Previo GP de Singapur: Así es Marina Bay

La F1 regresa luego de que la última carrera se corrió en 2019

@f1nightrace
0 277

Regresa por fin el Gran Premio de Singapur tras 3 años de ausencia. La última carrera en Marina Bay fue en 2019 y, tras la pandemia de COVID-19, se cayó del calendario. Pero este 2022 será la primera cita en la que visitaremos el país asiático.

Sin duda alguna el elemento que hace especial este GP, es que es la única cita del calendario que se disputa completamente en horario nocturno. Esta particularidad, junto con su trazado urbano con el horizonte de la ciudad como fondo, han creado un Gran Premio espectacular y de gran ambiente.

El trazado se encuentra en las calles de Marina Bay, donde los monoplazas se irán abriendo paso entre rascacielos y monumentos históricos. Singapur es una ciudad y un país del Sudeste Asiático, que descansa sobre una isla de 700 kilómetros cuadrados de superficie.

El circuito utiliza potentes sistemas de iluminación para garantizar la seguridad. Se necesitaron más de tres meses para conseguir la iluminación perfecta, pero para el 26 de Septiembre de 2008, día de los primeros entrenamientos en Singapur, ya estuvo todo listo. La encargada de la iluminación fue la empresa italiana Valerio Maioli. Casi 1.500 proyectores Philips proporcionaban 3.000 lux de iluminación al trazado.

Su diseñador fue el alemán ya conocido, Hermann Tilke, y está construido en una zona próxima al puerto de la ciudad. Las imágenes de este circuito son preciosas, ya que junta la noche y los focos con el glamour de los rascacielos y los autos del Gran Circo.

@f1nightrace

Además, tiene otra característica: el circuito se corre en el sentido contrario a las agujas del reloj. Pero aquí no acaban las peculiaridades de Marina Bay, ya que existe un túnel que pasa por debajo de una de las tribunas del trazado.

Con la peculiaridad de que la línea de salida y de meta no es la misma, el circuito de Marina Bay, en Singapur, tiene 5.067 kilómetros. La carrera se disputa a 61 vueltas, completándose 308.95 kilómetros de distancia. Es un trazado más bien estrecho, ya que el ancho de la pista oscila entre los 10 y 15 metros. Tiene 23 curvas, la mayoría muy lentas.

En 2013 se produjo un significativo cambio en la pista, porque desapareció la chicana múltiple situada en la curva 10, de tres zigzags, llamada “Singapore Sling”, y que ahora queda englobada por una sencilla curva a derechas.

Destacar que desde el 2015, se incluyeron unas ligeras modificaciones en el trazado con el objetivo de que haya más adelantamientos. El lado izquierdo de la curva 11 también se modificó un poco. Además, la curva 13 se amplió ligeramente.

A partir de 2019, la FIA ha añadido una tercera zona de DRS al circuito de Marina Bay, la cual estará entre las curvas 13 y 14.

Singapur es un circuito lento, con muchas dificultades de adelantar. Algo parecido a Mónaco, pero sin su historia y glamour. Un trazado cuya velocidad media gira en torno a los 170 km/h y, para completar una vuelta, se requiere hasta un minuto y cuarenta y cinco segundos. La velocidad máxima es de 297 km/h, y sólo en el 44% de la vuelta el piloto mantiene el acelerador a fondo. La mayoría de las curvas se trazan en segunda velocidad (más de diez).

@f1nightrace

Una de las máximas dificultades del circuito son los muros que lo rodean debido a que es urbano. Esto provoca que ante cualquier accidente tenga que salir con mucha probabilidad el Safety Car. El desgaste de los neumáticos es medio, pero sin embargo el desgaste de los frenos es muy alto, así como el nivel de carga aerodinámica. Además, es uno de los circuitos en los que más veces se cambia de marcha a lo largo de una vuelta.

El clima de Singapur es tropical debido a la cercanía al ecuador y a la reducida superficie de la isla, esto provoca que el agua del mar que rodea todo su perímetro facilite así una mayor posibilidad de tormentas y precipitaciones. Pero no hay que olvidar que el clima es un factor importante cada vez que visitamos Marina Bay, ya que los pilotos llegan a estar a 50 grados, además de que pierden 3-4 kg.

Singapur nos ha dado grandes carreras. Una de las más recordadas fue la de 2008 donde Fernando Alonso ganó, aunque fue gracias al crashgate de Nelson Piquet. La carrera de 2017 fue algo impresionante. Había suelo mojado y tuvimos una carambola en los primeros metros de carrera entre Sebastian Vettel, Kimi Räikkönen y Max Verstappen. El incidente le dio la ventaja a Lewis Hamilton para conseguir su quinto título del mundo.

La última carrera en suelo singapurense se la llevó Sebastian Vettel. Su última victoria en la Máxima Categoría.

Max Verstappen llega como el líder del mundial y tendrá el primer match point para conseguir su segundo campeonato en la Fórmula 1. Aunque para esto debe suceder una verdadera tragedia en Ferrari y que Sergio Pérez no termine dentro del top 10.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.