La Liga Santander pierde fuelle en el escenario europeo

0 90

La Liga está en plena transición. Hace pocos años, clubes españoles competían entre ellos para ser el primer equipo del continente. FC BarcelonaReal Madrid y Atlético de Madrid eran habituales en la lucha por la Champions League, mientras que el Sevilla era el rey absoluto de la segunda competición europea, la Europa League. Hoy en día, es difícil pensar que la tan deseada orejona vuelva a ser conquistada por un equipo español.

El interés en la propia liga parece que ha ido a la baja en comparación con otras que han aumentado en competitividad como la Premier League, que ya lo tenía como una de sus señas de identidad, o la Serie A, donde Inter de Milán y Nápoles están dispuestos a complicar el regreso de la Juventus de Turín a lo más alto. En datos y según la web especializada Transfermarkt, la liga inglesa sigue siendo la primera clasificada en cuanto a valor de los jugadores, con 9.000 millones de euros, seguida de la española e italiana, con 5.000.

Esta pérdida de valor de la Liga en los últimos tiempos se puede explicar con dos detalles. Primero, la fuga de talento a otros países. Por ejemplo, Cristiano Ronaldo y Leo Messi, que se han repartido en los últimos tres lustros los Balones de Oro, dejaron Real Madrid y FC Barcelona. También salieron jóvenes promesas que ahora son el presente y futuro de la selección española como Dani Olmo, Ferran Torres, Álvaro Morata, Rodri o Kepa Arrizabalaga.

El segundo factor, que sería clave para recuperar el talento y el interés, es la pobre inversión que se ha visto en el pasado mercado veraniego. La liga española, con 293 millones de gasto, ha pasado de competir con Inglaterra (1.340 millones) a verse superado por Serie A (552), Bundesliga (417) y Ligue 1 (384). El mayor gasto fue del conjunto del Cholo Simeone por Rodrigo de Paul a cambio de 35 millones de euros.

El bajón de los tres grandes

Aunque España sigue siendo un referente en el mundo del fútbol, su pérdida de fuelle en los últimos cursos se puede ver en Europa. Desde la temporada 2017-18 que no hay un conjunto español en la final de la máxima competición. Entonces la orejona se la llevaron los del Santiago Bernabéu frente al Liverpool. Los blancos también salieron campeones en la 2013-14, 2015-16 y 2016-17; mientras que los culés en la 2014-15. Cinco años sin rival.

El Real Madrid, que sigue con paso firme en la Champions League y es el favorito para llevarse el título liguero según las casas de apuestas deportivas, sigue manteniendo la regularidad que firmó con Zinedine Zidane. El actual entrenador, Carlo Ancelotti, ha combinado la veteranía de nombres como Karim Benzema, Luka Modric o Toni Kroos con el talento emergente de Vinícius Junior o Eduardo Camavinga. Pese a las numerosas salidas en los últimos mercados de fichajes, tienen una gran capacidad de superar las adversidades.

Más le está costando al FC Barcelona encontrar esta regularidad. Empezaron sin Leo Messi y con Ronald Koeman en el banquillo. Ahora el neerlandés no está y lo sustituye Xavi Hernández, leyenda viva del club. Hasta el momento, no han firmado una buena fase de grupos en la competición continental y siguen descolgados de las primeras posiciones en la liga. Veremos si con el trabajo táctico del mítico ‘6’ y quizás algún refuerzo invernal vuelven a lo más alto del podio.

Sin hacer demasiado ruido y a base de trabajo, el Atlético de Madrid se ha puesto a la altura de los dos grandes. El Cholo Simeone lleva años demostrando cómo hacer rendir a sus equipos. Tocaron con los dedos dos Champions y el curso pasado se llevaron La Liga con una demostración de solidez y de mentalidad ganadora. Por plantilla, con nombres como Antoine Griezmann, Luis Suárez o Jan Oblak, son el rival que superar en España, mientras que en Europa no terminan de convencer.

Al demérito de los tres grandes, cabe sumarle el buen trabajo de planificación deportiva y de cuerpo técnico de la Real Sociedad y el Sevilla, que se han colado en zonas europeas luchando con cualquier rival y haciendo la competición más disputada. Imanol Alguacil y Julen Lopetegui, respectivamente, han sabido sacar rendimiento de plantillas extensas y con mucha profundidad.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar