” aunque da gracias a Dios que su “familia está sana”. Él sigue cumpliendo en casa con el plan hecho por su preparador físico, de hecho “todos los días tenemos que enviar un vídeo de cómo entrenamos durante una conversación del club en WhatsApp”. De esta manera, cumple religiosamente con la cuarentena. Por eso, le molesta “cuando veo a algunas personas volando a las Islas Canarias (su tierra natal) de vacaciones durante la epidemia, como si nada hubiera pasado, o yendo a la playa durante el fin de semana… La estupidez de algunas personas es impactante“, comenta Airam a Przegląd Sportowy.

Airam tras anotar un gol con el Korona Kielce / Sławomir Stachura

El tinerfeño no está de acuerdo cómo se han hecho las cosas en España lo que ha llevado a la trágica situación actual con el coronavirus: “Hace unas semanas no nos tomamos la amenaza en serio, y hoy tenemos las consecuencias. No hemos sacado ninguna conclusión de la experiencia de italianos o chinos. Pensamos que éramos inmunes e intocables, que no nos tocaría”, dijo un Airam que fue incluido la temporada pasada en el once ideal de la Ekstraklasa con el Cracovia tras marcar 14 goles en 27 encuentros.

Esas cifras le encumbraron en el fútbol polaco donde considera que se sintió apreciado. Esta campaña no ha estado jugando mucho en la UD Extremadura, con 6 partidos oficiales y un gol anotado ante uno de los ‘gallitos’ de la Segunda División, la UD Almería de Guti. Por eso, viendo su rendimiento en Polonia y el poco ‘chance’ que recibe en tierras pacenses, cree sentirse infravalorado. “La confianza es lo más importante en la vida de un jugador. Cuando alguien cree en ti y te apoya, es mucho más fácil para ti pero eso no lo siento en España. No juego casi nada. Realmente no tengo oportunidad. Y cuando aparece una, generalmente entro en el campo durante un cuarto de hora después de una serie de diez partidos consecutivos en el banquillo”.

Difícil demostrar de esa manera las credenciales que ofreció en Polonia país al que se aclimató bien paulatinamente: “El comienzo no fue fácil, porque fue mi primera etapa fuera de España. En mi país tratan a los jugadores con extrema precaución. Los clubes hacen todo lo posible para que puedas concentrarte solo en el juego, mientras que en Polonia debes cuidar además de tu equipación, botas, etc. Tuve problemas con la adaptación. Mi primer entrenador, Marcin Brosz, hablaba solo polaco. Afortunadamente, encontré personas geniales como Vanja Marković, Bartek Pawłowski y el asistente Tomek Wilman me ayudaron en el Korona, y en Cracovia no hubo tal problema, porque Michał Probierz hablaba inglés y yo entendía mucho mejor el polaco”, explica el futbolista de 32 años a Przegląd Sportowy.

Airam firmando su cesión al Cracovia / cracovia.pl

El secreto de su éxito en el fútbol polaco fue que tiene “características completamente diferentes de los delanteros en Polonia. No gano duelos en el aire o físicos, pero soy técnicamente bueno y dentro del área puedo crear buenas situaciones para mis compañeros. Les di a Korona y Cracovia lo que otros no tenían. El fútbol es más directo, con lo que me sentí bien”, considera el chicharrero afincado en tierras gaditanas.

El citado anteriormente, Michał Probierz, un entrenador con mucha experiencia, fue su último técnico en Polonia. Fue la temporada anterior con el Cracovia, equipo al que todavía dirige el nacido en Bytom. De él, Airam habla maravillas. “Es un gran entrenador. Sabía cómo mantener la distancia, no permitía que ningún jugador se sintiera más que ser un futbolista”, relata. Dice tener a día de hoy “contacto con muchos jugadores del Cracovia: Diego Ferraresso, Michał Helik, líder del equipo … La temporada anterior fue brillante para mí en todos los aspectos“, recuerda.

No fue posible permanecer en el Cracovia, club en el que estaba cedido por la UD Extremadura. Con ‘los cinturones’ consiguió el acceso a la previa de la Europa League. “Tuve que volver a España, era una prioridad para mí en el verano. Podría haber vuelto en invierno, pero al final no sucedió. No todo lo que se dice y escribe es verdad. Pero esto es cosa del pasado, no quiero reflexionar sobre ello.”, explica el atacante de la isla de Tenerife que también dejó un grato recuerdo en equipos como el Cádiz CF que fue su paso previo a su primera experiencia polaca en Kielce.

Airam festeja un gol con el Cracovia / Twitter Ekstraklasa

¿Volver a Polonia?. Sin duda, es una opción que contempla Airam que ya estuvo en la ventana invernal de transferencias cerca de recalar en el Wisła Cracovia. Polonia y la Ekstraklasa “me cambiaron la vida”, admite. “Aprendí muchas cosas y conocí personas fantásticas de todo el mundo. Empecé a hablar inglés, entiendo polaco y estoy muy contento de haber jugado allí. Me gustaría que los jugadores de España, que no saben qué hacer con sus carreras, puedan ir a la Ekstraklasa porque les puede ayudar mucho en la vida. Fíjate Carlitos o Dani Quintana. No eran nadie en España luego jugaron en Polonia, explotaron y se fueron firmando contratos por valor de un millón o un millón y medio de euros“, recuerda.

A la espera de que se reanude la competición cuando la pesadilla del coronavirus acabe, seguro reactivará los rumores de llegadas de futbolistas españoles a Polonia. Y entre ellos la vuelta de Airam también estará en el alero en un mercado apetitoso para jugadores y agentes con vistas a sentirse más reconocidos y valorados.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

3 + 4 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar