CB Herbalife Gran Canaria 2020 – 2021: la diversión como objetivo

Porfi Fisac ya lo advirtió en su presentación como nuevo entrenador del Granca y vista la confección del nuevo plantel junto a Willy Villar, el equipo parece dar un giro radical de 180º en su confección para apostar por un juego dinámico, vertiginoso, con muchos puntos y con la diversión garantizada

Imagen de CBGC
0 91

El fin de la era Berdi Pérez acababa de la peor manera posible, quizás en cierto modo hasta cruel para el ya ex director deportivo, que pagaba sus malos resultados en las dos últimas temporadas, lo que empañaba su segunda estancia en la isla, en la que fue capaz de llevar a los amarillos hasta lo más alto.

La salida de Fotis Katsikaris tras una temporada gris en la que el Granca se quedaba fuera de la Copa del Rey y era invitado a participar en la Fase Final Excepcional, era en cierto modo necesaria, a pesar de la ilusión generada con su llegada la temporada anterior.

La apuesta por Willy Villar y por Porfi Fisac ha devuelto la ilusión a una afición que no ha tardado en despejar sus dudas respecto al tándem encargado de reflotar la nave claretiana, tras conocerse la confección del nuevo equipo para la temporada 2020-2021, aunque habrá que esperar un tiempo prudencial para ver a las nuevas piezas sobre el tablero.

Salidas y dudas

Imagen de Mundo Deportivo

El Granca ha perdido la friolera de 4 capitanes en dos temporadas. A la marcha de Báez y Oliver la temporada pasada, se unía este verano la de los dos únicos supervivientes de la época dorada de Berdi Pérez: Xavi Rabaseda (San Pablo Burgos) y Oriol Paulí (MoraBanc Andorra).

La marcha de los últimos vestigios del clan del fuet se debía a la decisión de ambos jugadores, cansados quizás de promesas insatisfechas y la situación de inestabilidad por la que ha pasado el club en los dos últimos años, que les ha llevado a buscar nuevos destinos donde continuar con sus respectivas carreras profesionales.

Quizás la salida más llamativa ella sido la de Omar Cook (San Pablo Burgos), que tras renovar con el Granca fue cortado al no encajar en la pizarra de Porfi Fisac, que renunciaba a la presencia de uno de los mejores asistentes de la ACB, cambiando al neoyorquino por juventud y puntos en su nuevo ideario de juego.

Imagen de San Pablo Burgos

En cuanto a Manu Lecomte, el belga agotaba su contrato de cesión para regresar a Murcia, tras un parche extraño la temporada pasada que tampoco sirvió de mucho, lesión de por medio, en la que fue la última incorporación del equipo el pasado curso.

Harper, Bourousis, Radicevic y Nelson son una incógnita a día de hoy, no habiéndose conocido todavía su futuro ni las intenciones del club sobre ellos, aunque todo apunta a que ninguno de los 4 continuará en el equipo esta temporada.

Cambio de jefe en el banquillo

Imagen de Tercer Equipo

La llegada de Porfi Fisac al equipo conlleva un cambio total de idea de juego respecto a la etapa anterior de Fotis Katsikaris, con una apuesta por una plantilla corta que le permita dejar entreabierta la puerta a los jóvenes valores de la cantera, si bien el nuevo coach claretiano ha dejado claro desde el principio que él no regala minutos ni a veteranos ni a noveles.

La apuesta de Willy Villar es clara y decidida por la idea de su nuevo entrenador y eso se nota en la confección del nuevo plantel, que a diferencia de los dos últimos años de Berdi Pérez en los que el equipo no parecía fabricado a imagen y semejanza de su entrenador, en este caso sí que se ve un equipo forjado según la idea de juego de Fisac.

Porfi prometió diversión y en principio todo apunta a que en Gran Canaria esa faceta del juego está asegurada.

Cambio radical en la dirección de juego claretiana

Imagen de CBGC

Fabio Santana, que ya coincidió con Fisac en Zaragoza, se mantiene en la isla como tercer base, en una decisión política que asegura la presencia de un grancanario en el primer equipo, pero no deja de ser una nueva oportunidad para él de demostrar que tiene nivel para estar en el nuevo proyecto amarillo y aportar su granito de arena al nuevo equipo.

Andrew Albicy y Frankie Ferrari aportarán puntos y velocidad al juego del Granca, si bien el italoamericano en su segunda temporada profesional deberá de quitarse la etiqueta de “jugador de cristal” que se ganó la campaña pasada en Manresa, para demostrar su inmenso potencial.

Imagen de CBGC

Albicy por su parte necesita relanzar su carrera tras un año complicado en el Zenit, regresando a una ACB donde ha ofrecido siempre su mejor versión competitiva.

Jean Montero por su parte amenaza desde el equipo de LEB Plata con dar el salto al primer equipo al menor descuido de los directores de juego del primer equipo y más con la presencia de Fisac en el banquillo que ya demostró con Alocén que no le duele en prendas tomar decisiones valientes entregándole la titularidad del Zaragoza, situación que podría repetirse en la isla con el playmaker dominicano.

Regeneración en la posición de escolta

Imagen de CBGC

A diferencia de la temporada anterior, el Granca cuenta con dos combos, con buena visión de juego y muchos puntos en las manos como son Amedeo Della Valle y AJ Slaughter; dos fichajes de calidad contrastada, que en el caso del transalpino llega a la ACB con el deseo de reactivar su carrera tras un año duro en Milán y el ex bético, a pesar de los rumores inciertos de una posible enfermedad, llega a un equipo en el que tendrá a priori un rol más secundario que en el conjunto andaluz, pero en el que podrá brillar sin duda como lo ha demostrado a lo largo de toda su trayectoria profesional.

Imagen de CBGC

En segundo plano no debemos de olvidar la figura de Jovan Kljajic, que tras su brillante temporada el curso pasado en el filial claretiano, podría tener sus minutos en el primer equipo, una oportunidad que lleva tiempo pidiendo a gritos y que con la presencia de Fisac en el banquillo, podría llegarle este curso con el regreso de los amarillos a Europa.

Okoye y Beirán sobreviven a la revolución

Imagen de CBGC

Ninguno de los dos ofreció su mejor versión la temporada pasada, siendo especialmente sangrante el caso del nigeriano que llegó con la vitola de haber sido el mejor alero la temporada anterior y se vio obligado a asumir un rol secundario y desplazado a la posición de dos, lo que le llevó a ofrecer un rendimiento paupérrimo que no ha impedido que la llegada de su gran valedor al banquillo y el recuperar su posición original, le den una segunda oportunidad para demostrar su calidad ante la Marea Amarilla.

Beirán por su parte acusó en exceso la falta de una pretemporada tras su Oro en el Mundial, en una campaña en la que tampoco se vio excesivamente arropado por Fotis Katsikaris, lo que redundó en una temporada discreta del madrileño, que debe asumir los galones de capitán en esta nueva era en la isla redonda.

Lo que funciona, ¿para qué tocarlo?

Imagen de Mundo Deportivo

Burjanadze y Shurna fueron de lo poco sálvale la temporada anterior, por lo que se ganaron a pulso su continuidad en el proyecto claretiano esta temporada en la que además el ideario de Fisac se ajusta mucho más a las condiciones del georgiano, que su compañero de posición, que a buen seguro que demostrará al nuevo entrenador que tiene hueco en el equipo.

Imagen del CBGC

Esta temporada puede ser importante para Olek Balcerowski tras ser condenado al ostracismo por Katsikaris, a pesar de haber demostrado su calidad bajo las órdenes de Pedro Martínez y en la Selección Polaca. La falta de centímetros en la pintura y su versatilidad para jugar al 4 y al 5, pueden abrirle las puertas del primer equipo definitivamente si es capaz de jugar bien sus cartas.

Dos extracomunitarios con pocos centímetros en la posición de cinco

Imagen de CBGC

La Marea Amarilla recibía el regalo del regreso de Jacob Wiley y la renovación de Matt Costello; si bien el riesgo de agotar las fichas de extracomunitarios y la renuncia a tener más centímetros en la pintura, suponía un riesgo que Porfi parece estar dispuesto a asumir, en un cambio radical de juego de los amarillos, renunciando en gran medida al poste bajo, para hacer del bloqueo y continuación y del basket espectáculo, su nuevo plan de juego.

Imagen del CB Gran Canaria

Compromiso, intensidad, energía, rapidez y espectacularidad en sus acciones, es lo que ofrece la nueva pareja de interiores del Granca; que contarán con el refuerzo desde LEB Plata de Khalifa Diop, que a buen seguro contará con alguna que otra oportunidad de demostrar su valía esta temporada en el primer equipo.

Imagen del Zenit

La falta de centímetros podría dejar abierta la incorporación de un pívot más que ocuparía la 12ª ficha profesional en este nuevo Granca, puesto para el que a pesar de la complejidad de la operación podría intentarse la llegada del mexicano con pasaporte español, Gustavo Ayón, tras la decisión del Zenit de no contar con sus servicios. El gran obstáculo es sin duda su alta ficha y el no competir en Euroliga, pero tras el fichaje sonado de Ioannis Bourousis la temporada pasada, soñar es gratis en la isla redonda.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

2 × uno =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar