La última de Bartomeu

Imagen del Sport
0 871

A falta de formalizar los acuerdos y las pertinentes revisiones médicas el truque Arthur- Pjanic es ya una realidad. El aún jugador del Barça ya está en Turín para pasar reconocimiento médico con la Juventus.

La operación ha causado un gran revuelo en las redes sociales dónde la gran mayoría de los aficionados culés no entienden cómo se puede pasar de tener a un jugador de 23 años, al que muchos comparan con Xavi para traer a un jugador de 30 años que en Italia esta temporada le han llamado tractor en más de una ocasión.

A nivel contable la operación tiene fácil explicación. Se ingresan 70 millones por Arthur y se invierten 60 en Pjanic. Eso deja un margen de beneficio de 10 millones de euros. Deportivamente no tiene ninguna lógica ni explicación. Si realmente no estás contento con el rendimiento del jugador y decides traspasarlo lo lógico es apostar por la gente de casa como Riqui Puig, Collado Aleñá pero al traer a un jugador de 30 años les tapas la proyección. Eso por no hablar de que tienes una plantilla dónde los pilares del equipo sobrepasan esos 30 años.

Y es que esta operación no tiene ningún matiz deportivo. Todo lo contrario. La junta de Josep María Bartomeu sólo busca cuadrar las cuentas. Una junta que tiene más que claro que en las próximas elecciones de 2021 (si una moción de censura no lo remedia antes) están fuera. Para cuando estén fuera quieren dejar las cuentas saneadas aún a riesgo de dejar la parcela deportiva hecha un solar. De esta manera evitar así una acción de responsabilidad cómo la que impulsaron (y perdieron) contra Joan Laporta y su junta. Una operación que no piensa en absoluto en el futuro del club si no más bien en el suyo propio.

Imagen del Diario AS

Después de todos los escándalos protagonizados por esta junta si les quedara un ápice de barcelonismo deberían dimitir y convocar elecciones anticipadas. El futuro del club está hipotecado y corremos un grave riesgo de ser el nuevo Milán, un gran histórico de Europa venido a menos.

Desde estas líneas sólo queda desear suerte a ArthurUn jugador que por cualidades técnicas y ADN podría haber marcado una época en Barcelona y al que hasta el momento su “pobre rendimiento” parece que se debe más a su inmadurez por la edad.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

12 − 8 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar