Previo GP de Austria y GP de Estiria: Conozcamos mejor el Red Bull Ring

Tras 8 meses de espera, los motores de la F1 volverán a rugir en una carrera del campeonato

@McLarenF1
0 52

Parecía que nunca iba a llegar, muchos incluso dudábamos de que este 2020 pudiéramos tener campeonato. Pero finalmente la situación mundial y las ganas de Liberty Media han podido con todo.

Y para empezar este campeonato 2020, lo hacemos con dos citas consecutivas en el Red Bull Ring. La primera la del fin de semana pasado. Que nos dejó un emocionante GP de Austria, para repetir está con el denominado GP de Estiria. Nombre del estado federal al que pertenece Spielberg, la ciudad donde se encuentra el circuito..

Tras once años ausente, el veterano circuito de Austria regresó hace seis temporadas  al calendario de la Fórmula 1 bajo el nombre de sus actuales propietarios. Spielberg, Osterreichring o A1 Ring, como ha sido conocido históricamente, es llamado ahora Red Bull Ring desde que la marca de bebidas energéticas austriaca lo comprase.

En este circuito, que albergó por primera vez una carrera de F1 en el año 1970, en el que se impuso el belga Jacky Ickx,  hemos vivido bonitas batallas y victorias de Alain Prost (en tres ocasiones), Michael Schumacher, Mika Hakinen o Niki Lauda.

Desde su retorno a la máxima categoría hace cuatro años, hemos vivido solamente victorias de dos equipos. Las cuatro primeras por la marca de la estrella plateada, las dos primeras de la mano de Nico Rosberg , en 2016 de Lewis Hamilton y 2017 por parte de Valtteri Bottas. El año pasado fue turno del Red Bull de Max Verstappen. Hace pocos días vimos como Bottas repetía.

Con sus  4,326 kilómetros y solo nueve curvas, se presenta como uno de los circuitos más cortos y simples del calendario. No obstante, sus estrecheces suelen ofrecer un buen espectáculo en pista. Como dato señalar que puede completarse una vuelta a este circuito en tan solo 69 segundos, que este año seguro que será alguno menos.

Ocupando un espacio central en el trazado, encontramos la estatua de un toro, de 50 toneladas, atravesando un arco realizado a partir del reciclaje de latas de Red Bull. Donde esperan unas gradas -azules y plateadas- también procedentes del reciclaje, en este caso de viejos hangares. Y el recuerdo en forma de estatua de Jochen Rindt, primer austriaco que participó en una prueba de F1

Se trata de un circuito rápido con dos zonas muy diferenciadas: una muy rápida, formada por dos largas rectas unidas por un viraje a la derecha de casi 90 grados, y otra más lenta y revirada. Además  se caracteriza tanto por sus fuertes desniveles,  una  pendiente máxima del 9,3%, como por su velocidad, con largas rectas y curvas rápidas que deberían facilitar la labor de los pilotos cuando estos quieran adelantar.

Sus diez curvas, ofrecen claramente, cuatro posibles zonas de adelantamiento .Tras la línea de meta, llega la curva 1, que es una curva cerrada de derecha. Traccionar bien al salir de esta curva,  es vital para afrontar la recta más larga del trazado, donde se pueden alcanzar los 300km/h. Aquí se ascienden unos 60 metros, llegando al punto más alto de la pista, hasta llegar a la curva 2, otra curva a derechas y muy cerrada, que es claramente el punto más factible para intentar un adelantamiento y la frenada más difícil, pasando de unos 300km/h a los 60 km/h.

Tras volver a acelerar en un ligero descenso llegamos a la curva 3, para, continuando con el ligero descenso, llegar a la zona técnica más exigente, en donde afrontamos diferentes curvas enlazadas con pequeñas rectas. Hasta llegar a la curva 8, las más rápida de todas y que tiende a abrirse hasta el exterior, para tras otra breve recta, afrontar la última curva del trazado que enlaza nuevamente con la recta principal.

 

Hablamos de un trazado entre montañas, con un asfalto suave y nada abrasivo, en la que la principal dificultad se encuentra en acertar con el set up por las fuertes frenadas que la caracterizan. Se necesita una alta carga aerodinámica, pero también buena velocidad punta, para afrontar las dos largas rectas.

En cuanto a las zonas de DRS, la primera estará en la recta de meta, justo después de la curva número 10 (última de la vuelta), también llamada Red Bull Mobile, con el punto de detección situado a escasos diez metros pasados de la penúltima curva del circuito, la Rindt. La segunda recta de DRS se hallará en la contrarecta situada entre la segunda (Remus) y la tercera curva (Schlossgold), contando que el punto e activación está situado antes de la frenada de la segunda variante. Y finalmente en 2018 se estrenó una zona de DRS extra, situada justo después de la curva 1.

Durante la carrera, se darán  71 vueltas a los 4.326 metros que componen el Red Bull Ring, para completar 307,146 kilómetros en total.

Para estas dos citas consecutivas, Pirelli ha decidido traer los compuestos C2, C3 y C4. Hay que señalar, que esta temporada y debido a las limitaciones por el COVID-19, los pilotos no realizan la habitual selección de juegos de neumáticos, si no que esta será igual para todos. Esta es 2 del compuesto más duro, 3 del medio y 8 del más blando.

Horarios completos

Viernes

  Libres 1: 11:00h

  Libres 2: 15:00h

Sábado

  Libres 3: 12:00h

  Calificación: 15:00

 Domingo

  Carrera: 15:10h

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

2 × tres =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar