Día para olvidar para Sebastian Vettel y Charles Leclerc. Tras lo visto en las tres sesiones de entrenamientos libres disputadas entre ayer y esta mañana, los dos monoplazas de rojo apuntaban a ser los grandes favoritos para lograr la pole en el día de hoy. Es cierto que Lecerc parecía un punto más fino que el alemán, pero todos sabemos que Vettel se crece en la Q3, por lo que todo era posible.

Pero las cosas se han torcido nada más empezar la sesión, y adema se han torcido de manera definitiva. Eran los primeros minutos de la Q1, y cuando Vettel tan solo había recorrido unos pocos metros, ha reportado por radio a su muro, problemas con la unidad de potencia, y decía que escuchaba como una especie de soplido.

Vettel volvía al box lo antes posible, pero nada más entrar, los mecánicos le han desmontado la tapa del motor y tras unos minutos de incertidumbre, Seb se bajaba del coche y dejaba claro que la clasificación terminaba para él.

@ScuderiaFerrari

Pero el horrible sábado para Ferrari no terminaba aquí. Leclerc se quedaba como el gran favorito, lograba pasar el corte en Q y Q2 sin ningún problema. Pero al ponerse en semáforo en verde en la definitiva Q3, de nuevo el desastre se situaba al lado del box de Ferrari, y veíamos como tras unos movimientos sospechosos de los mecánicos de Maranello, Charles Leclerc también se bajaba del coche y no salía a disputar la definitiva sesión.

De esta manera, Sebastian Vettel saldrá mañana desde la última posición y de buen seguro aprovechara para cambiar diferentes elementos de su monoplaza. Charles Leclerc saldrá en principio 10º, a expensas de posibles cambios que aún le pueden lastrar más.

Según ha comunicado Ferrari, los problemas de Vettel han sido en el turbo de su unidad de potencia y los de Leclerc han sido en la bomba de combustible. Veremos cómo queda todo esto de cara a mañana.

La cara de Vettel era todo un poema, sabía que hoy tenía una gran oportunidad:

“El coche estaba muy fuerte y ha sido una verdadera lástima. Esperaba poder divertirme pero estas cosas pasan y no puedo hacer nada. Veremos qué pasa mañana, un poco de lluvia vendría bien.”

Al bajarse del coche, Charles Leclerc no estaba seguro de cuál había sido el problema:

“No tengo idea si fue el mismo problema que Sebastian, por mi parte creo que fue un problema del sistema de combustible. Al pararme en el pesaje, y volver a salir ha sido cuando he notado algo.

Mattia Binotto se mostraba abatido, pero aseguraba que mañana lo darán todo:

“Me siento responsable, es una pena por nuestros pilotos. Pero debemos mirar hacia adelante y esperamos tener mañana una buena carrera. Estamos muy decepcionas, hoy podíamos lograr la pole
Tenemos que ver que ha ocurrido, creo que con Leclerc no hará falta penalizar, lo podremos solucionar y estar listos para mañana.
Con Sebastian no creo que haya necesidad de cambiar algún elemento de la unidad de potencia, pero tenemos que verlo y estudiarlo. Parece algo del intercooler
Lo ocurrido hoy es algo que tenemos que debatir de manera interna. Debemos mejorar algunos procesos internos de verificación de las piezas, y evitar estas cosas.”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − 6 =