Las 10 Claves del GP de Países Bajos: Max hace historia y se dirige a crear su leyenda

Mercedes no pudo; Gasly muy sólido; Ferrari regular y Alonso dando máster class

@F1
0 245

Después de 36 años, el circuito de Zandvoort recibió a la nueva Fórmula 1 en una pista de la vieja escuela. De entrada, esto significaba una dificultad que ya hemos visto en otros circuitos como éste. Pero también ofrecía lo que ningún otro asfalto en el calendario tiene: las curvas peraltadas.

Pista prácticamente nueva para todo el mundo, con expectativas inciertas pero esperadas, que al final no sucedieron como tal. Una carrera bastante más interesante de lo que se pensaba, que nos ha dejado buenas sensaciones, sobre todo después de la farsa en el bosque de las Ardenas.

Así que, sin más y sin hacer ningún spoiler, aquí están Las 10 Claves del GP de Países Bajos.

10. La salida que nadie se esperó. No me dejarán mentir, todos esperábamos algún toque, incidente, despiste, trompo, error, pero nada de esto sucedió. Vamos, que hasta el cruce de un perro por la recta antes de la curva Tarzán hubiera sido “normal”.

@F1

En cambio, tuvimos una muy buena salida, con espectáculo, con cambio de posiciones, y con maniobras al límite para conseguir adelantamientos. Es más, parece que inclusive la pista se hizo más ancha, o los monoplazas estuvieron a dieta una noche antes. Porque de no caber en clasificación dos coches en paralelo, hoy vimos peleándose hasta tres casi sin tocarse. Increíble.

9. ¿Llegaron o se fueron de pinta? Y es que el domingo no vimos ni a los coches verdes de Aston Martin (bueno, a uno sí, pero no por buenas razones), ni a los esperanzadores Williams, ni siquiera a los bonitos Alfa Romeo, que prometían mucho más, pero que simplemente no pudo ser.

Para los italianos, la mala suerte les cayó en Zandvoort. Primero por el positivo de Kimi Räikkönen, y luego por el pinchazo de Antonio Giovinazzi que lo dejó sin opciones de puntuar, a pesar de haber hecho su mejor clasificación y estar peleando en la zona.

Me parece que son los que tomaron lista y se fueron de pista. Para remarcar, volvimos a ver pilotar a Robert Kubica luego de un llamado de última hora que no le dejó casi nada de tiempo para prepararse.

Luego, un trompo de Sebastian Vettel lo dejó con menos posibilidades, a pesar de que terminó dos puestos delante de su posición de salida. Pero Lance Stroll simplemente no pudo. Ni consigo mismo, ni con el Williams 63.

@F1

Ah, se me olvidaban los de Haas, que sí que vinieron, pero solo para aumentar la tensión entre sus pilotos. El equipo, de no detener esto, se va a caer de la cuerda floja en la que ya están. Cuidado.

8. Pirelli tuvo miedo. Recordemos que los de las llantas reforzaron las carcasas de los neumáticos traseros para evitar que se rompieran. Pues para los peraltes de esta pista, y sin tener ningún dato adicional a los recabados en los libres, pues no se quisieron arriesgar a nada. Y parece que les funcionó. Bueno, más o menos, porque el desgaste en los diferentes compuestos fue diametralmente diferente a lo esperado. Gomas blandas de 39 vueltas, medias con 47, pero duras con menos de 30.

7. El trazado y los fans. ¡Qué maravilloso ambiente se montaron los neerlandeses! Han puesto la vara alta para el premio al mejor GP de año, sin duda.

Esto por dos cosas principalmente. La pista, que es de la vieja escuela, pero adaptada para que se pueda correr hoy. MAGNÍFICA. No por la cantidad de adelantamientos, ni por la máxima velocidad. ¡Sino porque tiene pasto y grava! ¡Y es segura! Aquí se demuestra, una vez más, que la F1 no necesita escapatorias de asfalto kilométricas. Punto.

@F1

Y luego están los fans. Todo el circuito vestido de naranja, con humo naranja, y hasta jugo de naranja en las gradas. Increíble ambiente. Ruido cada vez que su piloto pasaba por las gradas (gritaron poco más de 72 veces). Y, sobre todo, el respeto y el espíritu de disfrutar de las carreras. Vimos a fans de Ferrari rodeados de naranja. Incluso un despistado con la gorra del máximo rival. Y todo fueron risas, choque de copas (o vasos, o botellas) y festejo.

6. El juego de estrategias. Regresa el tablero de ajedrez en los muros. Tuvimos de todo, una, dos y hasta tres paradas. Y casi todas funcionaron bien.

Pierre Gasly fue el único que paró una vez. Hizo una gran carrera de gestión sin cometer un solo error. Esto le valió para quedarse con su cuarto lugar. Bien por AlphaTauri que supo leer bien el momento, y por el francés, que hizo que las cosas funcionaran.

Ferrari no se equivocó, pero tampoco destacó. Digamos que ni fú ni fá. No se arriesgaron, cierto, pero por lo menos el ser conservadores les salió decente.

@ScuderiaFerrari

Los que sí se equivocaron fueron los campeones. A pesar de que tenían dos coches para atacar, con dos estrategias de inicio distintas, se equivocaron en los tiempos y en los boxes. 3.6 segundos en el primer intento de undercut no es un número del que presumir.

Dejaron a Valtteri Bottas afuera, con la intención de ir a una parada y detener al Red Bull para que Lewis Hamilton atacara. Pero tampoco funcionó.

En el segundo intento, pararon demasiado pronto (claro que desde el sillón y un día después es más fácil juzgar), lo que valió para que la estrategia en general no funcionara en lo absoluto.

Los de Milton Keynes acertaron en las respuestas y en las defensas. También tuvieron que adecuarse a la situación en pista con su segundo auto, y les salió lo bien que se pudo.

5. ¿Y McLaren? Pues parece que la mala suerte les pegó una visita inesperada en tierras bajas. Estuvieron batallando todo el fin de semana. Tuvieron una clasificación mediocre, y luego en carrera erraron con las decisiones. Mal y de malas para Daniel Ricciardo que fue el sacrificado. Le pidieron que dejara pasar a su compañero para ver qué podía hacer. Bueno, pues lo único que hizo fue quedar justo delante de él.

@McLarenF1

Se alejan de la tercera posición de manera importante. Culpa absolutamente del equipo. Sin más.

4. La divergencia. Pole Position y Pit Lane. 1º y 20º. La gloria y el infierno (en la parrilla).

Todo empieza desde la pésima clasificación. Tanto Sergio Pérez como su ingeniero se equivocaron en la Q1. Sí, es cierto que lo sacaron tarde, pero también es cierto que Checo no fue a buscar la vuelta con desparpajo. De haber tenido un primer intento mejor, la necesidad de salir de nuevo hubiera desaparecido. Así que es culpa de ambos. Novatada para el ingeniero.

Sí, fue nombrado piloto del día por la buena carrera que tuvo. Consiguió, con tres paradas, llegar a P8. Y pudo haber llegado incluso más arriba. Pero otro error en el inicio de la carrera lo dejó más lejos del objetivo. La consistencia del mexicano es exigida desde ya. Ha firmado, y de los pretextos están llenas las buenas intenciones (o como sea que sea el dicho).

@F1

Pero también hay cosas que destacar. Vimos de nuevo el duelo con Lando Norris. Esta vez, con una maniobra de carrera, pero quizá un tanto discutible, el británico rompió el lateral del RB16B.

Pérez preparó su adelantamiento por fuera, pero Norris le quiso cerrar la puerta cuando ya no había espacio. El toque que se dieron estuvo fuerte. Los dos pudieron haber quedado en la grava, pero ambos siguieron en pista. Checo completó el rebase de buena manera, ganando esta batalla en pista. Lo curioso del caso es que ni siquiera hubo investigación del incidente.

3. Regresa la magia. Nadie puede negarlo ahora sí. En una pista donde es más complicado adelantar que en otras, Fernando Alonso otra vez hizo una salida muy buena. Dijo que conseguiría dos posiciones, y así lo hizo.

Más adelante, en respuesta a las peticiones de Esteban Ocon para que lo dejara pasar porque iba muy lento, Alonso dijo: “Sí, puedo ir mucho más rápido, pero estoy guardando neumáticos”. De repente ya eran 6 segundos de diferencia.

Tan buena gestión de carrera tuvo el asturiano que, ayudado por los problemas de desgaste de los Ferrari, consiguió adelantar a Carlos Sainz en la última vuelta para quedarse con la P6.

@AlpineF1Team

Otro factor fue la enseñanza a todos los demás. Se convirtió en profesor por un fin de semana. Porque fue el primero en descifrar la trazada de la peraltada de la curva 3, y luego de la 14. Durante los libres fue el más rápido en el paso por ambas curvas. Todos los pilotos lo copiaron, y vaya que ha sido espectacular ver a los autos en lo alto y en ese grado de inclinación.

2. La lloradera y ¿la rebeldía? Es bien curioso lo que hace Hamilton cuando se ve en desventaja. Pero es hasta molesto cuando lo está y sabe que no tiene nada que hacer. Él mismo pierde credibilidad para los aficionados. Prácticamente ya nadie le cree cualquier cosa que diga en la radio (lo que nos muestran en la trasmisión, claro está).

Pero además de eso, el domingo se quejó durante casi toda la carrera. Que si las gomas no aguantarán, que si su ritmo, que si son mucho más rápidos, que si entraron muy temprano, que la estrategia no fue la correcta, que si…

@MercedesAMGF1

Y luego, llega Bottas y le quita la vuelta rápida a tres giros del final. Tensión extraña, y confirmación de lo que hoy se ha confirmado. El finlandés no estará más en Mercedes. ¿Desobedeció? No. Simplemente que, con gomas blandas nuevas y aire limpio, es casi imposible que un piloto de F1 no corra en carrera. Levantó en el tercer sector, así que cumplió la orden. ¿Rebelde? Seguro que sí, aunque demasiado tarde.

1. Comandante de la Armada Naranja. Ha sido muy emocionante e impresionante el apoyo que tiene Max Verstappen de todo su país. No sólo de los de la región de Holanda, sino de todos lados.

Con la presión extra de correr en su casa y con su gente, lo que hizo el domingo fue realmente espectacular. No cometió ni un solo error. Le mostró el dulce a Hamilton las veces que quiso para luego despegarse fácilmente. Pilotó siempre tranquilo, en calma, pero con seguridad quirúrgica.

Es más, lo que hizo el domingo hizo ver a Sir Lewis como sólo un perseguidor, no como un verdadero contendiente al título de pilotos. (¡Ojo, no digo que lo sea eh!).

Su actuación me recordó muchísimo a lo que vimos con Senna-Prost, Lauda-Hunt, y otras tantas batallas entre pilotos que son legendarias e históricas. Veremos si continúa por ese camino y comienza a escribir la suya.

@redbullracing

BONUS: Red Bull, específicamente Christian Horner, ha presentado una petición de aclaración sobre el uso de un intercooler en el motor Mercedes. Si la FIA dice que es legal (¿Qué otra cosa podría decir?), entonces se abre una ventana llena de ironía. Con su afán de conseguir una ventaja, le estarán dando la oportunidad a todos los demás equipos de poder utilizarlo. Ya veremos en que acaba todo esto.

La siguiente carrera es ni más ni menos que en el Templo de la Velocidad. El GP de Italia se presenta con más incógnitas que certidumbres. Así que estoy ansioso por que llegue el fin de semana. Hasta entonces.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar