La vergüenza de Jeddah

Ayer vivimos algunos de los momentos más tristes de la Fórmula 1 en los últimos años

Fórmula 1
0 1.396

Tal y como llegaba el campeonato a esta penúltima cita, todos preveíamos una carrera caliente, pero creo que ayer, se sobrepasaron varios límites.

Tanto Lewis Hamilton como Max Verstappen estuvieron al límite durante todo el fin de semana. Límite que se llegó a sobre pasar en diferentes ocasiones, sobre todo en la carrera de ayer. Pero más allá de la actitud de los pilotos, creo que hay un mayor culpable. La FIA y en especial su director de carrera, Michael Masi. Y por diversas ocasiones

En primer lugar el trazado en sí. Indigno de un campeonato en 2021, especialmente por el hecho de ser un circuito nuevo. Muchos podéis pensar, que en Mónaco los muros están igual o incluso más cerca. Pero las velocidades no tienen nada que ver. Aquí se iba mucho más rápido. Es una pista extremadamente rápida, en las que 21 de las 27 curvas se hacen a fondo o casi. Además, con curvas a ciegas y con los muros muy cerca. Lo que aumenta la posibilidad de encontrarse a un coche sin tiempo para reaccionar y que se produzca un duro accidente. A mi entender, indigno que a una pista así, se le haya concedido la licencia en 2021.

Getty

Luego por la primera bandera roja Su aparición en sí, ya es más que dudosa. Creo que si era solo para revisar el estado de las banderas no era necesaria y con un Safety Car hubiera bastado. Pero vaya, acepto pulpo como animal de compañía. Pero sacarla tres vueltas más tarde del incidente y cuando varios monoplazas habían parado para cambiar ruedas en periodo de Safety Car, me pareció un escándalo. Algo que manipulo por completo el resultado final.

La norma de poder cambiar ruedas en periodo de bandera roja también me parece estúpida, pero es lo que hay. Esperemos que se cambie pronto.

Pero lo que más me indigno, lo que más vergüenza me dio, fue el mercadeo de posiciones por evitar una sanción que tuvimos durante la pausa de la segunda bandera roja.

El mercadeo de posiciones que tan tristemente tuvimos que escuchar entre el director de carrera, Michael Masi, el director deportivo de Red Bull, Jonathan Wheatley y el de Mercedes, Ron Meadows fue algo indigno para nuestro deporte. A mi entender, uno de los episodios más tristes en la historia de la F1.

Dirección de carrera, no puede alterar el orden de una bandera roja. Si cree que alguien ha cometido algo ilegal, a comisarios y que ellos decidan, pero lo de ayer…no, lo siento.

A partir de esa acción, tuvimos otras más cosas, reprobables, tanto por parte de Lewis como de Max. Pero de verdad creo, que todo viene debido a que tenemos un director e carrera al que esto le viene grande y que permite que tanto os equipos como los pilotos se tomen todo a cachondeo.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar