El reinado de Michel Platini

Desde 1982 hasta 1987, la Juventus y Michel Platini escribieron un ciclo inolvidable al ganar dos ligas italianas, una Liga de Campeones, una Copa Intercontinental, una Recopa y una Supercopa de Europa.

Michel Platini junto a Diego Maradona. Foto: TyC Sports.
0 31

La Juventus vivió una época dorada cuando arribó en 1982, el gran volante ofensivo Michel Platini. El mediocampista de la selección francesa se incorporó en esa temporada junto al polaco Zbigniew Boniek. Para que arribaran estos futbolistas el equipo de Turín, se desprendió del irlandés Liam Brady, quien se marchó a la Sampdoria. Platini antes de ser fichado por la Vecchia Signora, mostró su talento en el Saint Etienne en donde disputó 36 partidos y convirtió 24 tantos. En esta etapa consiguió la Ligue 1 y se clasificó a dos finales consecutivas de la Copa de Francia.

Su carrera comenzó en el Nancy en 1973 y en su primer partido ingresó por la puerta grande ya que marcó tres goles. En su estadía sufrió una grave lesión en 1974 y el descenso a la Ligue 2. Por su ingenio regresó a la Ligue 1 y lo llevó a conquistar en 1978 la Copa de Francia.  Un año después, finalizó su contrato con el Nancy y se transformó en el refuerzo del Saint Etienne, en donde se consagró campeón de la liga en 1981. El nivel mostrado en las dos formaciones lo condujo invariablemente a la Selección de Francia y se catapultó como uno de sus baluartes. Desde su primera participación en 1976, disputó más tarde los Mundiales de 1978 y 1982. En la Copa del Mundo que se realizó en España se erigió como una de las figuras y su nombre entró en la historia.

Platini conversa con el polaco Boniek / Twitter

Debido a su gran rendimiento, la Juventus lo incorporó a su plantilla en 1982 y comenzó a disfrutar un ciclo inolvidable. En el conjunto de Turín disputó 223 encuentros y convirtió 104 goles. En su primera temporada consiguió la Copa de Italia al derrotar al Verona por 3 a 0. A su vez se consagra como el máximo goleador de la liga italiana con 16 conquistas. Un año después levanta su primer ‘Scudetto’, en donde vuelve a ser el artillero con 20 tantos, y la Recopa de Europa. Con el seleccionado francés fortalece su gran presente porque obtiene la Eurocopa ante su afición.

En 1985 en la ‘Vecchia Signora’ repite por tercera vez su liderazgo como goleador ya que convierte 18 goles. Ese año fue muy gratificante ya que se consagra campeón de la Supercopa de Europa, la Liga de Campeones y la Copa Intercontinental al superar a Argentinos Juniors, en una final inolvidable.  Además con Francia alzó la Copa Artemio Franchi al vencer al campeón de la Copa América. Unos meses después, en 1986, da su última vuelta olímpica en la Juventus porque gana un nuevo campeonato local. Unas semanas más tarde, se quedó en las puertas de la gloria con la selección francesa porque en una de las semifinales del Mundial de México, perdió con Alemania.

Michel Platini con el Balón de Oro / MD

Luego de su participación en la Copa del Mundo, regresó a la escuadra ‘bianconera’ y disputó su último año como futbolista. En su despedida del fútbol marcó cinco tantos con la casaca de la Vecchia Signora pero se recordará siempre su inteligencia para jugar, el talento y su capacidad para vencer a los porteros. Como fruto de sus grandes actuaciones, consiguió tres balones de oro como el mejor futbolista entre 1983 y 1985. Después de su etapa como futbolista, tuvo un breve paso como entrenador de la selección de Francia y más tarde ingresó en el mundo  de los directivos. Primero como presidente del Comité Organizador del Mundial de 1998, pasando como miembro de la FIFA y Vicepresidente de la Federación Francesa de fútbol. En 2007 en un congreso de la UEFA obtuvo la presidencia pero por el escándalo de la FIFA en 2015, fue inhabilitado  por ocho años.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar