La primera parte de la temporada ha sido una montaña rusa para Sergio Pérez

El mexicano ha ganado, pero también ha batallado en 2022

redbullcontentpool
0 1.365

Nos encontramos en medio del parón veraniego y un torbellino en el mercado de pilotos. Afortunadamente, este año para el mexicano Sergio Pérez esto no es distractor.

Checo aseguró su puesto con el equipo Red Bull desde el mes de mayo. Lo que le deja espacio para trabajar en sí mismo y en el auto. El año pasado hice una valoración de media temporada similar a esta y, Checo salía con un balance positivo, a pesar de haberle costado mucho la adaptación al RB16B.

Al final cerró el año en el cuarto puesto, pero todos sabemos que dejó ir muchos puntos para ayudar a Max Verstappen a conseguir el campeonato, puntos que hicieron la diferencia contra Valtteri Bottas.

Este año Checo va aún mejor. Tras trece fechas, el tapatío está colocado en el tercer puesto en el campeonato de pilotos, con 173 puntos. Y a solo 5 unidades de Charles Leclerc. Max Verstappen está dominando el campeonato, a pesar de lo veloces que son los Ferrari. Esto demuestra que no solo se requiere un buen auto, sino que se deben conjuntar muchas cosas.

Las primeras ocho fechas de la temporada 2022, Pérez demostró que está al nivel, incluso para pelear por el campeonato. Sin embargo las actualizaciones del RB18 se han dirigido más hacia el estilo de conducción de Verstappen, aunque el equipo diga lo contrario.

Sin embargo, el mexicano ha podido sacar resultados los domingos, como acostumbra. Sumando puntos incluso en carreras donde el viernes parecía perdido. Y Checo nos tiene acostumbrados a cerrar fuerte la temporada, por lo que la batalla con los Ferrari e incluso con los Mercedes que se están recuperando será muy interesante.

redbullcontentpool

Vamos a desglosar lo que va de la temporada. En la primera fecha en Bahréin, Pérez se fue sin puntos, tras el desastroso abandono de ambos Red Bull. El de Checo en la última vuelta, cuando iba controlando a Lewis Hamilton por el podio. En Arabia Saudí consiguió hacer historia con la primera pole de un mexicano en la Fórmula 1. Y tras una gran largado dominaba la carrera, hasta que un Safety Car lo dejaría fuera de secuencia y lo relegaría hasta el cuarto puesto.

En Australia partía desde el tercer puesto y conseguía el podio 16 de su carrera. Seguido de Emilia Romagna, donde Max Verstappen y Checo hacían el primer 1-2 del año para los de las bebidas energizantes. En Miami, donde se sentía prácticamente en casa, el RB18 presentó problemas con la unidad de potencia, pero Pérez sumaría un cuarto puesto.

Con la vuelta a Europa, llegaba el Gran Premio de España. Pérez iba por el triunfo, tras largar quinto, pero con un ritmo contundente. Sin embargo, el equipo pidió al 11 dar el paso a su compañero en una llamada muy polémica. En el radio se notó al mexicano serio, aceptando la instrucción, pero aseguró no sentirse conforme. Pero aún así sumó también la vuelta más rápida.

Pero en Mónaco, Checo tendría su revancha. Tras largar tercero y con una carrera brillante, se levantaría con el triunfo con el que siempre había soñado. Mostrando como siempre su determinación. Con el podio 19 de su carrera y 110 puntos acumulados en el año saldría Pérez del Principado.

En Azerbaiyán, donde el tapatío consiguió el primer triunfo de su carrera, se esperaba otro triunfo. Sin embargo, aunque logró robarle el primer puesto a Charles Leclerc desde la curva 1, después un par de malas paradas en boxes y mucha degradación que nunca entendió, tuvo que conformarse con un segundo puesto.

A partir de Canadá, las cosas han cambiado para el mexicano. Las actualizaciones del RB18 no lo han hecho sentir tan cómodo como se veía al inicio de la temporada. En Montreal un fallo en la caja lo dejaba sin puntos, siendo el único fin de semana en el que salió en cero.

redbullcontentpool

Luego en Gran Bretaña, nuevamente las cosas no se daban, pero aun así conseguía el podio 21 de su carrera. Después de un toque con el Ferrari de Leclerc, Checo se fue al fondo de la parrilla. Y en otra magnífica recuperación conseguía el segundo puesto detrás de Carlos Sainz.

Austria también sería un abandono del mexicano, a causa de un toque con George Russell cuando peleaban rueda a rueda. Sin embargo, el sábado había sumado 5 puntos en la carrera Sprint.

En Francia se perdía nuevamente de subir al podio. Russell intentó pasar a Pérez en donde no había espacio, provocando que el mexicano cortara la curva, sin embargo, mantenía la posición y peleaba por ese podio con uñas y dientes. El problema vino con un VSC y un problema técnico de control de carrera que creó confusión. Pérez perdió la posición con el inglés al reiniciar la carrera, pero aún sumaba 12 puntos.

Para Hungría, antes del parón veraniego, Checo quería recuperar la confianza en el auto, que en este momento es lo más importante para poder ir hacia adelante. La clasificación fue muy mala y largaba desde el puesto once, sin embargo pudo recuperar hasta el quinto puesto. Tras una excelente largada el mexicano permitió el paso a Verstappen y en otra ocasión tras las paradas en boxes, trabajando para el equipo. Sin embargo el quinto puesto no es la posición donde Pérez quiere estar, pero aseguró que entendieron muchas cosas del auto que podrán aplicar para el resto de la temporada.

Todavía restan nueve fechas y como ya mencioné, Pérez acostumbra cerrar fuerte. Por lo que será muy bueno ver cómo reacciona el equipo y le ayudan a tener un mejor balance del auto. La realidad para este momento es que alcanzar a Max Verstappen es difícil, aunque la posibilidad matemática exista. Pero concretar el 1-2 sería un gran resultado para Checo, mostrando que sigue avanzando, mejorando y que nunca se rinde. Nuevamente la flecha apunta hacia arriba.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.