Pablo Rivero: “Es bonito encontrar la libertad del teatro”

El Sirviente
0 50

“El Teatro es la Poesía que sale del libro para hacerse humana”. Con esta cita, Federico García Lorca retrataba la esencia del mundo teatral. El Sirviente, una de las producciones dramáticas que narra cómo las emociones esclavizan los sentimientos del género humano independientemente de su condición social.

Pablo Rivero, todo un doctor en connotaciones emocionales, es uno de sus personajes principales. Su elegancia combinada de naturalidad muestra la capacidad de seducción y ha hecho lo propio en lugares emblemáticos como Madrid, Sevilla, Córdoba y Zaragoza.

“Afondar es Cultura” y servidor somos plenamente conocedores de sus aptitudes y en un perfecto ejercicio cooperativo, hemos tenido la oportunidad de entrevistar a un artista polifacético que mejora como el buen vino.

Pablo actualmente está usted de gira con El Sirviente ¿Cómo ha surgido la oportunidad de trabajar en esta gran obra?

Me llamaron en Mayo más o menos, para entrevistarme con Mireia Gabilondo que es la directora de la obra. Me contaron quién estaba en el reparto, el cual estaba Eusebio, parte de la producción me conocía por otra obra de teatro y más en el Español que he trabajado en varias ocasiones en el Español. Además tenían referencias por otras obras, y él entrevistarme con Mireia, le parecía bien y empezamos a trabajar en la obra.

Casualmente interpreta el papel de Tony el protagonista de la historia ¿Qué tablas te ofrece el teatro y en qué se diferencia con la televisión?

Yo siempre me he criado con el cine, es siempre lo que me ha gustado y también lo audiovisual. De hecho, yo estudié Comunicación Audiovisual, pero si es verdad que con el tiempo, tuve la suerte de debutar con Tomás Pandur que me inculcó con el amor y la pasión por el teatro. Y luego con el tiempo lo que al principio eran nervios y no disfrutar de todo por la responsabilidad y por no terminar de controlar, por falta de experiencia o juventud.

Con el tiempo para mí se traduce en hay algo en el aquí y ahora de pisar, del momento, del estar de verdad que eso no se tiene en el cine o en la Televisión. Se puede vivir mucho las secuencias pero hay algo como de supervivencia porque en el teatro suelen pasar muchas cosas, está vivo los compañeros no lo hacen igual, tú tampoco lo haces igual y algo como de acompañase y disfrutar que es adrenalina, que pocas veces la encuentras en un rodaje al no ser que hagas algo muy especial una secuencia especial.

Para mí además que soy una persona muy impaciente cada vez llevo peor las esperas, por lo que esto de llegar al teatro y hacerlo me gusta mucho. ¿Y cada ciudad será diferente también? Si a todos los niveles siempre pasan cosas.

Y siempre al principio por lo menos yo soy muy responsable. Al principio no es que le disfrute menos pero estoy tan obsesionado con respetar el dibujo, y lo que marca la directora, en este caso, cada vez que no algo raro “ esto no era así, esto no era estoy como un cortocircuitando en todo momento”.

En cambio lo bonito es cuándo todo lo llevas ya rodado y todos conocemos la partitura digamos, pero sabes que si a lo mejor te sales un poco suele ser más a favor que en contra. Y es bonito encontrar la libertad del teatro. Hay algo de dejar de pensar que lo vas cogiendo conforme la obra va pasando, que es muy bueno es un abismo y estás siempre al límite de equivocarte a lo mejor pero sin duda es mucho mejor que estar así como en un rodaje. Aunque en un rodaje pruebas se hacen varias tomas el director te dice y a lo mejor hay una cosa que a ti no te gusta y nos que no pasa por que se coge de secuencia, o estás con un compañero que está haciendo cosas raras y dices bueno, pero que no pasa nada porque esos silencios. O sea hay una parte del código, que en el teatro eso los espectadores lo ven.

Compartes escenario junto a Eusebio Poncela, Sandra Escacena, Lisi Lander ¿Qué tal la conexión con tus compañeros de teatro?

Pues hombre, en parte de los que estamos disfrutando la gira es por la compañía que hemos creado y indudablemente el hecho de que tengamos mucha más relación y mucha más confianza favorece a la obra. Yo creo que nos lo estamos pasando muy bien, somos muy diferentes todos pero luego nos entendemos muy bien.

Está siendo una experiencia maravillosa en el caso de Eusebio Poncela imagínate para mí, yo he crecido con sus películas, es un referente me imponía muchísimo y es un tipo que es muy generoso y es muy especial. También da muy buenos consejos y es el mejor ejemplo del aquí y ahora siempre está en escena y no se preocupa de las formas si no de estar y te obliga de estar de una manera muy buena para un actor.

Falta por conocer el papel de Richard ¿Nos puedes adelantar quién lo va a interpretar?

Si, Richard va a ser Carles Francino

¿Cuál es la ciudad que ha acogido mayor calor de público en la obra El Sirviente?

La verdad que en todas puedo decir con más calor los teatros más grandes Sevilla era muy grande, Córdoba también pero estamos llenando por suerte en todos los sitios. El recibimiento está siendo muy bueno, la gira está siendo muy positiva.

¿Qué tal el calor de público hacia la obra?

Siempre pasa que en Madrid, sobre todo cuando estás en el español, la gente es cómo más fría al principio es una cosa que no sabes. Pero desde luego está siendo muy bueno, está lleno, los aplausos eso se nota, pues muy bien o sea muy agradecido, es una obra que es muy agradecida de hacer, porque la gente está en tensión pero también se divierte mucho humor negro y mucha ironía y yo creo que la gente se lo pasa bien”

Hablando de Tony, también apareces con él en la serie Cuéntame Cómo Pasó ¿Qué has aprendido de Tony Alcántara durante estos años? ¿Y qué aprendizaje crees que vas a sacar de Tony el aristocrático?

“Bueno pues casi de Tony son los dos personajes muy opuestos. Lo que tiene Tony el aristócrata es el colmo de la vaguería es vivir bien, pasar de todo, dejándose el vicio digamos. Y Tony alcántara es todo lo contrario como de querer hacer muchas cosas, de responsabilidad, de abarcar temas complicados que no puede ni con los suyos personales como para meterse en fregados no.

Siempre está en eso, pero sin embargo Pablo está más cerca de Tony Alcántara en el sentido de que siempre le gusta estar haciendo cosas porque no me gusta sin hacer nada, si no hago siento que pierdo el tiempo pero bueno de Tony alcántara me gusta el sentido de la responsabilidad y de Tony Williams la más divertida, la más relajada.

¿Añoráis la ausencia de los personajes que se han marchado de la historia?

A Ricardo Gómez que es Carlos y a Elena Rivera que hace de Karina que es de Zaragoza.

¿Cómo se está viviendo dentro del elenco, la separación de Antonio y Merche?

Pues ya acostumbrados como ha sido a lo largo de varias temporadas y la primera vez que se gestó nosotros nos habían informado de las lecturas y sabíamos por donde lo iban a llevar es algo que estamos viviendo que no nos pilla de sorpresa. Yo como espectador aún así todo el rato con el corazón como en un puño no de que se junten.

Pero creo que está dando, bueno como una serie que dura tanto hay que llenarla de matices no y de cosas nuevas e intentar mantener el interés. A mí me está interesando mucho porque además era una época en la que empezaba los primeros divorcios en España, al final están contando algo de lo que es la historia, que es la base de la serie.

Sobre Cuéntame Cómo Pasó, actualmente estáis en la temporada 20 ¿Qué opinas de la década de los 90 dentro de la serie?

Bueno pues eso, los 90 como las épocas anteriores está tratando de la mejor manera que se puede, el equipo de documentación, de arte y de caracterización que hacen un trabajo excelente por ejemplo esta temporada la guerra de Irak que es dónde ha ido mi personaje creo que era un trabajo muy notorio para el que hace todo el equipo para recrear ese momento no.

Tanto lo que era la guerra como lo que ha sido el trabajo de documentación, como afecta a la sociedad y los personajes y como se vivían los bombardeos en directo y en decreto bueno yo creo que es un paso más en la serie un paso más en llegar hasta los 90.

Además se han confirmado dos temporadas más de la serie, ¿Qué cree que nos puede aportar todavía la serie sobre nuestra historia?

Lo que propone esta serie es seguir acompañando a esta familia en su vida en cómo van creciendo en paralelo a la tuya personal. Ver el cómo los personajes se juntan y se desjuntan, como van eligiendo a la pareja, él como les va en el trabajo y el cómo les afecta los acontecimientos que van teniendo dentro de la historia y ver todo lo que ocurre en torno a la familia Alcántara.

¿Qué proyectos artísticos y literarios le esperan a Pablo Rivero?

Pues acabo de terminar una representar una obra de las noches de las suites que se llamaba yo y sus circunstancias que es del sirviente. Entonces me queda la gira del “El Sirviente”, empezar la siguiente temporada de Cuéntame y ya se va a publicar en abril mi segunda novela que se llama “Penitencia” y estoy debatiéndome entre escribir otra novela para ganar tiempo o elaborar un guión que está pendiente.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

7 − dos =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar