Carles Pérez retrata la actual situación del Barça

El joven jugador español es el ejemplo de la pérdida de valores que está experimentando la actual directiva blaugrana

@F.C. Barcelona
0 41

La decadencia del F.C. Barcelona se ha consolidado en la última temporada. No solamente porque ha perdido la Liga ante un Real Madrid sólido en la segunda vuelta. También porque nos encontramos ante una directiva que se aleja de los valores que hicieron leyenda al club durante la primera década del siglo XXI.

El hecho de tener a un entrenador no respetado por lo jugadores, anteponer la victoria a cualquier precio a un juego intenso y atractivo, ser una directiva intervencionista y no apostar por la cantera demuestran como tenemos a un Barça que es la sombra de sus mejores días.

Esta tendencia se ha demostrado con la marcha de canteranos como Cucurella, Abel Ruiz, Todibó, Aleñá y sobre todo Carles Pérez. El extremo catalán demostró en partidos ante el Betis o el Inter de Milán su capacidad de sacrificio y de generar ocasiones en un colectivo perfectamente engrasado.

Filosofía Barça on Twitter: "Carles Pérez está a cinco partidos ...
F.C. Barcelona

El propio Carles ha confesado mostrar sorpresa ante su marcha. Sabía que desempeñaría un rol como jugador suplente, pero tenía la esperanza de cerrar su colofón consolidándose en el primer equipo. Nada más lejos de la realidad, la directiva acabó prescindiendo de él, recalando en las filas de la A.S. Roma. Cómo no tenía una amplia trayectoria profesional, considera que su marcha no se debió a cuestiones puramente económicas.

”Para mí fue una sorpresa que decidiesen prescindir de mí, considero que no me lo merecía. Desde cadete he tenido ofertas para irme del Barça, algunas de ellas de Inglaterra. Hasta cuando estaba en el Barça B tuve ofertas de equipos de Primera y siempre dije que no porque quería llegar al primer equipo. Después tuve mis oportunidades y creo que las aproveché tanto como pude. De hecho, hasta conseguí tener un contrato como jugador del primer equipo”.

No obstante, está haciéndose un hueco en la Roma, equipo que busca hacerse un hueco en el Calcio italiano, liga que está mejorando su potencial durante los últimos años. De este modo, queda demostrado que el fútbol te brinda la oportunidad de triunfar fuera de tu casa.

En la misma medida, siempre apena tener que emigrar si el club de tus amores entra en una etapa de destrucción. Joan Gaspart fue un gran responsable del esperpéntico Barça durante los primeros años del siglo XXI. Una de las consecuencias fue la marcha forzada de canteranos como Cesc Fábregas o Gerard Piqué a Inglaterra o de Pep Guardiola como entrenador en el segundo año del “rosselismo”.

”A día de hoy aún no entiendo lo que pasó. O el club necesitaba dinero o hay algo más que se me escapa. Pero ya es pasado. No quiero retraer nada, es algo que pasó hace muchos meses. Ahora estoy en la Roma, uno de los mejores equipos de Italia”.

“En su momento sí que me preocupó porque es jodido dejar el Barça y dejar de ver a tu familia y amigos. Desde entonces de mi entorno cercano solo he visto a mis padres. Aunque yo cuando estaba en el club siempre le decía a mi madre que no sabía lo que haría cuando tuviese que salir del Barça. Mucha gente explica que hace mucho frío fuera del Barça, pero yo considero que hay mucha vida fuera del Barça. Yo estoy muy bien en la Roma y me estoy ganando un puesto”

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

cuatro × tres =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar