La imposibilidad de ser justos y los ascensos a LF Endesa

La pandemia por el COVID-19 ha obligado a la FEB a adoptar una decisión para finiquitar la temporada 2019 - 2020, que independientemente de su resultado final era totalmente imposible que contentara a todos los clubes implicados y que ha terminado con el regreso de Estudiantes y Sant Adrià a la máxima categoría del basket femenino nacional

Imagen de FEB
0 43

Complicada tesitura la que tenía por delante la Federación Española de Baloncesto a la hora de decidir el final anticipado de la temporada en el Basket Femenino, con motivo de la crisis sanitaria por el COVID-19 que ha asolado el deporte no solo español sino mundial.

Una decisión en manos de las diferentes Federaciones

Las diferentes Federaciones han adoptado las soluciones que han entendido como mejores en cada una de sus disciplinas deportivas, sin tener en cuenta un criterio unánime, lo que en parte se ha debido a la falta de liderazgo por parte del Consejo Superior de Deportes, que se ha lavado las manos dejando la “papa” caliente en manos de las diferentes Federaciones.

Quizás lo más lógico, teniendo en cuenta la  excepcionalidad de la situación vivida en el planeta, hubiera sido la de dar por nula la temporada, reiniciándose la competición el próximo curso como si la campaña 2019 – 2020 nunca hubiera existido.

Un play-off imposible de jugarse

A pesar de la decisión de demorar la resolución de jugar o no un play-off por el ascenso hasta el pasado lunes 25 de mayo, era evidente que tal posibilidad era del todo imposible, debido a que la mayoría de las jugadoras de los equipos de LF2 regresaron a sus países y localidades de origen, debido principalmente a la imposibilidad de los equipos de mantener económicamente sus plantillas durante varios meses más de los previsto inicialmente en sus respectivos presupuestos.

El caso particular del SPAR Gran Canaria

La decisión de adoptar como línea de corte el momento preciso en el que se canceló la competición, sin tener en cuenta la existencia en ambos grupos de equipos con menos partidos disputados que sus rivales, no parece la decisión más coherente, aunque también es cierto que en el caso del SPAR Gran Canaria, el equipo que más se ha quejado con la decisión de la FEB, tampoco había ninguna garantía de que en el encuentro aplazado con el RACA Granada, fueran a lograr la victoria, principalmente porque poco tenía que ver el equipo nazarí con el de la primera vuelta, desde la incorporación de la ex Guerrera Amarilla Estela Royo y de la americana Tahesha Warner.

Apelar a los 40 años de historia del club, a su brillante palmarés o a la desorbitada inversión económica realizada esta temporada para regresar a la máxima categoría no son argumentos válidos para justificar un ascenso a dedo en los despachos, al igual que tampoco lo es cargar las tintas sobre los representantes canarios en la Comisión Delegada de la FEB por no brindarles un trato de favor en la votación final.

Indudablemente el SPAR Gran Canaria debe sentirse agraviado por verse abocado a jugar otra temporada más en la categoría de plata y por no tener la oportunidad de ganarse en la pista el derecho a ascender, pero al igual que ellas tienen derecho a sentirse agraviados el BAXI Ferrol, el GDKO Ibaizabal, el Pacisa Alcobendas, el Laboratorios Ynsadiet Leganés, el Sinergia Real Canoe, el Celta Zork Recalvi, el Patatas Hijolusa, el Osés Construcción Ardoi, el Unicaja, el Lima Horta Barcelona, el Barça CBS o el ISE CB Almería; de los que muchos de ellos al igual que las grancanarias, tenían un partido menos y totales opciones de clasificarse para un play-off final con los 4 mejores de cada grupo.

El recurso del pataleo

El recurso del pataleo y la opción de buscar un ascenso forzado en los tribunales está claro que es posible para todos los equipos agraviados, pero la realidad es que en esta situación cualquier solución que se adoptase no contentaría a nadie.

Ser primero en la fase regular no garantiza nada a nadie, tal y como se pudo ver temporadas anteriores en las que muchas veces no ascendía el equipo más regular, sino aquel al que le acompañaba la fortuna o llegaba mejor al leonino play-off por el ascenso.

Estudiantes y Sant Adrià, de lo mejor de la temporada

Estudiantes y Sant Adrià está claro que han demostrado una regularidad que les ha mantenido en las posiciones altas de la tabla durante prácticamente toda la temporada, sobre todo en el caso de las colegiales que llegaban al parón con un ritmo endiablado de 20 victorias consecutivas, que la convertían sobre el papel en el equipo favorito al ascenso.

La realidad en ocasiones poco tiene que ver con la teoría

Además sobre el papel también parecía más potente el Grupo A que el B, lo que tampoco garantizaba en un hipotético play-off que ascendieran un equipo de cada Grupo.

En definitiva, podemos especular a favor o en contra de la decisión de la FEB, según la brisa que más nos convenga en cada caso, pero al final el marrón lo ha tenido que solventar la Comisión Delegada y sorprendería que el CSD cambiase la decisión final después de dejar en manos de cada Federación dicha decisión y el resto ya es historia.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

ocho − seis =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar