Wolff vs Horner, la guerra de amenazas y acusaciones

La batalla entre jefes de equipo subió de tono en Bakú mientras la FIA monitorea

@F1
0 291

Se fue otro fin de semana de acción de la Fórmula 1 y dejó mucho más de lo que podíamos imaginar. Además de la excitante carrera del domingo, en el paddock lejos estuvo de llegar la calma.

Los dos equipos protagonistas de la temporada, Red Bull y Mercedes, volvieron a cruzarse en una guerra de acusaciones. Mientras la FIA se aseguró de monitorear los alerones traseros con marcas designadas, los equipos de vanguardia no pararon de atacarse.

Los primeros cruces se llevaron a cabo en las redes sociales oficiales de los equipos. Ya el viernes, la cuenta oficial de Red Bull en Twitter (@redbullracing) publicó un posteo que decía: “Todos los ojos en nuestra espalda”, haciendo referencia a las acusaciones por el alerón trasero flexible.

@F1

A pesar de este y varias publicaciones más de esta índole, el juego pasó casi desapercibido. No obstante, y en la previa de la carrera, el conflicto llegó a instancias dialécticas y se dio en los micrófonos.

El primero en hablar fue Christian Horner, quien advirtió a los alemanes de no entrometerse:

“Wolff debe mantener la boca cerrada. Nos acusan de flexibilidad en el alerón trasero cuando ellos tienen uno de los alerones delanteros más flexibles”.

A pesar de que Toto Wolff ignoró estas palabras en un principio, el resultado final en Azerbaiyán hizo explotar al austríaco.

Tras la carrera, el director de Mercedes cuestionó el rendimiento de su equipo, pero se tomó unos segundos para referirse a Horner:

“No podemos seguir perdiendo puntos como estos o como los de Mónaco, es inaceptable. Tenemos un auto muy competitivo como para no sumar incluso acabando con ambos coches la carrera, hay que trabajar más.

De Horner solo voy a decir que es un charlatán. Quiere meterse en nuestros asuntos cuando tenemos alguna herramienta de vanguardia, pero ahora que ellos infringen el reglamento quiere silencio. Es un simple parlanchín”.

@RedBullRacing

En pleno júbilo por el triunfo y los 25 puntos extras que le sacó a su principal rival, Horner no se quedó callado. El jefe de equipo de Red Bull respondió a Wolff abiertamente y sin pelos en la lengua:

“Ya hablamos demasiado sobre los dichos de Toto el fin de semana pasado. Él nunca tiene miedo de echar la bronca a su propio equipo y lo hace en público. Quiere recriminar nuestros manejos cuando no ve lo que sucede adentro. No estoy a favor de esto, pero por supuesto que está en su derecho de hacerlo”.

La guerra en pista y fuera de ella se mudará a Francia del 18 al 20 de este mes. Habrá que esperar para escuchar si estos dos tienen más tela para cortar, o si dejarán que los autos hablen por sí mismos.

Mientras tanto, la FIA monitorea estas declaraciones. Con controles de flexibilidad aerodinámica de los alerones, el plan del ente regulador es controlar ahora los alerones delanteros dándole lugar a las quejas de Red Bull. Por su parte, la F1 sabe que el show debe continuar.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar