Jesús Jiménez, protagonista de los españoles en el arranque de la Ekstraklasa

El madrileño marcó un hattrick ante el Podbeskidzie en el triunfo 4-2 del Górnik Zabrze en una jornada en la que compitieron ocho futbolistas españoles de los cuales destacaron también José Kanté y Dani Ramírez que rozaron el gol con sendos lanzamientos a la madera

Jesús Jiménez celebra uno de sus tres goles al Podbeskidzie/ Foto: Dariusz Hermiesz gornikzabrze.pl
0 40

Sin duda, Jesús Jiménez es la gran estrella de la primera jornada de la Ekstraklasa polaca. No solo entre los futbolistas españoles si no en general. El de Leganés firmó con un hattrick al Podbeskidzie una colosal actuación algo a lo que tiene acostumbrados a los aficionados del Górnik Zabrze. En su tercera temporada en Polonia ha ido evolucionando en sus números y prestaciones. En esta campaña todo hace indicar que traspasará todos los límites.

Entre semana ya fue el mejor de su equipo en Copa con triunfo 3-1 con gol suyo incluido. Ahora, en el arranque liguero, Jesús Jiménez sigue a lo suyo. Destapándose en su faceta goleadora y consolidando la de asistente en la que hasta ahora destacaba también sobremanera. El Górnik se impuso 4-2 con la terna de goles del ex CF Talavera destacando el último en el que rompe a dos defensas y culmina con una lujosa definición con el empeine. Solo queda decir que ya se cuentan las horas para volver a verle en acción el viernes en Mielec ante el Stal, otro recién ascendido como su primera víctima, el Podbeskidzie, en el que milita el delantero sevillano Iván Martín que no fue convocado.

Otro de los destacados de la jornada fue el central Israel Puerto con el Śląsk Wrocław que superó 2-0 al Piast Gliwice, tercer clasificado de la temporada anterior y campeón de la Ekstraklasa 2018/19. El central sevillano fue el futbolista más valorado del partido. Logró 314 puntos según el ‘InstatIndex’. No pasó apuros en defensa y controló en todo momento la situación escoltado por su compañero de zaga, Golla, y los veteranos laterales Celeban y Pawelec.

Israel Puerto junto a Waldemar Sobota / Krystyna Pczkowska slaskwroclaw.pl

Incluso el de El Viso del Alcor pudo remarcar su sólida actuación con un gol con el marcador 1-0 a favor. Sin embargo, cuando corría el minuto 20, su remate dentro del área pegó en un defensa. Pudo haber sido su tercer gol en Polonia tras los dos de la temporada pasada ante el Lech Poznań y el Pogoń Szczecin. Su compañero y compatriota en el Śląsk Wrocław, el ariete canario Erik Expósito, no jugó al estar en cuarentena.

En el Piast Gliwice, sus dos futbolistas españoles no tuvieron minutos. El capitán y alma ‘mater’ del equipo, el catalán Gerard Badía, no fue convocado por precaución tras una leve lesión. Descanso para estar a punto en el duelo de Europa League en Bielorrusia frente al Dinamo Minsk. Mientras, Javier Ajenjo se quedó sin minutos en el banquillo y no pudo debutar como nuevo fichaje en Liga. Quizás lo hizo Fornalik pensando en el choque europeo del jueves.

Mientras, el gran favorito para revalidar el título liguero, el Legia Varsovia, sufrió ante el siempre durísimo Raków. Sin Iñaki Astiz no convocado y con el hispano guineano José Kanté en el banquillo, el héroe fue el ex de Las Palmas, el checo Tomas Pekhart que marcó los dos goles en el 1-2 de los varsovianos. El segundo llegó en el 84′ y ya estaba sobre el húmedo verde por la lluvia del estadio GIEKSA Arena de Bełchatów José Kanté.

José Kanté trata de presionar a un jugador del Raków / rakow.com

El nacido en Sabadell siempre aporta mucho al Legia cuando lo necesita. Entró en el 57′ con un cuadro ‘militar’ lento y predecible y su ingreso le dio cierta chispa al ataque. Tanto que cuando apenas llevaba cinco minutos en el campo casi anotaba. Su remate se topó con la madera. El Raków estaba con uno menos y el internacional por Guinea, que venía de marcar el gol que supuso la clasificación de su equipo en la R1 de la Liga de Campeones ante el FC Linfield, ayudó al acoso final del Legia. No fue muy intenso pero tuvo premio con lo que Kanté sigue siendo decisivo en esta génesis de la temporada 2020/21.

Ángel García Cabezalí, por su parte, mostró otro partido más que es pieza indispensable en el Wisła Płock. Titular indiscutible en el lateral zurdo cuajó otro duelo serio atrás que es la zona en la que más incide el técnico Sobolewski. Sin embargo, los de Płock tuvieron esta vez una alta posesión ante un rival más endeble como el Stal Mielec, que volvía a la Ekstraklasa más de veinte años después.

Una tesitura a la que los petroleros no están tan acostumbrados. Dominaron el juego con lo que a Ángel García se le vio más subiendo la banda e interviniendo en jugadas de ataque. Sin embargo, el Stal Mielec mereció ganar, se adelantó y pudo hacer Tomczyk el 0-2 solo delante del portero. Perdonó y casi en el último minuto Szwoch empata para el cuadro de Płock.

Dani Ramírez, a la derecha, festeja el gol de Ishak / Przemysław Szyszka lechpoznan.pl

El primero de los españoles en debutar había sido Dani Ramírez con el Lech Poznań. Pinchazo con una derrota por 2-1 en Lubin ante el Zagłębie que demostró ser ese equipo competitivo al que acostumbra contra los grandes. El madrileño hizo un buen partido, como mediapunta jugó como a él le gusta, buscando los desmarques de los extremos y del delantero Ishak. Debutaba el sueco y marcó el 0-1 pero el Lech perdonó y lo pagó.

Precisamente Dani Ramírez tuvo un remate al palo en una de las muchas ocasiones de los ferroviarios. Fue pieza importante el español en la creación de juego de ataque pero faltó ‘punch’. De hecho, después de su compañero de equipo el portugués Pedro Tiba, fue el futbolista con mejor puntuación según el baremo ‘InstatIndex’ con 309 unidades. Sin embargo, el Zagłębie condenó la falta de pegada del Lech con dos goles de cabeza del capitán, el eslovaco Guldan y el montenegrino Balic tras sendos corners. Así se culminó la remontada. Ahora el Lech tendrá que olvidar este trapiés ya que el jueves espera el FC Vamiera de Letonia en un choque en el que los polacos son muy favoritos. Por lo tanto, Dani Ramírez tratará de aportar su calidad y visión de juego para evitar otro tropiezo que sería más grave si cabe.

Aún no se pudo ver el estreno de Iván Márquez con el Cracovia. ‘Los cinturones’ ganaron en casa por 2-1 al Pogoń Szczecin con lo que se quedan en la tabla con -2 puntos. Empezaron con -5 tras una sanción por amaño de partidos acaecida hace cerca de 20 años. El central marbellí recientemente fichado y aún poco rodado, se quedó en el banquillo sin debutar con la casaca rojiblanca.

No le dio minutos el técnico Michał Probierz, el gran baluarte de la llegada del ex CA Osasuna entre otros. En el centro de la zaga, con el checo Jablonsky y Helik jugó el Cracovia que el jueves tendrá un durísimo duelo en la Europa League. Será en Suecia ante el líder de la liga sueca, el Malmö que entrena el danés John Dahl Tomasson. Quizás ahí jugará sus primeros minutos Iván. Y quién sabe si el alicantino Rubio López que no fue convocado ante el Pogoń.

Jesús Imaz conduce un balón ante el kazajo Zhukov / Mariusz Piotrowski jagiellonia.pl

Los últimos españoles en actuar ya en la jornada del lunes fueron Jesús Imaz y Juan Cámara en el Jagiellonia y Chuca en el Wisła Kraków en un partido que acabó con empate a uno. Imaz completó los 90 minutos y buscaba su primer gol de 2020. Estuvo cerca pero no lo logró. Sumó dos buenas ocasiones. En la primera parte un remate dentro del área alto y en la segunda un centro chut envenenado al segundo palo. El catalán destacó más por su juego asociativo, apenas perdió balones pero a su equipo le costó mucho crear oportunidades.

Juan Cámara entró en el cuadro ‘Jaga’ a siete minutos de la conclusión mientras que Chuca fue titular en el Wisła Kraków. El alicantino fue ubicado en una posición poco habitual, como medio centro organizador junto al internacional kazajo Zhukov. Apenas habían jugado juntos como titulares. El canterano del Villarreal, pese a todo, tuvo presencia en ataque, subió con insistencia sumándose a los de arriba. Fue sustituido por Abramowicz en el 84′.

Los goles fueron obra de dos viejos rockeros ex internacionales polacos. El 1-0 para el Jagiellonia lo hacía Makuszewski tras un durísimo remate y el empate lo firmaba una leyenda como Kuba Błaszczykowski. Tuvo fortuna el capitán de los de Cracovia ya que su remate pegaba en un defensa y despistaba al meta internacional letón Steinbors.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

diecinueve − dieciseis =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar