El ‘MVP’ del Barclays Center fue Curry

Al fin llegó el duelo entre los MVPs, el partido que enfrentaba a Kevin Durant y Stephen Curry por ver quién era la cabeza reinante de la NBA a día de hoy. Está claro que ‘Roma no se construyó en un día’, y no se puede decir que uno sea mejor que el otro solo por 48 minutos de baloncesto, pero la realidad es que a día de hoy Stephen Curry es la cara de la NBA.

Foto: Getty Images
0 305

La fecha estaba marcada en el calendario de muchos, no solo de ‘los más cafeteros’ de este deporte. El mejor equipo de la NBA se medía a uno de los mejores. Un partidazo en Nueva York que iba a mantener a todos pegados al televisor. Y, por supuesto, el primer Curry vs Durant de este año, los dos máximos aspirantes al MVP a día de hoy con ganas de demostrar, de reinar y de ‘ganarse’ el uno al otro.

Un partido lleno de constelaciones que buscaba únicamente un ganador. Y por el momento el conjunto de La Bahía se mantiene como el mejor de la liga. El partido arrancó por todo lo alto en un gran primer cuarto que terminó 34-31: acierto de Durant, varios triplazos de Curry, buenas defensas puntuales, cositas de Looney o Briffin, la mecha de Harde.

A nadie le estaba defraudando el encuentro. Buenos minutos ahí de Bruce Brown, Kuminga (cada vez más minutos) u Otto Porter. Sin olvidar a un Iguodala que cerró de manera brutal el cuarto, con un triplazo sobre la bocina. De ese final para que los Nets no se recuperaron. Tuvieron un parcial en contra de 14-0 que ya fue inalcanzable, pues los intentos de Harden o KD por engancharse al encuentro eran disipados por los fogonazos de luz de un Stephen Curry brutal.

Tras ver ese cuarto nadie podía imaginarse que solo duraría 12 minutos más la batalla. Pero así fue. Del 24-32 para Warriors en el segundo cuarto (ya había ahí un +8 importante) a un escandaloso 18-35. Casi el doble de puntos para los de Steve Kerr en un cuarto en el que les salió de todo. Ah, y el tercero, como no. Wiggins y Poole acompañaron a Stephen Curry y entro todo elevaron a más de 20, y por momentos casi a 30, la ventaja de los suyos. 

Foto: @warriors
Foto: @warriors

Poco pudo hacer esta noche un Durant que tuvo su peor noche anotadora de la temporada y la primera por debajo de los 20 puntos: 19 con 6/19 en tiros de campo, por momento muy bien bloqueado por la defensa coral de Los Warriors como hombre ancla, inicio y fin de la rebelión. Tuvo delante a su excompañero con el recuerdo de 2019 ahí, y el ’23’ de Golden State no quiso otra noche marciana del de Washington.

Dicho y hecho. De hecho, el mejor de los Nets acabó siendo un James Harden que acabó con 24 puntos (diez de ellos desde la línea de personal), con Brown siendo con 14 el tercer máximo anotador de los suyos en una noche en la que les faltó Joe Harris por lesión y Mills acabó solo con 8 puntos. 

En los Warriors finalizó Wiggins con 19 puntos y muy buenos momentos, muy centrado y con tiros bastante acertados, incluyendo buenas jugadas de dos y un gran triple para cerrar él un cuarto, como también estuvo muy correcto un Jordan Poole que acabó con 17 puntos a pesar de errar sus siete intentos desde el exterior, teniendo como asunto pendiente esas 5 pérdidas que tuvo. Pero como salientes de la noche hay dos nombres: Draymond Green y Stephen Curry.

Green finalizó con 11 puntos, 6 rebotes y 8 asistencias en otra noche de esas de ‘todo en uno’ para el interior, que aparte de esas estadísticas siempre tuvo buenas defensas ante Harden, KD o Briffin cuando le tocó. Y cómo no Curry, imperecedero y anormal a la vez.

Acabó con 37 puntos en 29 minutos, lográndolos con 9 triples (lleva ya 37 partidos en esa estadística, más que si juntamos a sus cinco perseguidores) y un gran 12/19 en tiros de campo en la noche en la que pasó los 2.900 triples en la NBA y cada vez ve más cerca a Ray Allen, el máximo anotador de triples de la historia. Como dato el que reflejó en Twitter la cuenta StatMuse, perfecto para entender cómo está siendo su año: Stephen Curry tiene el mejor +/- de la NBA y la diferencia que tiene con el segundo es mayor que la que tiene este con el vigésimo séptimo en ese apartado. Que alguien lo interne, por favor. 

Ah, y acabando el tercer cuarto la grada de Brooklyn le gritó “MVP, MVP”. Sí, en el feudo del señor Kevin Durant. Privilegio de muy pocos.

Al término del encuentro, fue el propio Durant quien habló del trabajo en defensa de sus rivales y el nivel de Stephen: “Tienen defensores de gran tamaño y rápidos y muchachos que pueden ayudar. Así que ves cuerpos todo el tiempo cuando tienes el balón. Eso es lo que hacen las grandes defensas. Y luego hay algunos tiros que desearía no haber hecho. Realicé algunos al vernos 20 o 15 abajo… Quieres recortar tan rápido las distancias, que terminas haciendo tiros malos y apresurados”, explica Durant. “Está jugando a nivel All Star… Bueno, MVP… Nivel Hall of Fame”, concluyó el ‘7’ sobre Curry.

Señoría, no hay más preguntas. 

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar