McLaren es el primer golpeado. 1,200 despidos. 70 en el equipo de F1

La falta de liquidez obligó a los de Woking a hipotecar su legado

McLaren.com
0 186

En Woking han dado el primer paso. El anuncio afecta a toda la empresa, incluyendo la división de Fórmula 1.

La crisis económica a causa del COVID-19 avanza a pasos agigantados sin distinguir a nadie. En consecuencia, McLaren tendrá que despedir al 25% de su plantilla laboral. Esto es una cuarta parte de los 4,000 puestos de trabajo.

La escasez de liquidez se ha ido agravando desde diferentes aristas. De los 1,200 despidos, 70 involucran a personal de la división de F1 directamente. La empresa deberá recurrir a su legado, luego de no conseguir opciones de crédito bancarios o del gobierno británico.

Hace unas semanas, la división McLaren Automotive, encargada de la fabricación de los coches de calle, ha estado anunciando una reestructuración de sus operaciones con el objetivo de adaptarse lo mejor posible a las nuevas realidades de hoy.

@McLarenF1

El detonante ha sido el final de una negociación de los altos ejecutivos de Woking para recibir 275 millones de libras esterlinas a cambio de la hipoteca de su colección de coches históricos y de sus fábricas. Un capital necesario para hacer frente a la situación del mercado mundial, además de lo complicado que ha sido no tener una sola carrera de F1 hasta ahora.

Detrás de este hecho es como cobra verdadera importancia la constante insistencia de Zak Brown al perseguir la reducción del presupuesto inicialmente pactado para 2021. Recordemos que Brown pretendía un techo de 90 millones de euros.

Al final, los 135 millones del acuerdo no resultan tan mala noticia, aunque junto con otros equipos, espera que algunas partidas que han quedado exentas en un inicio, se sitúen bajo este techo (el salario de los pilotos principalmente).

McLaren.com

“McLaren lamenta profundamente el impacto que esta reestructuración tendrá en toda nuestra gente, sobre todo por aquellos cuyos puestos de trabajo pueden verse afectados. Es un paso que hemos tratado de evitar trabajando duro en el ahorro de costes en todas las áreas de la empresa. Pero en este momento no tenemos otra opción que reducir nuestra fuerza laboral”.

La firma británica se convierte en el primer equipo que se ve forzado a esperar el límite presupuestario luego de mantenerse en una especie de ERTE en su país natal. No se ha comentado nada de si esto afectará su programa de Indycar, aunque podremos dar por congelados los planes en el WEC y Le Mans.

Es inevitable que recordemos lo que Max Mosley dijo, cuando era presidente de la FIA, sobre McLaren:

“Dale 200 millones a Ron Dennis y lo gastará todo. Incluso hipotecará su casa para poder luchar por las victorias”.

La realidad actual cambia el tema un tanto, porque ahora lo tienen que hacer, no para ganar, sino para no morir. Quizá algunos extrañen más que otros a Ron, quien no está más en McLaren por los graves problemas que tuvo con Mansour Ojjeh y el fondo soberano de Bahréin.

Mientras tanto, Paul Walsh, presidente ejecutivo del Grupo McLaren, tiene fe en los ajustes para 2021:

“Esperamos que la introducción del límite presupuestario para 2021 cree una base financiera que sea sostenible para los equipos, y que genere más competencia en la categoría. Sé que estas nuevas reglas, que nosotros apoyamos, tendrán un impacto importante sobre todo en el tamaño de nuestro equipo de F1, pero también en las formas”.

“Comenzaremos a tomar las medidas necesarias para que, a partir de 2021, estemos listos para competir por las victorias en carrera y los campeonatos en el futuro”.

@McLarenF1

Sobre la empresa en general, Walsh da un mensaje fuerte como el tamaño de la historia detrás de la marca:

“Sin duda, este es el momento crucial. Estamos ante un gran desafío para nuestra compañía, particularmente para nuestra gente, y por eso queremos resurgir como un negocio eficiente y sostenible, con una dirección clara para recuperar el crecimiento. McLaren Applied ahora mirará sectores estratégicos con altas posibilidades de aumentar su participación y así se garanticen ingresos”.

La mayoría de los despidos se harán fuera de las áreas encargadas de la F1. Pero es justo esta división la que suma un impacto importante en las cuentas, pero no el único.

La detención del mercado de los coches GT (nicho al que la empresa dirige todos sus autos de calle), afecta directamente en los resultados financieros.

Estamos ante una situación que seguramente no será la única. Esperamos que, aún así, no sea tan grave para los demás equipos del Gran Circo.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

siete + 7 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar