Las 10 Claves del GP de Bahréin: Ganó el de siempre, pero no como siempre. La polémica de la Curva 4.

La mejor carrera de inicio de temporada en muchos años. La Fórmula 1 pinta bien este 2021

@F1
0 1.356

Según recuerdo, esta temporada 2021 ha sido una de las que más expectativas ha generado en los fans de la Fórmula 1. Tanto la pandemia, como la única temporada 2020, pueden ser parte de la explicación. Pero yo considero que el punto de que Mercedes pueda no salir campeón, es el mayor de los atractivos.

La carrera de ayer ha sido en verdad emocionante y entretenida. Pinta bien como inicio, porque se establece la promesa de que las cosas, en verdad, pueden ser más igualadas, o por decir lo menos, distintas.

Por eso y sin más preámbulo, aquí están las 10 Claves del GP de Bahréin.

10. Salida más o menos limpia. 18 coches en la grilla arrancaron sin problemas. Pero Nikita Mazepin no. El ruso ha conseguido un récord en la F1. Es el piloto novato que más rápido ha terminado su carrera debut con un DNF. Y lo hizo sin ayuda. Él solito se fue contra el muro. Haas va a tener un año casi de pesadilla. Por cierto, esto ocasionó el primer Safety Car. Casi casi igualito que el año pasado, sin el drama, por supuesto.

@F1

9. Los elegantes de Alfa Romeo aprovechan el impulso del motor Ferrari. Digamos que, de la parte última de la parrilla del año pasado, los italianos son los que más han podido avanzar en rendimiento. Sí, mucha culpa es por el motor, pero también es necesario destacar el ritmo de Kimi Räikkönen, que, a pesar de no llegar a los puntos, consiguió estar ahí hasta casi el final de la carrera.

8. La rearrancada. Luego de las banderas amarillas, Max Verstappen también consiguió retener a los dos Mercedes. Aunque el 77 perdió posición con Charles Leclerc que llevaba las gomas blandas. El negrito en el arroz fue para Pierre Gasly, que tuvo un contacto con la trasera del McLaren de Daniel Ricciardo. Perdió el alerón delantero y toda posibilidad en carrera.

Luego de eso, vimos un deja vu con Mick Schumacher, pero sin irse al muro. El alemán pudo continuar, pero no ha sido el debut que esperaba, ni él, ni nadie.

7. Alpine y las batallas entre campeones. El equipo francés hoy ha sembrado más dudas que certezas. Fernando Alonso había puesto esperanzas para la carrera, pero se han quedado en eso. El español, luego de que nos hizo recordar 2014, tuvo buenas batallas en pista contra Sebastian Vettel. A pesar de esto, el rendimiento del monoplaza no aguantó hasta el final. Alonso tuvo que retirarse por un problema con los frenos traseros, mientras que Esteban Ocon anduvo perdido toda la noche árabe.

Por el otro lado, Lance Stroll venció a su compañero durante todo el fin de semana, y pudo salvar los muebles de “su” equipo consiguiendo un puntito. Mal para los “nuevos” históricos del barrio.

@F1

6. Sebastian “El sanciones” Vettel. Aunque suene duro, es pura y dura realidad. El alemán tuvo que salir en el último puesto por una sanción el sábado por no respetar banderas amarillas. En carrera, quizá vio un oasis, porque él dice que le movieron al coche de adelante. El caso es que se llevó puesto a Ocon en la frenada luego de ser adelantado. 10 segundos más de sanción.

Eso sí, son 5 puntos los del alemán, pero puntos menos a su cuenta del carnet. La definición perfecta sería: Ha sido un fin de semana de pesadilla. Ni más, ni menos.

5. Los regresos. Sí, además de los pilotos, regresan equipos. Aston Martin por el nombre (nada más), pero McLaren y Ferrari han regresado con rendimiento. Durante las primeras vueltas, tuvimos más remembranzas del pasado. Ferrari vs McLaren. Ambos equipos han mejorado mucho. Por ahora, los triunfadores de esa batalla son los de Woking. Lando Norris, calladito, pero sin errores, es el mejor del resto. Ricciardo va muy bien encaminado a su adaptación.

Los de rojo, con Leclerc como estandarte, han puesto las cosas interesantes. Carlos Sainz ha tenido que luchar con el tráfico y el desconocimiento del auto con aire sucio, pero el desempeño del español es digno de mencionar.

@F1

Ah, y la sorpresa del día ha sido para Yuki Tsunoda, que ha aprovechado cada oportunidad que ha tenido para adelantar con su AlphaTauri. Impresionante ritmo del japonés a pesar de su novatez. El más joven contra los más veteranos. Marcador: Juventud 1 – Veteranos 0.

4. Las estrategias. Hoy, los campeones han demostrado que siguen siendo los rivales a vencer en este punto. Sabiendo el déficit de su coche contra el Red Bull, idearon una estrategia cambiada que dejó a los austriacos perplejos.

A pesar de la buena reacción de los de las bebidas energéticas, el tiempo no ha sido el mejor. Porque Verstappen ha perdido posiciones en los pits, mientras que el holandés ha tenido que recuperarlas en pista. Así podríamos definir el éxito en el muro alemán.

Aunque no ha sido todo miel sobre hojuelas. Valtteri Bottas ha revivido un trauma del pasado. Más de 10 segundos en boxes. Con todo y su parada gratis para la conseguir la vuelta rápida. Aún así, el Valtteri 4.0 (o el número que diga que va) ha sido más de lo mismo. Es el eslabón débil de la cadena.

3. El micro infarto mexicano. Todo iba bien en la vuelta de formación cuando, de repente, el RB16B con el número 11 se quedó parado en pista. Todo México dejó de respirar por un instante (bueno, los aficionados mexicanos que estaban viendo la carrera, no hay que exagerar demasiado). Entonces, de repente (y parecería que al más puro estilo mexicano del “golpecito”), el auto revivió y Sergio Pérez pudo arrancar, aunque esta vez desde el pit lane.

@F1

Carrerón de Checo, carrerón de libro. Piloto del día. Ganó un sombrero. Quedó P5. Adelantó a más de media parrilla. El ritmo ha sido prácticamente igual al de los líderes por un buen rato. La gestión de neumáticos le permitió alargar y hacer varios undercuts en una maniobra.

En fin, un debut que pintaba a ser más conservador, pero que al final no lo ha sido tanto. Sí, hay trabajo por hacer del mexicano, sobre todo en clasificación, pero es que su talento en carrera y su experiencia en remontadas, más en la pista de Sakhir, es impresionante.

2. Otra vez la FIA. Sí, la polémica está servida. Versiones hay montones. Pero lo importante aquí es que la Federación ha vuelto a fallar. No hablo de si robó o no la carrera para Max. Hablo de que la inconsistencia en la aplicación del reglamento otra vez cambia el resultado de una carrera.

El artículo 27.3 lo han interpretado de dos maneras distintas para pilotos distintos. A Max le han obligado a devolver la posición, no así a Tsunoda, que ha hecho la misma maniobra en la misma curva 4.

Ahí reside el enojo. Y la incongruencia. Porque esta falta de claridad provoca suspicacias, sospechas, y descontento. Mal inicio para la FIA, y para Michael Masi en específico. Te extrañamos Charlie.

1. La cacería. A 16 vueltas del final, comenzó la persecución. Y también la tensión que nos mantuvo al filo del sillón. Max podía batir a Lewis Hamilton con su propio chocolate. Aunque al final se lo tuvo que tomar el holandés. Y hay varias cosas que analizar que fueron claves.

Hamilton, bajo presión, sí se equivoca. Pero ahí es cuando la sensación que nos da el hecho de que el inglés parece tener inmunidad es inmediata. Quizá por costumbre, pero más seguro por repetición.

29 veces el campeón se saltó el límite de la curva 4 durante la carrera, ganando tiempo por vuelta. En parte del reglamento, se especifica que, si un piloto tiene una ventaja sin razón aparente, deberá devolverla al final de la carrera, cuando no gane ventaja en adelantamiento. O sea, si nos ponemos estrictos, las notas de carrera de Masi durante la junta de pilotos, quedan invalidadas por el reglamento.

Otro punto es la instrucción para devolver la posición. Ahí se aplicó el reglamento correctamente. No hay duda. Red Bull no quiso arriesgarse a una sanción. Sobre todo, después de que fueran ellos los que hicieran el llamado de atención a dirección de carrera de las ventajas de saltarse el límite de la curva 4.

@F1

Pero de esto hay más. Porque durante los libres 3 y la clasificación, los tiempos se eliminaban al salirse de pista ahí. Cosa que, en las notas de carrera, se indica que no sucederá para el domingo. Una contradicción importante, porque se gana tiempo por vuelta. Por eso la restricción del sábado.

Y terminamos con algunas preguntas para la polémica. ¿Max ya estaba por delante de Lewis cuando salió de pista? De ser así, no debería aplicarse ninguna sanción ni devolución de posición.

¿Lewis lo forzó a irse largo para después llorar que lo adelantaron por fuera? Estoy 99.99% seguro que sí.

¿La queja de Hamilton provocó la reacción inmediata de dirección de carrera? Pues todo parece indicar que sí. Regresamos al tema de la sensación de inmunidad. De otra manera, ¿Cómo va a explicar la FIA que no hizo lo mismo con Tsunoda y Ocon?

En fin, no es la primera vez y tampoco será la última. Aunque sí parece que Max no sólo tendrá que batir a Hamilton en pista, sino también Red Bull lo tendrá que hacer desde el muro.

Nos vemos en tres semanas para el GP de Emilia-Romagna, en el histórico circuito de Imola.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar