Iker Casillas, ni Santo ni Villano, simplemente humano

El mítico guadameta de Móstoles cuelga los guantes tras haber tenido una trayectoria profesional

@IkerCasillas
0 46

Hoy es un día para recordar en el fútbol español. Iker Casillas, ex guardameta del Real Madrid y del Oporto que levantó la única Copa del Mundo con España, ha anunciado su retirada deportiva.

El inicio del fin llegó el pasado mayo de 2019 cuando sufrió un infarto que le apartó definitivamente de los terrenos de juego. Es cierto que consiguió salir del un gran traspiés, pero el fútbol comenzaba a tocar su fin cuando se encontraba en un gran estado de forma.

No era nada sorprendente que un portero de 38 años estuviera rindiendo a un nivel eficiente. Gente como Gianluigi Buffon, Van Der Sar u Oliver Kahn demostraron que la longevidad no es un obstáculo para rendir bajo los palos.

Pero resulta curioso haber visto una subida de rendimientos a esa edad cuando fue bajando su estado de forma durante sus últimos tiempos en el Real Madrid. Mourinho fue uno de los primeros entrenadores en buscar su sustitución debido a sus defectos que no le convencían.

El técnico luso prefirió otro portero como Diego López y Fabio Capello quiso hacer lo propio cuando entrenaba a los blancos en la temporada 2006-07. No tenían a Iker como un portero esperpéntico para el club. Simplemente, había errores que los medios de comunicación se han encargado de callar durante los últimos años.

El cálculo de las salidas, su colocación o la de la barrera en las faltas o el juego de pies son algunos de sus talones de Aquiles. Es cierto que ha realizado paradas que han valido títulos, pero periodistas como Manolo Lama han endiosado sus actuaciones con calificativos de “El Santo”. Tampoco debemos olvidar que muchas de esas atajadas eran tiros al muñeco forzados por el jugador debido a los ajustes defensivos del Real Madrid.

Manolo Lama ha sido uno de sus principales apoyos en la prensa. Mientras que le dijo a David De Gea “vete a tu pueblo”, Casillas no recibió ninguna reprimenda ofensiva tras haber tenido una actuación bochornosa en el Mundial 2014.

Ambos no merecen faltas de respeto, pero demuestra como ha quedado endiosado. También tuvo actitudes que no son las idóneas de un profesional. Vicente Del Bosque se sintió molesto por la actitud que mostró ante el cuerpo técnico por su suplencia en la Eurocopa 2016. Mourinho no quedó exento cuando los capitanes pidieron que Florentino Pérez eligiera entre los jugadores y el entrenador en enero de 2013.

Al igual que tenemos a personas que no han dudado en endemoniar su persona. Además de ensalzar sus errores, no se duda en considerarlo como traidor cuando optó por hablar con los capitanes del F.C. Barcelona para cortar de raíz la violencia de los clásicos del año 2011.

Incluso ha habido comentarios que le ponen como topo por sus amistades en la prensa. Incluso se le ha etiquetado como antimadridista por preferir “una Eurocopa con España que un título con el Real Madrid”. Tampoco podemos olvidar cómo estaba vigilado con lupa durante la temporada 2014-15, echándole la culpa de todos los goles que le marcaban al equipo.

Entonces, ¿tenemos delante a un héroe y villano? Sencillamente, tenemos a un gran profesional campechano y apasionado por el fútbol que le permitió llegar a lo más alto. Ha estado dos décadas en el fútbol de élite y ese periodo largo de tiempo da para realizar aciertos y errores.

Tanto tiempo le ha permitido escribir páginas gloriosas del fútbol. Este hecho no le exime de ser el mejor portero del mundo porque hay más gustos que colores. Pero si sabemos que tiene virtudes y defectos que le hacen simplemente humano.

 

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

trece + 14 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar