Jesús Imaz conquista Varsovia con un soberbio gol

El mediapunta anotó el único gol de los futbolistas españoles en la segunda jornada de la Ekstraklasa en el más difícil de los escenarios, el estadio del vigente campeón, el Legia Varsovia, además de Imaz otros ocho jugadores españoles hicieron acto de presencia en la jornada en Polonia

Jesús Imaz festeja su gol en Varsovia / Foto: Joanna Szubzda - Polski Radio Bialystok
0 42

La representación española en la Ekstraklasa ha tenido un nombre propio en la segunda jornada de la Ekstraklasa: Jesús Imaz. El mediapunta catalán el Jagiellonia Białystok firmó un gran gol que cobra una dimensión mayor a tenor del escenario: el estadio del Legia Varsovia, el vigente campeón, gran favorito y equipo más poderoso de Polonia. Un gol muy especial para el ilerdense que no está teniendo un buen 2020 en la faceta goleadora ya que no se había estrenado. Todo lo contrario que en 2019, año en el que alcanzó las 21 dianas, el jugador con más tantos de Polonia junto a su compatriota Igor Angulo.

Hizo Imaz el 0-2 en Varsovia para el Jagiellonia que metió las que tuvo. El Legia achuchó de primeras, se le anuló incluso un gol por fuera de juego a Pekhart. A la contra el cuadro ‘Jaga’ fue fulminante. Primero el croata Puljić y luego Imaz colocaban los tantos a la media hora. El del futbolista español llegó tras un pase del checo Pospisil que mandó un balón lardo medido hacia Imaz que se marcó una enorme galopada. El central del Legia, el francés Rémy, fue incapaz de dar caza a Imaz que batió al experimentado Boruc con una ‘picadita’ con el empeine marca de la casa. Enorme la calidad en la definición.

No le tembló la pierna al ilerdense pese a su falta de confianza tras una larga sequía goleadora que se prolongaba desde el 15 de diciembre de 2019 cuando hizo un doblete al Lechia Gdańsk. El Legia se volcó desde entonces. Tuvo innumerables ocasiones, con 0-0 incluso Stolarski tuvo un larguero y casi con el tiempo cumplido, ya con el 1-2, pudo empatar Rosołek pero su tiro se fue al palo.

José Kanté se abraza a Pekhart tras el gol del Legia / Kamil Świrydowicz

El internacional letón Steinbors fue otro de los héroes. El portero lo paró todo incluido un remate al hispano guineano José Kanté al comienzo del segundo acto. El nacido en Sabadell fue titular en el Legia y como dato fue el jugador de su equipo que más distancia recorrió: 11,21 km.. Fue partícipe del vendaval ofensivo sin premio. Pero como sus compañeros, adoleció de definición. Sin embargo, el delantero está demostrando que es un jugador muy importante en ataque como lo es el checo Tomas Pekhart cuyo fichaje procedente de la UD Las Palmas ha sido muy acertado visto su rendimiento. El otro español del Legia, el navarro Iñaki Astiz, se quedó en el banco sin minutos.

En el Jagiellonia, junto a Imaz, fue titular el extremo Juan Cámara. Gran noticia para el jiennense que no era titular desde el 16 de febrero fecha en la que se marcó un gran partido ante el Korona Kielce. Entre medias, parón por la pandemia y operación de hernia para el andaluz. Con su equipo metido atrás, no pudo brillar en demasía aunque colaboró tremendamente en defensa. Fue cambiado al descanso por el lateral islandés Bodvarsson para dar más oxígeno a la zaga. Imaz sería también sustituido en el 60′ con Bogdan Zając buscando acumular hombres por detrás del balón. El internacional polaco Borysiuk entró por el catalán.

Jesús Jiménez disputa el balón al meta Straczek / Dariusz Hermiersz

Había abierto el fuego el viernes para los jugadores españoles Jesús Jiménez. Venía el madrileño de firmar un hattrick en el primer partido de Liga ante el Podbeskidzie. Previamente, había anotado en Copa, en total cuatro goles oficiales. No pudo ampliar ese número en la visita de su equipo, el Górnik Zabrze, a Mielec ante el recién ascendido Stal. Cerca estuvo el ex CF Talavera. Tuvo tres enormes ocasiones, una que se la sacó el meta Straczek en el 6′, un tiro al larguero en el 35′ y un gol que le anularon por un fuera de juego que sí era en el 68′.

La jugada del larguero fue la más llamativa. Recortó con enorme calidad a un buen central como Koscielny y luego se topó con el portero que tocó el balón lo suficiente para mandarlo al larguero. El remate fue con la diestra, la pierna mala de Jiménez. Ahí le llegó el esférico tras su recorte al defensa con lo que perdió algo de potencia. Además, recorrió la friolera de 11,34 km. el de Leganés. De cabeza Bochniewicz, que está muy cerca de recalar en el Heerenveen holandés según medios polacos, y el gambiano Manneh tras un gran remate de fuera del área con el empeine exterior hicieron los dos goles de un Górnik que hace pleno de victorias, dos de dos.

Israel Puerto en el choque en Cracovia ante el Wisła / Wime.net.pl

Gran encuentro también el que firmó Israel Puerto con el Śląsk Wrocław. El central sevillano es pilar fundamental de la zaga silesiana y lo demostró en la victoria de su equipo 1-3 en Cracovia frente al Wisła en el que se quedaron en el banquillo sin minutos Víctor Moya ‘Chuca’ y el joven hispano polaco de 17 años Daniel Hoyo-Kowalski. No sufrió Puerto que controló en todo momento, fue clave en ahogar arriba a un Wisła cuyo fichaje goleador Beqiraj no estuvo bien.

El ex Numancia y Celta B, el ghanés Yaw Yeboah, fue de lo mejor en los cracovianos. Fue gracias a su desborde por banda. No tuvo que medirse a Puerto por el centro. El canterano sevillista solo tuvo apuros en algún balón aéreo pero por lo demás jugó un encuentro sobrio que le sirvió para consolidarse como jugador clave de un Śląsk que sueña con volver a Europa tras quedarse a las puertas la pasada temporada.

Sin el delantero canario Erik Expósito aún ausente del equipo al estar guardando cuarentena, tomó las riendas como pasador el nuevo fichaje Praszelik, ex del Legia, y Robert Pich en la faceta anotadora. El eslovaco, máximo goleador extranjero en la historia del Śląsk hizo un doblete, uno de penalti, y Sobota, también desde los once metros, el tercero. Los de Cracovia anotaron por mediación de Pawelec en propia puerta.

Gerard Badía disputa un balón a Kowalczyk / piast-gliwice.eu

Por su parte, al Piast Gliwice de Gerard Badía y Javier Ajenjo le pasó factura su compromiso europeo entre semana en Bielorrusia ante el Dinamo Minsk al que derrotó 0-2. En Ekstraklasa las cosas no van tan bien y los de Silesia cuentan sus dos partidos por derrotas. Sin minutos en el banco para Javier Ajenjo, Gerard Badía fue titular y capitán en el choque en casa ante el Pogoń Szczecin que venció por 0-1 tras el gol de uno de sus fichajes estrellas, el austríaco Alexander Gorgon.

Fornalik reservó a algunos titulares tras el desgaste europeo pero no a Swierczok que tuvo la primera al cuarto de hora pero sin atino. Fue Gerard Badía el que ejecutó una gran maniobra dentro del área dejándole el balón franco al sustituto de Jorge Félix, ahora en Turquía. Swierczok adoleció como su equipo de falta de pegada lo que condenó a su equipo. Badía jugó muy cerca del área en muchas ocasiones aunque tuvo más protagonismo en el juego de elaboración de ataque. Buscó las combinaciones en las proximidades del área para proporcionar balones de calidad a los delanteros.

A la derecha, Iván Márquez salta de cabeza junto a Kamil Bilinski / tspodbeskidzie.pl

Mientras, en la localidad de Bielsko-Biała llegó la buena noticia del debut de Iván Márquez con el Cracovia. Fue a domicilio frente al Podbeskidzie. En este equipo, recién ascendido a Ekstraklasa, milita el delantero sevillano Iván Martín que no fue convocado. Márquez jugó junto al checo Jablonsky en el centro de la defensa en el que era su primer partido oficial desde el 4 de marzo cuando militaba en el Korona Kielce.

En el empate a dos final el marbellí controló bien a la principal amenaza local, el delantero Kamil Bilinski que venía de hacer doblete en el debut. Un central Komor, le incomodó mucho más. Fue a balón parado. En la jugada del 2-1 del Podbeskidzie el malagueño no pudo evitar el tanto de cabeza de Komor que a balón parado complicó mucho al español. Era la segunda vez que se adelantaba el cuadro local tras el 1-0 de Danielak neutralizado por el de Jablonsky. Finalmente, un futbolista secundario como el eslovaco Vestenicky anotaría el 2-2 final cuando restaba apenas diez minutos de juego.

Aprobada por Iván Márquez una auténtica prueba de fuego en su debut con el Cracovia. Todo pese a que estuvo muy exigido a balón parado. El Podbeskidzie tiró de eso y de los balones aéreos y directos al área con la zaga cracoviana jugando muy adelantada. Eso hizo que el español se tuviera que multiplicar en un partido complicado tácticamente para él. En ataque se dejó ver en el 37′ cuando hizo de asistente cabeceando para el holandés Van Amersfoort que marcó pero estaba en fuera de juego.

Dani Ramírez presionado por dos jugadores del Wisła Płock / lechpoznan.pl

Cerró la jornada para los españoles el duelo Lech Poznań-Wisła Płock con un madrileño y canterano madridista por cada bando, Dani Ramírez por los locales y Ángel García Cabezalí por los visitantes. Primeramente, Dani Ramírez no descansó pese a jugar entre semana en Europa League ante el FC Valmiera letón. Fue titular y tuvo su gran oportunidad al borde del descanso. Un remate suyo dentro del área lo desvió Ishak y el balón pegó en el palo. El marcador era 0-1 tras el tanto de Szwoch de penalti.

Ishak empató sumando ya cuatro goles oficiales esta campaña. Kaminski remontó en el único lunar de Ángel García en el partido. El lateral vio cómo el joven canterano estaba más vivo, le ganaba la posición y anotaba. Por lo demás, el zurdo estuvo sólido atrás como es habitual e incluso rondó el gol en el 48′ pero su remate de cabeza lo bloqueó el defensa. García, tras disponer Sobolewski de tres centrales, jugó de carrilero largo por la zurda con lo que tuvo más presencia en ataque y no se quedó tan resguarnecido atrás como es habitual.

Ángel García, a la izquierda, persigue a Kaminski / lechpoznan.pl

En el último minuto y también de penalti, Tuszynski hacía la igualada final (2-2) en su primer gol con los ‘petroleros’. Ya no estaba Dani Ramírez sustituido en el 85′ por el croata Muhar que entró junto al checo Sykora que hacía su debut tras ser fichado del Slavia de Praga por alrededor de un millón de euros. Ángel García sí completó los 90 minutos lo cual hizo nada menos que por 18º vez en los últimos 19 partidos y el que se perdió fue por una sanción por acumulación de tarjetas.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

veinte − ocho =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar