https://tercerequipo.com/2018/09/26/guia-de-la-liga-endesa-2018-19/

Llegamos al 19º Gran Premio de la temporada de Fórmula 1, nada menos que al segundo circuito donde se alcanzan las segundas velocidades más altas del mundial, la F1ESTA del GP de México en el histórico Autódromo Hermanos Rodríguez.

@gpfotografiaMty/Tercer Equipo

Así que vayamos pues a las 10 claves de este sorpresivo Gran Premio.

10. Calificación. El sábado se rompió el récord absoluto de pista con una Pole Position que supo a podio para Daniel Ricciardo, sólo 0.026 milésimas adelante de su compañero. Un parpadeo se tarda más. Pero además de esto, los de casa, Racing Point Force India decidieron no entrar a Q3 por estrategia… Recuerdo cuando la F1 se trataba de ir lo más rápido posible y de ahí se partía para diseñar la estrategia, y no al revés como ha sido durante las últimas carreras… Ferrari más fuerte que Mercedes, Renault sorpresivo y Red Bull avasallador.

9. El morro de Esteban Ocon no quería correr. Y esque resulta que en la primera vuetla, Nico Hülkenberg le toca con la rueda trasera, lo que obliga a una parada en pits para cambiarle la parte delantera. Pero después, y ya casi casi jugando a los coches de choque, toca a Pierre Gasly, así que tuvo que seguir en pista con el alerón roto.

Steve Etherington

8. Pista como nueva. El clima de la Ciudad de México se mostró completamente fuera de las previsiones, lo que ocasionó que la pista estuviera limpia después del viernes y del sábado. Esto le dió a los equipos un verdadero dolor de cabeza, a algunos más bien migrañas. Pero definitivamente mantuvo en expectativa a los aficionados y se generó un buen espectáculo. El auto de las bebidas energéticas le ganó la partida al Autódromo.

7. A sufrir con las gomas. Definitivamente el graining que se presentó en los neumáticos de prácticamente todos los autos fue un reto a vencer por parte de los equipos, y eso demuestra, por lo menos en esta pista, que los de Pirelli le dieron al clavo en lo que respecta al espectáculo, aunque algunos pilotos se mostraran molestos por el desempeño. Ojalá el nuevo arcoiris de gomas para el 2019 moleste a más conductores.

6. Las dos M de la velocidad. Sí, las dos pistas más rápidas del calendario se encuentran en ciudades con M. Monza y México le dan mucha adrenalina a los pilotos por las velocidades que se alcanzan, aunque de manera súper diferente. En el Templo de la Velocidad, la carga aerodinámica es la mínima posible, mientras que en México se alcanzan velocidades con la máxima carga posible. Esto es simple, aunque complicado a la vez. La densidad del aire en la pista más alta del calendario es menor, por lo que el oxígeno falta y provoca que los autos se deslicen como en pista de hielo. Las curiosidades de la máxima categoría, tan extrañas como fascinantes.

@ForceIndiaF1

5. Prendan el aire acondicionado por favor! Los frenos. ¿Porqué si no hizo calor? El autódromo de los Hermanos Rodríguez es uno de los que peor refrigeran los frenos y componentes del motor, lo que hace difícil poner a punto los sistemas para recorrer toda la distancia de carrera. Esto jugó un papel importante en la realización de la carrera, si no, pregúntenle a Checo…

4. La peor despedida para Fernando Alonso. Los organizadores del GP de México volcaron mucha energía en la despedida al piloto español, con máscaras para decirle adiós a un grande. La ironía de la vida, o la mala suerte, pero lo que es seguro es que ya que Fernando está en México, habría que llevarlo a Catemaco a que le hagan una limpia (ritual de los ancestros mexicanos donde te limpian la mala suerte, según). Alonso salió con todos los radares encendidos y logró esquivar los ataques de quienes siempre le pegan, pero no, no fue suficiente con eso. Un pedazo del morro de Ocon le voló un pedazo de su morro, ocasionándole además fallas que lo obligarían a abandonar la carrera. Su despedida fue muy muy corta. Una pena. Aquí vuelve la ironía para los organizadores, porque la estrella local, Sergio Pérez, abandonó por falta de aire acondicionado a sus frenos, además de que esa mala suerte no quiso salir de pista con el español y atacó de nuevo a un Ricciardo que ya no ve por donde le caen los porrazos.

3. Una verdadera F1ESTA. No cabe ninguna duda que este fin de semana resultó una combinación de experiencias que hacen que se disfrute cada etapa del Gran Premio. México se coloca una vez más como serio candidado a ganar por cuarto año consecutivo el título de Mejor Gran Premio del Año. El espectáculo en pista pagó, pero lo que se ve afuera y rodea a todo y a todos es abrumador y realmente disfrutable. Los pilotos, todos, salieron muy contentos, así lo demuestran sus reacciones. Algunos por cierto salieron enchilados también. Eso sí, todos se fueron con sus respectivos Alebrijes, algo que en ningún otro GP del calendario se da.

Getty Images / RedBull

2. Max Verstappen es el dueño del GP de México. Por segundo año consecutivo, el holandés le da una alegría a los de Red Bull subiendo a lo más alto del podio con una carrera marcada por una muy buena conducción y una mejor gestión de sus gomas. Nadie, así, nadie, le pudo pisar los talones. Los dos pilotos de Ferrari cerraron el podio con una muy buena carrera de ambos, adelantando a los Mercedes que sufrieron mucho aquí. Les aseguro que se rompieron muchas quinielas.

1. PENTACAMPEÓN. Lewis Hamilton se convierte en uno de los tres pilotos en toda la historia en ostentar un quinto campeonato de Fórmula 1. Es la segunda vez que lo consigue en esta cita, la anterior se dio el año pasado. A pesar de llegar cuarto a la meta, la ventaja con el alemán de Ferrari ya era demasiado pesada y sólo un milagro podría haber cambiado esta historia. El británico entra a los altares del Gran Circo, y eso, definitivamente es la nota del día. FELICIDADES CAMPEÓN!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × uno =