Viviendo en las sombras. Lewis Hamilton y su lucha en la mitad de la parrilla

La comparación con su compañero de equipo y la falta de velocidad del Mercedes 2022 ponen dudas en la habilidad del 7 veces campeón del mundo

@MercedesAMGF1
0 401

La temporada 2022 hasta la fecha es el sueño hecho realidad para los detractores del Caballero del Imperio Británico Lewis Hamilton. No solo su auto languidece entre 7 décimas y hasta un segundo por detrás del ritmo de punta; su compañero de equipo, el joven de 24 años George Russell, le ha superado claramente en las primeras 7 carreras de la temporada.

Todos los adeptos del credo ‘Ha ganado solo por que ha tenido el mejor coche’ han encontrado la materialización de su Fe en las calles de Jeddah y, más recientemente, en las calles del Principado de Mónaco.

Pese a todo, Hamilton mismo y su jefe de equipo, Toto Wolff, han reiterado en múltiples ocasiones que, lejos de estar derrotados, simplemente se han enfrentado a una mala racha. Prometiendo que muy pronto regresarán a lo más alto.

@MercedesAMGF1

Wolff, hablando inmediatamente después del GP de Mónaco, negó que Russell sea ahora su piloto número 1:

“No, yo creo que hay que mirar los infortunios que Lewis ha sufrido hoy, tocándose con Esteban Ocon, y después quedarse atorado detrás de Fernando Alonso. Además de la bandera roja en la clasificación. Ya sabemos todo lo que le ha pasado en las otras carreras.

Yo creo que el péndulo regresará y se acabará la mala suerte de Lewis y entonces estará ahí dónde está George. Han estado prácticamente en el mismo ritmo siempre”.

El propio heptacampeón con la cabeza muy alta y sin presión visible en el rostro, sostiene que sigue en su mejor forma, presionando a su gente para que produzcan el mejor auto:

“Espero que para Silverstone tengamos el auto dónde lo necesitamos. Al menos para entonces podremos pelear con los demás por las victorias. Es por eso que yo trabajo todos los días, para que al llegar a nuestra cancha les podamos plantar batalla al tú por tú, en la carrera”.

Enviando un mensaje de confianza a su equipo, Hamilton expresó con claridad:

“Sé que cada persona en la fábrica está trabajando tan fuerte como les es posible para seguir avanzando con el auto, y no tengo dudas de que así será”.

Por el momento, la realidad del equipo es la siguiente: Son el tercer equipo más rápido, unas 6 o 7 décimas por detrás de la punta y 2 o 4 décimas por delante del pelotón de media tabla. Una buena clasificación les pone en el 5° lugar; un día malo les puede poner 8° o 10°.

Esa posición precaria nos ha permitido presenciar lo que hace muchos años no veíamos. A un Hamilton luchando codo a codo con los más aguerridos y duros pilotos de la parrilla, que no pierden el tiempo para mantener a raya al excampeón del mundo, simplemente por principio.

@MercedesAMGF1

El superestrella de la F1 está experimentando lo que tanto se le criticó a Valtteri Bottas y Sergio Pérez en temporadas pasadas. Clasificando en una posición dentro del pelotón de caza, permite que con mucha facilidad un auto le gane una posición en la salida. De todos es sabido que el W13 es más lento en las rectas que los autos equipados con motores Ferrari o, incluso, Renault.

Al intentar rebasar a autos apenas 1 o 2 décimas más lentos que su silberpfeil, pues todo puede pasar. Y de hecho ha pasado. No hay mala suerte, es sólo cuestión de números.

Entonces, lo que ha experimentado el inglés es la consecuencia natural de competir. Si además se le suma un reglaje del auto que no le satisface, sin mucho análisis, se entiende de dónde viene la ‘mala fortuna’ de Sir Lewis.

A todos los héroes, tarde o temprano, les llega la confrontación con su prueba suprema; todo el mundo había supuesto que esta tendría lugar contra otro gran campeón. La última prueba de Hamilton será contra su propio temple, su regreso a la cima. Dependerá más de su paciencia que de su habilidad extrema.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.