Stephen Curry avisa: 12 minutos de fantasía y otra victoria

El capitán de los Warriors lanzó a los suyos en un primer cuarto de videojuego, sin fallo, para que los suyos ganasen el segundo partido del año con sufrimiento incluido al final, los Clippers pelearon pero acabaron en la orilla

Stephen Curry celebrando un triple. Foto: @warriors
0 138

Se avecinaba una noche inaugural de fantasía en el Chase Center ante unos Clippers peligrosos con Paul George como cabeza saliente que lo dio todo pero.. Steph fue Steph. 44 puntos de los Warriors en el primer cuarto, 25 de ellos de un Don Stephen que este año no va a andarse con tonterías. El año pasado Golden State empezó cayendo con tremendas palizas ante Nets y Bucks. Este año le ha ganado para arrancar a Lakers y Clippers… Vaya diferencia.

Noche de lleno absoluto en el Chase Center. Como aquellos años (muchos) en los que era imposible conseguir una entrada, tónica que en la era Kerr se ha repetido mucho noche tras noche. En la jornada inaugural en casa, primer triunfo del año con unos 12 primeros minutos apoteósicos. Fueron dignos de poesía, de un disfrute casi sexual para todos los sentidos para cualquier fan de la NBA… Salvo si eres hincha de los Clippers.

Y todo por culpa de Stephen Curry. Bajo la atenta mirada de Reggie Miller como comentarista, empezó el ‘show’. Finta a Jackson y primer triple en el primer minuto de partido para estrenar el marcador. Con 6:17 en el marcador, Green se la pasó y desde ocho metros se levantó sin titubear ni un segundo. Siendo ya el siguiente triple para superar los 30 puntos poniendo a bailar a Winslow, que ni con la mirada lo pudo seguir. Apenas unos segundos después, tras un rebote y pase de Iguodala (eterno ‘Iggy, por cierto), fintó a Terance Mann y clavó otro a falta de solo 10 segundos que acabase el partido.

Con la defensa de un Paul George encima que lo achantó más bien poco. En efecto, 5 de 5 en triples. 15 puntos solo con ese arma que elevó a los 25 con algunas penetraciones a canasta que, por cierto, le entraron todas… Todas. En total, 9 de 9 en tiros de campo en unos primeros 12 minutos perfectos que encarrilaron el encuentro para unos Warriors que tuvieron que pelear mucho luego para que una gran noche de Paul George y la compañía de Eric Bledsoe y Zubac no les amargase la fiesta en el primer encuentro en casa de la compañía.

En total fueron 17 puntos de ventaja tras el primer cuarto. Un espejismo si pensamos como acabó finalmente el partido, que en los últimos segundos fue una auténtica agonía: Curry puso por delante a los suyos en el último minuto con un triplazo descomunal que a falta de seis segundos contestó sin un ápice de duda un soberbio George.

Al final, Zubac tuvo dos tiros libres de los que solo metió uno. Le cayó un rebote a un Paul George que ya sin tiempo y muy escorado buscó sin éxito una última canasta que no entró para felicidad de los locales, unos Golden State Warriors que no tienen nada que ver con los que eran el año pasado. El base, por cierto, acabó con 45 puntos (16 de 25 en tiros de campo con 8 triples) y otra noche de 10 rebotes para conseguir un doble-doble que sucede el triple-doble ante los Lakers.

Los Warriors ya están aquí, tuvieron un tiempo de letargo, pero no quieren volver a eso. Tienen lesionados a Kuminga y Wiseman, quienes por juventud aún deberán adaptarse un poco al esquema y tener paciencia. Y por supuesto a un eterno Kay Thompson que se divirtió anoche como un enano viendo a su ‘Splash Bro’ y al resto del equipo lograr otro gran triunfo. Con los ‘rookies’ el equipo ganará más rotación, pero con el ’11’ estando en abril al 80% de lo que era serán un monstruo muy, muy difícil de dominar. Lo quieren todo, y están decididos a pelear por ello.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar