Previo GP de Francia: Así es el Circuito de “Paul Ricard”

Llegamos a unos de los trazados, que “corren peligro” de cara al futuro

0 797

El circuito de Paul Ricard puede sonar más o menos «nuevo» para los aficionados más jóvenes. Pero el también llamado Circuito de «Le Castellet» puede rastrear sus orígenes en la F1 hasta principios de la década de 1970, cuando celebró el primero de sus 15 Grandes Premios franceses hasta la fecha.

Construido en menos de un año, y con pilotos famosos como Jean-Pierre Beltoise y Henri Pescarolo en su trazado de 5,8 km, el Circuito Paul Ricard – llamado así por su patrocinador – se inauguró en abril de 1970, antes de organizar su primera carrera de F1 ganado por Jackie Stewart.

La pista sería un terreno de caza feliz para los conductores franceses. Con Rene Arnoux ganando en 1982 y Alain Prost triunfando no menos de cuatro veces, incluido el último Gran Premio en el lugar en 1990, momento en el que se consideró obsoleto para F1.

El comienzo del siglo 21 vio un renacimiento bajo nueva propiedad. Con la transformación del circuito en el Paul Ricard High Tech Test Track. Utilizado (como su nombre lo sugiere) exclusivamente para pruebas, su diseño de configuraciones múltiples resultó popular entre los equipos de F1 y estableció nuevos estándares en materia de seguridad, promoviendo el uso de áreas de escapada pintadas de rojo y azul en lugar de las tradicionales trampas de grava.

En 2007, el Paul Ricard HTTT fue designado Primer centro de excelencia por el Instituto FIA para la seguridad en el automovilismo. Abrió sus puertas al público nuevamente en 2009 después de la construcción de una nueva tribuna. Desde entonces ha sido sede de varios campeonatos importantes.

En 2016 se llegó a un acuerdo para devolver el Gran Premio de Francia a la pista, y antes de su reactivación en 2018 se han realizado numerosas modificaciones tanto en el circuito como en su entorno para garantizar un desafío adecuado para los pilotos y un espectáculo igualmente emocionante para la carrera aficionados.

El circuito presenta un diseño muy característico, destacando la larga recta (Mistral) de casi dos kilómetros. El trazado cuenta con múltiples configuraciones, pero el elegido para la disputa del GP tendrá una longitud de 5,8 kilómetros, siendo la tercera pista más larga del campeonato, después de Spa-Francorchamps y Bakú, y consta de quince curvas.

Consta de dos rectas de alta velocidad y varias zonas de frenada fuerte, pero también partes de baja velocidad y una de las curvas más rápidas del calendario, la mítica Signes que se hace a fondo desde la ya comentada recta de Mistral y en la aproximación a la frenada de Beausset. Este es el punto más rápido del circuito.

Para la edición de 2019, se decidió variar la entrada al pit lane. La entrada a boxes estaba situada en plena recta de meta y los pilotos tenían que tomar una curva a la derecha y otra a la izquierda, justo delante de un box en una zona muy estrecha. Ahora el acceso a boxes está situado en la curva 14, penúltima del trazado. Los pilotos deben irse hacia el lado derecho para posteriormente, descender hasta sus garajes.

Sin lugar a dudas, su característica más inconfundible, son sus inconfundibles escapatorias en azul y rojo. Y porque no decirlo, lo caótico de sus accesos con colas kilométricas y eternas que todo el mundo debe aguantar de manera estoica.

En 2020, y por todo lo derivado por la pandemia del COVID19, la cita se cayó del calendario.  Aunque volvió en 2021 y repite este 2022.

Indicar que el circuito de Paul Ricard aprovechó el invierno de hace dos años, para modernizar su equipamiento electrónico. Instalando nuevas luces de señalización y de salida, así como con un nuevo sistema de seguimiento. La pista del sur de Francia, se adelantó así a las nuevas directivas reglamentarias que entraron en vigor este 2022.

Además se llevó a cabo un reasfaltado en la casi totalidad del trazado. Y pequeños cambios dentro de las posibilidades que acota el mantener el trazado original, centrándose en la eliminación de baches, drenaje de agua y perfilamiento de curvas. El cambio más significativo se encuentra en la curva cinco, que ahora cuenta con una elevación en el medio. Algo que supondrá un mayor reto a los pilotos.

Para esta cita, Pirelli se ha decantado por llevar los compuestos C2, C3 y C4.  Como fue el caso el año pasado, hay una asignación estándar para cada automóvil en 2022: dos juegos de duros, tres juegos de medios y ocho juegos de blandos.

El número de sets permitidos por fin de semana es el mismo que el del año pasado, 13.

Recordemos que de cara a este 2022, desaparece la obligación de que los pilotos que se hayan clasificado entre los 10 primeros, comenzar la carrera con el neumático que habían logrado el mejor tiempo en la Q2.

Horarios GP de Francia

Viernes

Libres 1: 14.00h

Libres 2: 17:00

Sábado

Libres 3: 13:00

Calificación: 16:00

Domingo

Carrera: 15:00

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.