Carlitos al Legia o el regreso de una de las banderas del fútbol español en Polonia

Vuelve a Varsovia tres años después uno de los jugadores que provocó el 'boom' de la llegada de futbolistas españoles a Polonia gracias a sus grandes prestaciones en el Wisła Kraków y en el Legia de donde salió no por decisión del club sino por la obstinación de su entonces entrenador

Carlitos López regresa al Legia / Foto: Legia Warszawa oficial
0 575

Hoy ha sido presentado Carlitos López como nuevo jugador del Legia. No tan nuevo ya que es el retorno del atacante alicantino al club más laureado las últimas campañas en Polonia. Previamente estuvo en Varsovia durante la temporada 2018/19 y los primeros meses de la 2019/20. En esta última tuvo que marcharse en septiembre no por unos supuestos deméritos deportivos sino por la nula confianza que depositó en él el entonces entrenador, el serbio Aleksandar Vuković. Un técnico no muy del gusto de jugadores técnicos y sí de puntas más potentes al estilo tanque. Pese al buen rendimiento de Carlitos, el balcánico se enrocó forzando la salida del talentoso futbolista apostando por el croata Sandro Kulenović que acabaría fracasando.

Un Carlitos que durante la temporada anterior al suceso, la 2018/19, demostró ser más que válido para la posición de punta de un coloso como el Legia. Fue la estrella del equipo al sumar 19 goles oficiales. Sólo quedó la espina clavada de no conquistar ningún título aquella campaña perdiendo la liga en la recta final ante el Piast Gliwice. Al final, el Legia tuvo que poner fin al conflicto con Vuković y aceptar una oferta de 1,8 millones euros del Al Wahda de Emiratos Árabes Unidos.

Carlitos López durante su anterior etapa en el Legia / Foto: Bartłomiej Zborowski – PAP

A sus 32 años, ha firmado un contrato de dos temporadas con los de Varsovia que incluye la posibilidad de prorrogarlo por un año más tras su paso por Panathinaikos. Según el periodista Tomasz Włodarczyk el club griego recibirá 100.000 euros por el traspaso más 200.000 si el Legia conquista la Ekstraklasa, la liga polaca. Otro referente del periodismo polaco, Piotr Kozminski, habla de que la operación se va a los 450.000 euros: 150.000 que el jugador pagará al Panathinaikos por liberarse del contrato que le expiraba en 2023, más 300.000 incluidas variables que abonará el Legia al cuadro heleno. Por su parte, Sebastian Staszewski habla de 300.000 euros.

Carlitos presionó mucho para volver al club de la capital polaca. Muchos clubes lo pretendían sonando incluso el gran rival en Polonia del Legia, el Lech Poznań. De hecho, medios polacos revelaron que cinco clubes contactaron con la entidad griega de los cuales tres estaban listos para firmar de inmediato Carlitos.

El alicantino se ha tenido que reducir el sueldo para retornar a Polonia que, según se informó desde la capital polaca, rondaba los 800.000 euros en Panathinaikos. Será inferior en el conjunto ‘militar’ aunque aún así seguirá siendo importante, de los top de la Ekstraklasa. Para el Legia, Carlitos fue prioritario. Tomas Pekhart, que finalmente se fue al Gaziantep turco, y Aleksandar Prijović eran otras de las opciones para la punta de lanza. También tanteó a varios jugadores españoles de Segunda División y Primera Federación. 

Sea como fuere, Carlitos ya está de vuelta en Varsovia avalado por su trayectoria en Polonia. Llegó con 27 años desde el filial del Villarreal en 2ªB al Wisła en 2017 y en Kraków fue el mejor de la Ekstraklasa. Máximo goleador con 24 goles y MVP del campeonato polaco en la 2017/18. Eso le llevó al Legia que pagó por su traspaso 450.000 euros. Un periplo polaco que le hizo ser un modelo para otros futbolistas españoles que querían relanzar su carrera especialmente desde Segunda o 2ªB. La Ekstraklasa como escenario perfecto para mostrar sus habilidades técnicas tan demandadas en Polonia. Un trampolín para sus carreras.

Carlitos golpea un balón la elástica de Panathinaikos / Foto: Panathinaikos Oficial

Así le pasó a Carlitos que de Polonia pasó al fútbol árabe con un gran contrato bajo el brazo ignorando propuestas de conjuntos españoles como Granada CF o RCD Mallorca. Fichó finalmente por Al Wahda que le hizo un astronómico contrato que superó con creces el millón de euros de sueldo. La cruz fue que tuvo que salir de allí cuatro meses después hasta el Panathinaikos. Así pasó por el incumplimiento del contrato por parte de las autoridades emiratíes. Lo mismo le sucedió a otros extranjeros del equipo.

Su papel en la reconstrucción del Legia será fundamental. Tras una 2021/22 pésima donde ni siquiera llegaron a Europa, los de Varsovia están obligados a ganar la Ekstraklasa para volver a situarse en el mapa futbolístico europeo y recuperar sus maltrechas arcas. Necesitaban un delantero ya que sólo gozan como única referencia del inexperto Maciej Rosołek, de 20 años. El técnico Kosta Runjaić ha tenido que recurrir en los primeros partidos del curso al mediapunta Ernest Muci en esa posición que ahora será custodiada por Carlitos. Mucha expectación en Varsovia por la llegada de uno de los jugadores más queridos por la afición legionaria los últimos tiempos.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.