Conversación con la escritora y maestra Paula Miñana

Extensa entrevista con una de las escritoras revelación de la editorial Espasa, labor que compagina con la docencia

0 17

La vida suele convertirse en una obra de teatro maravillosa puesto que la improvisación se apodera de la energía flotante en la atmósfera para dejar diálogos inolvidables. Servidor ha sido testigo de este fenómeno gracias a la oportunidad que le ha otorgado la maestra y escritora Paula Miñana editada bajo el sello de Espasa. A pesar de no haber disfrutado de una conversación cara a cara, hemos podido tener un gran mano a mano verbal plenamente amistososo mediante las pantallas del Whatsapp, que además de alimentar grandes disgustos y delitos, ha sido testigo de esta apasionante charla.

Víctor Rivilla: Buenas Paula, ¿hablamos por aquí mejor?
Paula Miñana:  Como quieras

Víctor Rivilla: Tiene mérito la cosa, maestra, profe ¿el tiempo de dónde lo sacas?
Paula Miñana: Pues de hacer diez cosas al mismo tiempo… Hay días que me acuesto y literalmente, no me he sentado en todo el día, muy de madre eso

 Víctor Rivilla: Lo que tiene que ser complicado.  es escribir para una editorial grande y hacerlo tan tarde, dato  lo me ha llamado mucho la atención para entrevistarte, ver que nunca es tarde para cumplir sueños, y más ahora ves a mucha gente con 22 años que por ejemplo sueña con ser escritor o músico, y lo deja.
Paula Miñana: Bueno, también empecé a estudiar magisterio a los 30, nunca es tarde para encontrar el camino.

Víctor Rivilla: Una duda, , a ver, yo tengo entendido que un funcionario tiene muchas incompatibilidades, sin embargo, en tu caso, ¿cómo es posible ejercer un cargo público y publicar con el sello editorial de Espasa?

Paula Miñana: Yo no soy funcionaria, soy interina. De todas maneras, no es incompatible. La incompatibilidad viene cuando son trabajos a jornada completa o que entran en conflicto. Puedes ser funcionario y trabajar también en una academia preparando oposiciones, o ser médico y tener consulta privada.

Entrevista a Paula Miñana: “El éxito de una pareja está en no renunciar a aquello que nos hace tú y yo en favor de un nosotros” | Todoliteratura

Víctor Rivilla: ¿Pero no dijiste en Twitter hace un año que sacaste una pedazo de nota en las oposiciones?
Paula Miñana: Sí, pero me quedé sin plaza. La primera sin plaza.

Víctor Rivilla: Entonces por ejemplo puedes ejercer como maestra pública y al mismo tiempo, tener un contrato editorial?
Paula Miñana: Claro

Víctor Rivilla: ¿La primera sin plaza? Dios. ¿Eso como es posible?
Paula Miñana: Pues porque al aplicar el concurso de méritos y yo no tener puntos de experiencia, me pasó gente por delante que sí que tenía más puntos

 Víctor Rivilla: Pues va a tocar meter cursos, másteres, y demás recursos  para sumar puntos en el concurso
Paula Miñana: No, si eso ya lo tengo. Me faltan los de experiencia, pero bueno, para la próxima ya tendré más.

Víctor Rivilla: ¿Qué tienes los cursos necesarios que te piden en el concurso?, y otra cuestión, ¿ y la sustitución que es para todo el año?
Paula Miñana: Sí, los cursos los tengo ya. Esta sustitución no es para todo el año, pero es que este año está siendo un poco extraño.

Víctor Rivilla: Hombre, imagino que con los confinamientos estarás acumulando muchos más colegios
Paula Miñana: Yo estoy en el mismo desde septiembre. Cuando me cesen, me iré a otro.

 Víctor Rivilla: ¿Y cuántos llevas ya acumulados desde que la Administración empezó a llamarte?
Paula Miñana: ¿Puntos?
Víctor Rivilla: Digo colegios
Paula Miñana: Pues este es el tercero en el que estoy. He tenido suerte de coger sustituciones largas.

Víctor Rivilla: Haciendo memoria, tu resides en Murcia capital, lo digo por saber si los colegios han sido cercanos o lejanos a los lugares donde ejerces.

Paula Miñana: He tenido de todo, un año me tocó a 70 km y este, cerca de casa-

Víctor Rivilla: y con respecto a la conflictividad de los centros, ¿qué es lo que te ha ido tocando?
Paula Miñana: Normalicos, no he tenido grandes conflictos, aunque siempre te encuentras con situaciones más duras que otras en el alumnado.

 Víctor Rivilla: ¿Por qué suelen ir más enfocados los conflictos, según los problemas familiares que se llevan al aula, o más por falta de motivación?
Paula Miñana: Creo que va todo relacionado, la motivación muchas veces está relacionada con el ambiente familiar.

Víctor Rivilla: hablando de motivación, a tus 30 años, ¿qué te hizo cambiar de camino profesional?
Paula Miñana: Bueno, la docencia siempre fue mi vocación, pero a veces, con 18 años, la vocación pasa a un segundo plano y te tiran más los amigos, las modas… Así que decidí estudiar ADE. Pero después de años trabajando en banca y en empresa, no estaba satisfecha con esa parte de mi vida. Ya llevaba tiempo dándole vueltas y surgió la oportunidad de empezar ese camino, así que por ahí que me fui.

Víctor Rivilla: ¿Y que te llevó a cambiar el chip y sobre todo, como te metiste en la escritura? 

Paula Miñana: Pues lo que me llevó a cambiar de profesión fue que no me veía casi 40 años más haciendo lo que hacía… tuve la oportunidad y la aproveché. Y en cuanto a la escritura, yo he escrito desde que tengo uso de razón, pero a través de Instagram, donde empecé a subir algunos fragmentos de lo que después sería mi primera novela, me empezaron a animar con lo típico “deberías escribir un libro.  Coincidió que en alguna parte vi que en Amazon podías publicar en papel tu propia novela, así que me lancé y la autopubliqué. Una escritora que me seguía en Instagram -Fátima Casaseca- le habló de mí a su editora de Espasa y unos meses después, me llamó porque estaba interesada en mí.

Víctor Rivilla: ¿Qué apoyo recibiste por parte de tu pareja y tu familia cuando decidiste cambiar el mundo de la empresa por el de la docencia, tuviste detractores?

Paula Miñana: Ninguno, tuve mucha suerte, todos me apoyaron. Me vieron tan decidida que ni se plantearon otra opción, creo yo. Había pasado una época muy mala en el trabajo, me despidieron estando embarazada de mi primera hija, denuncié, después me reincorporé… No estaba bien en el trabajo y ellos me vieron pasarlo muy mal.

 Víctor Rivilla: ¿Podemos decir que la situación te dio un argumento perfecto para cambiar de vida?
Paula Miñana: Más que un argumento, un empujón.  Fue como si me estuviera mostrando el camino

Víctor Rivilla: Y con respecto a la escritura, has recibido tópicos como: ¿te has equivocado de profesión, o incluso darte a elegir, sobre todo por compañeros de trabajo o administración? Personalmente, me veo ejerciendo de docente y escribiendo, no quiero dejar ninguna de las dos cosas y he recibido muchos comentarios de ese tipo
Paula Miñana: No, qué va. Yo creo que somos muchos los docentes que escribimos, mira Jerónimo Tristante, por ejemplo.

 Víctor Rivilla: Por tanto, ¿podemos decir que la Administración y la Editorial de turno muestran un gran comportamiento a la hora de dar las horas y poder tener huecos para las firmas y alguna charla que otra?
Paula Miñana: Pues con la administración no te puedo decir, porque nunca les he pedido nada, pero en mi caso la editorial y yo nos hemos amoldado a mi disponibilidad y los compromisos que la editorial quería que cumpliera. De todas maneras, en mi caso, con la primera novela, las firmas y las presentaciones se organizaron por las tardes y en fines de semana y con la segunda, nos ha pillado en plena pandemia, así que poco ha habido de eso.

Víctor Rivilla: Con respecto a la novela, ¿cuál es tu grado de satisfacción por su recibimiento tanto a nivel de público, como de beneficios económicos?
Paula Miñana: Hay muy pocas personas en este país que puedan vivir de la literatura. El 99% de los que escribimos lo hacemos porque nos gusta y porque encontramos en ello una vía de expresarnos. A nivel de público, la acogida ha sido bastante buena, todos los días recibo algún mensaje por cualquiera de mi redes sociales para decirme que han disfrutado leyéndome y eso es una enorme satisfacción.

Víctor Rivilla: Sí, eso es como ser atleta, waterpolista o piragüista, además, puedes ser un gran profesional en cada una de las dedicaciones mencionadas, pero sin ganar el dinero suficiente para vivir de ello. Escritores como Machado o Unamuno, dos de los mejores de España, vivieron precisamente de profesores y al mismo tiempo alcanzaron la gloria. En tu caso, y siempre salvando las distancias, tener a Espasa editándote  podemos considerarlo todo un éxito
Paula Miñana: Sin duda, ni en mis mejores sueños.

Víctor Rivilla: No llegarás a tener el sueldo de Pérez Reverte, pero queda esa satisfacción
Paula Miñana: Exactamente.

Víctor Rivilla: Dentro de tus dos pasiones, ¿cómo se relacionan a la hora de dar una clase o publicar una novela?
Paula Miñana: Yo creo que hay que echarle imaginación a ambas e innovar. Al final, se trata de captar la atención, bien del lector, o bien de los chavales que te escuchan. Hay que hacer un trabajo previo en ambas, tienes que descubrir qué le interesa al que tienes al otro lado y tratar de ofrecérselo de manera que quieran seguir escuchándote o leyéndote.

Víctor Rivilla: Curiosamente, el público joven es tu principal “nicho” de mercado  y más al tratarse de novelas de corte juvenil
Paula Miñana: No son novelas de corte juvenil, de hecho la segunda está escrita pensando en un lector más maduro, alrededor de los 40
Víctor Rivilla: ¿Pero no crees que la lectura de las mismas puede ser un ejemplo perfecto de prevención de violencia de género para la gente joven, sobre todo adolescente o en su defecto, una forma de despertar ante un infierno que puedan vivir?
Paula Miñana: Eso sí, yo la primera la recomendaría a partir de 18 años. Para un público más joven, quizá por el lenguaje y algún fragmento no la vería adecuada
Víctor Rivilla: No te creas, que cada día los niños vienen sabiendo más y mejor
Paula Miñana: Además de verdad
Víctor Rivilla: Por un lado está bien que el sexo se vea sin prejuicios, y series como sex education son malas, pero es que a nivel educativo, no solemos tener término medios,  o confundimos lo erótico con el porno,  o lo tomamos como tabú
Paula Miñana: Bueno, mis novelas no son eróticas, ni es un género que me llame la atención, pero sí, te entiendo. Nos escandalizamos porque en una peli salga una escena de cama, pero si sale una paliza, ni nos inmutamos
Víctor Rivilla: Esa es la cuestión, no tenemos porqué dar una clase sexual específica ni una novela de ese género, pero si hace falta que surja una situación con escena sexual o comentarios de ese calibre, y que no haga falta ni suprimirlos con eufemismos ni soltar risas por decirlos
Paula Miñana: Aún nos quedan muchos prejuicios y tabúes que derribar
Víctor Rivilla: Para cerrar si quieres la entrevista, te voy a hacer preguntas cortas, Dime tu mejor virtud
Paula Miñana: Pues aunque sea poco humilde por mi parte, creo que soy una persona muy empática y generosa, cómo nos cuesta hablar bien de nosotros mismos, ¿te das cuenta?
Víctor Rivilla: Tu mayor defecto -en una palabra-
Paula Miñana: La impaciencia
 Víctor Rivilla: ¿nivel de satisfacción profesional del 1 al 10?
Paula Miñana: 9
Víctor Rivilla: ¿Nivel de satisfacción en tu panorama literario?
Paula Miñana: 9 también
Víctor Rivilla: Y aquí por favor, pido sinceridad absoluta, ¿ nivel de satisfacción de la entrevista realizada?
Paula Miñana: 10, ha sido una conversación muy amena
 Víctor Rivilla: ¿y nivel de la atención de los medios a la literatura y a la Educación?
Paula Miñana: Mejorable ambos, aunque es cierto que últimamente veo que la tendencia está cambiando.  El problema que veo, sobre todo en cuanto a la educación, es que muchas veces van al titular y no profundizan
Víctor Rivilla: Pues muchísimas gracias.
Paula Miñana: Gracias a ti, de verdad!

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

quince − 7 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar