Luis De la Fuente: “La normalidad sólo se recuperará a largo plazo”

El seleccionador nacional Sub-21, representó a la RFEF en la mesa redonda de entrenadores organizada por 3COM Marketing, en la que se habló sobre la incidencia del COVID-19 en los deportistas y sobre el futuro próximo del deporte una vez que se supere la crisis sanitaria actual

Imagen de 3COM Marketing
0 23

De la Fuente se mostró optimista y reconoció abiertamente que durante el confinamiento prácticamente se trabaja tanto o más que antes de declararse el estado de alarma por la pandemia global que está asolando a nuestro planeta.

El aplazamiento de la Eurocopa Sub-21 y de los JJOO de Tokio

“La selección sub-21 ha visto como se le aplazaban dos citas sumamente importantes para nosotros como son el Europeo de 2021 y sobre todo los Juegos Olímpicos de Tokio”.

“Esta segunda cita la estábamos esperando con mucha más ansia. De hecho, ya estábamos inmersos en la preparación del torneo”.

El día a día del seleccionador Sub-21 durante el confinamiento

“Nuestro día a día habitualmente y en una situación de normalidad es de seguimiento, de scouting y de visionado de partidos”.

“Al no tener competición seguimos trabajando, pero lo hacemos en otra línea. Preparamos y cambiamos la metodología para un futuro trabajo con los jugadores en las concentraciones”.

“Además, en mi caso estoy aprovechando para el visionado de los vídeos de los jugadores a los que he estado siguiendo durante todo el año. Intento ver partidos en los que han jugado en otras demarcaciones, con otros entrenadores. En definitiva, intento ver otros detalles en los que no me había fijado”.

“El trabajo no nos falta”

Mantener la ilusión y el optimismo es fundamental

“Mantenemos esa ilusión de que Dios quiera que esto acabe pronto para poder retornar a una vida normal. Una ilusión que nos ayuda a sacar lo mejor que tenemos dentro para luchar contra una adversidad tan exigente como la que estamos viviendo actualmente”.

La incidencia del COVID-19 en el desarrollo de sus funciones como seleccionador nacional Sub-21

“Nosotros dependemos de que se celebre la competición cada fin de semana. Mientras los clubes no tengan la posibilidad de jugar, nosotros tendremos que hacer ese otro tipo de trabajo. Sin partidos no podemos hacer el seguimiento típico de los jugadores”.

“Pese a esa circunstancia, nosotros no le cerramos la puerta a nadie. Esto me permite ver a otros jugadores, que por otras circustancias estaban en un segundo plano, ya que había otros jugadores que habían jugado mejor durante el tiempo transcurrido de competición. Por lo que, estaba prestándoles más atención. Pero insisto en que ahora puedo estar más pendiente de esos otros detalles”.

“En este sentido creo que el parón que estamos viviendo es muy enriquecedor. Pese a esto, creo que todos estamos deseado que se vuelva a la normalidad y que más pronto que tarde podamos estar compitiendo y volviendo a nuestra actividad diaria. Eso significaría volver a tener de nuevo salud y haber superado esta dramática situación que estamos viviendo, y que ni en nuestros peores sueños hubiéramos pensado que nos podía suceder”.

Imagen del Diario AS

El panorama que espera una vez que se pueda retomar la competición

“Difícilmente los jugadores van a poder volver al nivel que han dejado cuando se suspendió la competición. Es complicado después de los tres o cuatro meses que pueden estar sin actividad física y sin competir”.

“Somos conscientes de que a corto o medio plazo no pueda reaparecer la normalidad. Eso ocurrirá a largo plazo, cuando Dios quiera que aparezca una vacuna y podamos controlar la pandemia. Mientras tanto, en el medio plazo es muy difícil jugar una competición si no se tienen garantías de salud”.

“No se pueden modificar las reglas del juego en ninguno de los deportes que impliquen cierto contacto. Eso es imposible. Por lo que se podrán volver a disputar partidos cuando se tenga la certeza de que todos los implicados están sanos”.

“Habría que hacer test a todos los contendientes para comprobar que se da esta circunstancia. Es imposible celebrar nada sin tener esta certeza”.

La importancia de la fortaleza física y mental de los jugadores en esta situación

“En una situación excepcional como la que estamos viviendo hay que tomar medidas acordes con la misma. Para esto la actitud y mentalidad de los deportistas debe se también excepcional”.

“Tendríamos que hacer un esfuerzo todos y entender que hay mucha gente que tiene mucha ilusión en que el deporte vuelva a ponerse en marcha, ya que el deporte da mucha alegría y hace que la gente tenga una ilusión toda la semana”.

“Deberíamos hacer todos un tremendo esfuerzo e incluso sin tener las garantías de estar a un nivel adecuado. Tendríamos que hacer un esfuerzo y rendir por encima de nuestras posibilidades, y darle a la sociedad una alegría, porque después de todo este drama que estamos viviendo se lo merecen”.

“Espero que antes de marzo se recupere la normalidad, tanto en la vida como en el deporte. Esperemos poder encontrar una vacuna lo antes posible, ya que mientras ésta no exista es muy difícil poder retornar nada”.

La incidencia de jugar a puerta cerrada en el fútbol

“El fútbol a puerta cerrada perdería mucho. El deporte sin aficionados pierde sentido. El fútbol, en concreto, vive de la gente, ya que se trata de un acontecimiento multitudinario. Por lo que, sin el aficionado estaríamos desvirtuando mucho este deporte”.

“Es necesario valorar si aún así los beneficios superarían a los perjuicios que aportaría esta situación. Los beneficios llegarían de cara a la sociedad, pero en lo que implica a la actividad deportiva cambiaría todo sin aficionados. El fútbol es para vivirlo con publico”.

Evitar perder a toda costa una generación en las categorías inferiores

“En el fútbol se mantienen las generaciones de este año para los Juegos Olímpicos. Es lo más justo de cara a una generación que se ha ganado el derecho a estar en este evento”.

“El no mantener a estos sub-23 era penalizarlos injustamente y negarles esa posibilidad. En el fútbol se mantendrá ese limite de edad contando como último año 2020 y no 2021”.

“Lo único que se mantiene igual son esas tres excepciones de jugadores mayores a los 24 años, que marca la norma en este caso”.

“Así se hace justicia, ya que será la gran mayoría de la generación que nos clasificó para los Juegos Olímpicos la que esté presente en este gran acontecimiento. Esto ocurrirá también en la Eurocopa que se traslada al año 2022”.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

once − 6 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar