El W11 nació con problemas eléctricos

Un conjunto de perturbaciones eléctricas afectan a los sistemas y sensores de la caja de cambios

Batchelor / XPB Images
0 163

El pasado fin de semana en el GP de Austria, vimos algo que pocas veces hemos presenciado en los últimos años. Los problemas del W11 de Mercedes en la caja de cambios mermaron su desempeño, poniendo en duda su fiabilidad.

No sólo los de las ahora flechas negras se vieron afectados. Dos monoplazas con el motor alemán tuvieron que retirarse por los mismos temas.

El equipo ya busca una solución para el próximo fin de semana. Lo que se sabe hasta ahora es que el problema no está directamente relacionado con el aspecto mecánico de la caja de cambios, sino que va en conjunto con la disposición de todos los elementos internos del monoplaza que se ven comprometidos con las vibraciones de los pianos del circuito.

Andrew Shovlin, director de ingeniería de Mercedes, ha dicho que durante todo el fin de semana han tenido que trabajar con estos inconvenientes:

“Desde el viernes estábamos al tanto de esto, justo cuando Valtteri Bottas tuvo un problema al final de una de las sesiones libres. Esta fue la primera señal del problema”.

“A lo largo del sábado tuvimos reincidencia en estos problemas. Los esperábamos para la carrera porque al parecer es una característica del diseño. Así que este problema seguirá por el momento. La cuestión es de cuándo”.

@MercedesAMGF1

El jefe de ingeniería explicó también que la causa de todos los problemas al respecto está relacionada con la acumulación de interferencias eléctricas de los sistemas del auto.

“Es complicado porque no se manifiesta el error en una sola cosa. Es, básicamente, un conjunto de perturbaciones eléctricas que llegan a interferir con los diversos sistemas y sensores”.

“A la mitad de la carrera lo detectamos con Valtteri. Fue a peor progresivamente. Con Lewis apareció más tarde. Es una perturbación eléctrica que interfiere y afecta muchas otras cosas diferentes”.

Desde Brackley se sigue analizando lo que pudieran hacer en el monoplaza para el próximo GP de Estiria, por lo menos para minimizar el problema. Estos cambios pudieran implicar modificaciones en la caja de cambios, lo que significa que no necesitarán un diseño desde cero.

La experiencia de la primera carrera de la temporada puede servir, pero el poco tiempo para resolverlo quizá sea un problema mayor. Sin poder hacer pruebas completas, cualquier modificación tiene un 50% de probabilidades para ambos lados. Pronto sabremos a qué lado se inclina la balanza.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

quince − 5 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar