Conociendo a la escritora Nela Torres y sus “Siervos del miedo”

Entrevista a la joven escritora manchega tras haber lanzado su primera novela

0 27

La Cultura es otra faceta en la que la superación personal se convierte en una constante a lo largo de nuestras vidas. Al fin y al cabo, las obras de cada uno no intentan pisotear la de las demás, si no ver una mejora de su propia calidad. Nela Torres es un ejemplo de una persona joven, curiosa que siempre intenta superarse a sí mismo.

Es estudiante de Grado en Español: Lengua Castellana y Literatura por la UCLM y ha publicado su primera novela llamada “Siervos del miedo”. La ha presentado esta semana y refleja su gran interés por la cultura. ¿Qué mejor manera de conocerla a través de la siguiente entrevista?

1. ¿Cuándo nace la pasión por la escritura?
Podríamos decir que nací con ella. Cuando era muy pequeña, hablo de cuando tenía unos dos o tres años, rellenaba hojas y hojas con dibujos muy dinámicos. No eran paisajes ni personas estáticas, mis dibujos contaban historias. Mis padres creían que sería dibujante de cómics, pero cuando aprendí a escribir dejé automáticamente de dibujar. Al menos dejé de hacerlo para contar historias.

De hecho a los seis años, si mal no recuerdo, escribí una “novela” que leía en clase a mis compañeros. Siempre fui una niña con mucha imaginación y un enorme deseo por inventar universos, personajes y tramas y entretener a mis círculos con ellas. Además, y por suerte, he crecido en un ambiente muy literario (mi padre es escritor), lo cual ha sido sin duda enriquecedor para mis inquietudes.

2. Sabiendo que la escritura tiene diferentes salidas, ¿por qué optaste por Estudios de Grado en Español: Lengua Castellana y Literatura?
No fue mi primera opción. Siempre he creído que aunque hay jóvenes que tienen muy claro lo que quieren estudiar, hoy por hoy los diecisiete o dieciocho años me parecen unas edades absurdamente complicadas como para elegir una carrera. Durante mucho tiempo quise hacer periodismo, me sigue gustando, y ahora mismo estoy muy interesada en la filosofía, pero en realidad Filología Hispánica era mi
tercera opción: no pude entrar en Lenguas Modernas y solo duré un año en Historia del Arte antes de darme cuenta de que lo que realmente me gustaba a mí era la literatura. En aquel momento no pensaba demasiado en la escritura –aunque siempre he sabido que es a lo que me gustaría dedicarme –sino en hacer algo que me llenase.
La carrera me ha servido para darme cuenta de que no soy una buena estudiante a pesar de que me encanta aprender porque, al fin y al cabo, un escritor está siempre aprendiendo e investigando: es parte de su trabajo. Pero a pesar de lo malo, la universidad también me ha aportado muchísimo a nivel personal e intelectual, todo sea dicho.

3. Allí diste rienda suelta a tu vena dramática que viene de tu entorno más cercano. Eva al desnudo e Historia de una escalera es una prueba de ello. ¿Qué evolución hay en tu literatura de una obra a otra?
Adaptar Eva al desnudo fue un reto interesante, nunca había hecho nada parecido y reconozco que me gustó mucho llevar a cabo todo ese proceso. Con Historia de una escalera lo tuve más fácil porque ya era una obra de teatro, yo solo tenía que ajustarla a los medios de los que disponíamos en la facultad. Por supuesto saqué provecho de ambas situaciones en cuanto a la escritura, como ya he dicho es un oficio en el que uno siempre está aprendiendo y todas las experiencias sirven para mejorar. No sabría decirte, no obstante, si hay una evolución en mi literatura que se derive de esto. Creo simplemente que me ayudó a la hora de elaborar mejores diálogos, aspectos de estructuración y sobre todo cuestiones relacionadas con aspectos más formales. A escribir se aprende leyendo, escribiendo y copiando, y esta actividad tiene mucho de las tres.

4. Estas dos actuaciones son una muestra de que el Grado en Español realiza un gran servicio a la hora de llevar la cultura más allá de las aulas, pero mucha gente desea un mayor número de matriculaciones. ¿Qué consideras que hace falta para conseguir más alumnos?
Creo que uno de los principales problemas por los que hay pocos alumnos en Filología Hispánica es porque hay una idea injustamente preconcebida de que no tiene salidas y, siendo honestos, muchos estudiantes no escogen las carreras por una preferencia en gustos sino porque desean encontrar trabajo lo antes posibles. He escuchado a padres decirles a sus hijos que hicieran una ingeniería en vez de psicología porque eso no tiene salidas. O ciertas personas escandalizadas al saber que una alumna de sobresaliente en el instituto había decidido hacer magisterio. Hay muchos prejuicios y mucha desinformación en cuanto a las carreras.
De todas formas opino que uno de los principales problemas por los que no hay alumnos en Español es porque no se enseña bien en los institutos. Por poner un ejemplo: muchos cogen manía a la literatura porque tienen que leer libros que no les apasionan ni hablan de ellos. Al final la literatura somos todos, es algo que habla de nosotros. Si a un chico de dieciséis años le mandas leer “La Celestina” probablemente no la entienda, a no ser que haya leído mucho durante su vida y no suele ser el caso de la mayoría.
Como consecuencia acaban creyendo que leer es algo complicado y que requiere mucho esfuerzo, que en parte es así y eso también es lo bonito que esta tiene, pero hay que entrenarse poco a poco. Quizás si les dices que lean “El guardián entre el centeno” entiendan que la literatura puede ser divertida, puede emocionarles y pueden sentirse comprendidos. Y sentirse comprendidos es muy importante durante esa etapa en la que somos tan maleables y vulnerables.

5. Por si fuera poco, ya eres escritora novel. Has presentado tu primera novela llamada Siervos del medio;. ¿Cómo alguien tan joven se sumerge en semejante proyecto ¿Podrías contar la historia de este bonito cuento de hadas y que perspectivas tienes en el apartado de ventas?
Tenía veinte años cuando me lancé a escribir. Yo ya había hecho muchos intentos de novelas anteriormente. Durante el colegio traté de escribir tres y en el instituto, más formada, empecé unas cinco o seis, no recuerdo. Ya en la universidad, antes de esta que he publicado, estaba decidida a terminar una en la que llevaba trabajando un tiempo. Sin embargo la etapa que estaba atravesando no era la idónea para la clase de novela que yo quería hacer. Quizás mi madurez tampoco era la suficiente.
“Siervos del miedo” nació un poco por el deseo de evadirme de mí misma, pero a la vez, como sucede con la ficción que uno hace, de hablar de mí desde un punto de vista distanciado. Siempre he sido una chica muy miedosa, es un rasgo muy característico de mi personalidad, y me pareció que el miedo se prestaba muy bien a la fantasía. Al fin y al cabo en la novela los miedos tienen formas a las que se conoce popularmente como “monstruos”, pero no vienen de un mundo alternativo, sino que son las personas las que los crean y las que se enfrentan a ellos, a pesar de que el componente fantástico distorsione un poco la lucha personal para dotarla de cierta epicidad.
Siempre he querido publicar y aunque no era consciente del todo yo ya había decidido que cuando terminara una novela la publicaría. Sin embargo ahí estaba el gran problema que nunca había logrado vencer y que era, efectivamente, acabarla. Mientras la escribía pensaba más en ello que en el siguiente paso.

Después probé suerte, aunque no tenía muchas esperanzas y por el camino me llevé algunas decepciones que no esperaba. Cuando Titanium contactó conmigo era octubre del año pasado y yo estaba acompañando a una amiga a un examen. Lo demás vino solo y la verdad es que durante este proceso me sentía insegura, asustada y un poco avergonzada también. Soy muy perfeccionista y severa conmigo misma en cuanto a la escritura y no quería publicar algo que no fuera perfecto.

No obstante, ahora que la he visto, que está fuera por así decirlo, me siento más relajada. No es perfecta, al menos no como me hubiese gustado que lo fuera, pero habla muy bien de la persona que era cuando la escribí y si es así también podrá hablar muy bien de otras personas a quienes creo sinceramente que puede gustar mucho si deciden aventurarse a leerla.

6. A pesar de ser una escritora novel y promesa, noto escasa incidencia en la noticia de la presentación de tu novela. ¿Has notado falta de apoyo en el panorama comunicativo?
Ser escritor novel es difícil, hay mucha gente publicando ahora mismo, algunos muy buenos. Al final esto es una cuestión de marketing y de moverse por ello. Importan mucho los seguidores que tengas y lo conocido que seas antes de publicar. Yo he tenido la suerte de contar con una editorial que aunque sea pequeña me ha tratado con mucho cariño y que ha confiado en mí y en mi libro para lanzarse a la piscina. Es más de lo que esperaba. Ahora todo es ir escalando poco a poco.

7. Haciendo un pequeño resumen, has tocado las facetas de actriz, guionista de una obra, poeta y de novelista, ¿pero de dónde querrías que procediera tu principal fuente de ingresos?
De la escritura, por supuesto. Es algo que he hecho desde siempre y no me imagino haciendo otra cosa. Por supuesto soy consciente de que vivir de la literatura, y solo de la Literatura, es francamente muy complicado hoy en día, pero no por ello dejaré de hacerlo. Lo que no quita, claro está, que no continúe llevando a cabo otros proyectos que involucren las artes escénicas, a las que soy aficionada, y explorando otras disciplinas.

8. Para finalizar, ¿qué proyectos tienes previstos a largo plazo?
De momento ya he finalizado la segunda parte de “Siervos del miedo”, que pretende ser una trilogía. También terminé un poemario que llevo escribiendo desde los dieciocho años y para el que estoy en la búsqueda de una editorial. Actualmente también estoy trabajando en el guion de una serie en la que me ofrecieron participar, por supuesto a un nivel amateur, pero me parece que hay que dar visibilidad a todos estos proyectos porque hay mucha gente con mucho talento a la que nadie conoce.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

trece − ocho =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar